Aspecto que presentaba el martes por la mañana el acceso a Urgencias del Puerta del Mar
Aspecto que presentaba el martes por la mañana el acceso a Urgencias del Puerta del Mar - ANTONIO VÁZQUEZ
SALUD

Situación "insostenible" en las urgencias

El área de emergencia de los hospitales gaditanos se convierte en una olla a presión tras el cierre de camas en verano y la reducción de la atención primaria

Los usuarios consideran que es el camino más corto para recibir atención entre julio y septiembre, lo que está provocando el atasco en las áreas de emergencia

CÁDIZActualizado:

«Vete para urgencias». Es la frase más usada en verano por los usuarios de la sanidad pública ante los ajustes por vacaciones en centros de salud, hospitales y ambulatorios. El cierre de camas y la reducción de médicos en las distintas áreas tanto de hospitalización como de atención primaria han convertido, un año más, el área de urgencias de los hospitales en auténticas ollas a presión.

Los pacientes, ante la falta de medios, consideran que es el camino más corto para ser atendido entre julio y septiembre. El resultado de este cocktail de circunstancias es la masificación de un servicio y el estrés de sus profesionales, que se ven impotentes para ofrecer un tratamiento de calidad. Los sindicatos CC OO y Autonomía Obrera ya advirtieron de esta situación a mediados de junio cuando el SAS publicó el cronograma vacacional y las sustituciones previstas para los centros sanitarios de Cádiz. Los representantes de Autonomía Obrera señalan que la situación es «insostenible» en las urgencias del Hospital Puerta del Mar, donde la presión es constante y no hay tregua.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) entregó a finales del pasado junio a los representantes de los trabajadores la organización asistencial para los meses de verano. Se trata de un plan similar al del año pasado, que incluye el cierre de algo mas de un centenar de camas en el hospital Puerta del Mar, así como una drástica reducción del servicio de Urología en el Clínico de Puerto Real y la sustitución de unas 50.000 jornadas de trabajo, algo «insuficiente» para los sindicatos, ya que el personal que sale de vacaciones es más elevado que el de relevo. A esta situación, los portavoces de la plantilla sanitaria destacaron en su momento que la provincia tiene una casuística distinta a otras, ya que es zona de costa y, por tanto, de mayor aglomeración turística. En el programa de verano del SAS también ya se advertía del cierre por la tarde de una docena de centros de salud de la Bahía de Cádiz.

Urgencias del Puerta Mar vive días negros ante la avalancha de pacientes derivados de los Distritos

El sindicato CC OO, por ejemplo, denunció públicamente el plan de vacaciones presentado por el SAS, «cuyas consecuencias no solo afectarán al personal sanitario sino también a todos los usuarios de este servicio público». Desde la central sindical se puso de manifiesto que el plan de vacaciones presentado por el SAS para este verano en los centros sanitarios de la provincia de Cádiz está marcado por los recortes.

El vaticinio de los sindicatos se ha cumplido, aunque desde Autonomía Obrera se insiste en que esta situación va cada año a más y a peor, ya que las sustituciones no son suficientes y la Administración trata de justificar el cierre de camas por obras de mejora y mantenimiento, «cuando la realidad es otra: la falta de personal».

Así, la escasa sustitución de los profesionales tanto en hospitales como en los centros de salud está provocando una ralentización del servicio, lo que implica una sobrecarga de trabajo sobre la plantilla que queda al frente de las distintas áreas. En el caso de las urgencias es aún mayor.

La lista de espera engorda

Precisamente, el pasado mayo, la Marea Blanca de Cádiz se echó de nuevo a la calle en defensa de una sanidad pública de calidad y en junio, esta misma organización, secundó las movilizaciones convocadas en Sevilla. Con la protesta se denunció la elevada lista de espera, no sólo en intervenciones quirúrgicas, sino también en los diagnósticos, de lo que responsabilizaron a la Junta de Andalucía por haber recortado 8.000 millones de euros de los presupuestos desde el principio de la crisis. Además, el portavoz de la Marea gaditana, el médico Antonio Vergara, lamentó que los ajustes de personal y servicios par el verano contribuyan a engordar esta lista de intervenciones.

El hospital de referencia gaditano cierra una media de 150 camas este verano de forma escalonada

El sindicato Csi incide en que las dos comarcas más afectadas por los ajustes de verano son el Campo de Gibraltar y la Bahía de Cádiz. Concretamente en el hospital Puerta del Mar se han tenido que reorganizar sobre la marcha servicios de hospitalización que estaban cerrados para poder atender a pacientes derivados de urgencias. Esta reorganización ha obligado, según el sindicato, a trasladar plantilla de un servicio a otro. Quizás uno de los casos más significativos de la situación que vive la sanidad gaditana en verano lo encontramos en el hospital de Puerto Real, donde el servicio de Oncología pasa de seis a dos médicos, sin embargo, el número de pacientes que recibe tratamiento es el mismo, «lo que genera en verano tensión y atasco».

Igualmente, el distrito de Chiclana, una de las zonas de la Bahía de Cádiz más saturadas de julio a septiembre, es donde más se nota el ajuste. Cuenta con dos centros de salud y uno de ellos cierra por las tardes.

Avalancha de pacientes

Este periódico ha podido saber que el servicio de urgencias del hospital Puerta del Mar vivió el pasado lunes una situación crítica de colapso al recibir pacientes derivados de zonas de distritos que no podían ser atendidas en origen. El hospital de referencia de la provincia ha cerrado este verano una media de 150 camas. Entre los servicios hospitalarios afectados por las obras de verano se encuentra la sección de Medicina Interna del Puerta del Mar, que cerrará de forma escalonada unas 32 camas entre julio y septiembre. Lo mismo ocurre con el área de Cardiología, cuyas obras de mantenimiento, obligan a clausurar 22 camas. Tampoco se libra de las reformas el área de Oncología y Patología Mamaria, donde se prevé un cierre de 16 camas. En el hospital San Carlos, de San Fernando, la adaptación de los baños de la séptima planta del inmueble supone la clausura de 22 habitaciones.

En todos los hospitales de la provincia se producen, por tanto, cierres de camas bajo la justificación de obras de mantenimiento. El sindicato Autonomía Obrera sostiene que se trata de obras menores y plantea por ello que se programen de manera gradual a lo largo de los meses de invierno para evitar su concentración en los tres meses de verano. El mantenimiento y repintado de las áreas de Cirugía Vascular, Digestivo y Traumatología del Puerta del Mar llevará al cierre de una media de 14 camas por sección entre agosto y septiembre.