EMPLEO

«En solo un año he pasado de estar desempleada a ser encargada»

Ana Vallejo se formó en el programa Punto Formativo Incorpora y ya forma parte del equipo gerente en el restaurante KFC de Chiclana

M. Landeta
Actualizado:

Más de una veintena de jóvenes de Chiclana han encontrado trabajo tras realizar una formación específica de 250 horas con Punto Formativa Incorpora. Este programa basa su éxito en el entrenamiento de las competencias más buscadas por las empresas como son adaptabilidad, trabajo en equipo e iniciativa.

«En solo un año he pasado de estar desempleada a obtener un trabajo y ascender como encargada de un nuevo establecimiento. Aún no soy consciente de ello», explica Ana Vallejo. Ella fue alumna hace un año del programa y actualmente trabaja de encargada en el nuevo establecimiento de comida rápida que ha abierto recientemente en la localidad gaditana. Empezó su andadura laboral en el restaurante de comida rápida KFC de San Fernando donde «conseguí una nueva familia y, aunque por mi ascenso he tenido que dejarla, estoy segura que jamás la olvidaré».

Ana trabaja actualmente en Chiclana, donde ejerce de encargada. En su opinión, las nuevas incorporaciones de personal que se están produciendo en la compañía destacan por su entusiasmo. «Vienen a trabajar con ilusión y tienen ganas de superación con lo que pueden llegar a promocionarse como yo he conseguido».

Otros dos alumnos que han participado en esta acción formativa auspiciada por ‘la Caixa’, Fundación Cajasol y Arrabal-AID son Cristian Pavón e Isabel Zara. Para el primero, esta experiencia es «única e inolvidable porque me ha facilitado una oportunidad de trabajo y cosas aún más importantes. He empezado a creer en mí y ahora quiero superarme cada día, asumir nuevos retos. Sé que con esfuerzo, yo puedo». Para la segunda de las participantes, el paso por el programa formativo «ha sido maravilloso, hasta el punto de formar una segunda familia. Somos un equipo 10 desde el inicio y donde todos hemos conseguido la recompensa de trabajo». Saúl Florido, gerente de KFC y también formador lo tiene claro: la experiencia Incorpora es enriquecedora. «Empezar un curso con un grupo de jóvenes que están buscando empleo y ser testigo de su evolución produce una sensación muy satisfactoria». Florido destaca de este grupo recién formado su sencillez y el compañerismo. «Ves a 21 personas pero realmente trabajan como una y es curioso porque son perfiles muy diferentes», concluye.