El alcalde de Cádiz mantuvo este lunes un encuentro con los representantes sindicales que promueven la huelga del miércoles.
El alcalde de Cádiz mantuvo este lunes un encuentro con los representantes sindicales que promueven la huelga del miércoles. - LA VOZ
LABORAL

Los sindicatos más radicales quieren paralizar el sector del metal sin apoyos

Las centrales UGT y CC OO se desmarcan de la movilización y piden «cordura», mientras que la patronal de Cádiz califica de «ilegal» la protesta de este miércoles

CÁDIZActualizado:

La muerte el pasado 18 de mayo de dos trabajadores de la industria auxiliar naval de la Bahía de Cádiz ha sido uno de los argumentos para la convocatoria este miércoles de una huelga general en el sector del metal. Sin embargo, el paro no cuenta con un respaldo mayoritario a nivel sindical y con el rechazo total de la patronal, que considera la protesta "ilegal".

La división es patente entre las fuerzas sindicales mayoritarias y las alternativas. La movilización está promovida por los sindicatos minoritarios Autonomía Obrera, CGT y SAT, que incluyen también a la Coordinadora de Profesionales del Metal, CTA, Ustea y CNT El Puerto. Insisten en la precariedad laboral del sector y en la necesidad de tomar medidas para el cumplimiento del convenio colectivo.

Los convocantes de la huelga destacan también que la bolsa de trabajo sea controlada por los trabajadores, con acceso mediante criterios objetivos. Exigen también la contratación laboral directa por parte de las empresas principales.

Por su parte, UGT y CC OO se han desmarcado de este tipo de actos. Junto a la jornada de huelga prevista se ha convocado una manifestación a las 18.30 horas que partirá desde los aledaños del astillero de Puerto Real hasta la plaza de Jesús, donde se encuentra el ayuntamiento de la localidad

El paro está promovido por CGT, SAT y AO contra la precariedad y cuenta con la complicidad de Podemos

De hecho, la dirección provincial de UGT de la rama del Metal, considera que este tipo de actos se deben de organizar con más «cordura» y, sobre todo, con unidad. Según el secretario provincial de la federación del Metal de UGT, Antonio Montoro, el sector del metal agrupa en la provincia a más de 10.000 personas y «no se puede actuar de manera tan precipitada».

El objetivo de la protesta no es otro que paralizar la actividad en los tres astilleros y también en las empresas auxiliares de los polígonos del Trocadero y La Cabezuela. No obstante, Navantia, como empresa tractora, cumple con el protocolo de seguridad y prevención en riesgos laborales. De hecho, la siniestralidad en las plantas gaditanas está por debajo de la media nacional. La diferencia es de 17 puntos y no hay un fallecido en sus instalaciones desde hace más de veinte años. La siniestralidad se redujo en casi un 20 % en el último año, alrededor del 31 % si se toman en cuenta los accidentes con baja. La dirección del astillero de Puerto Real tutela a su vez la prevención de riesgos laborales del centenar de empresas auxiliares que cada día entran en su planta. De hecho, la compañía exige unos requisitos para la subcontratación.

Protestan contra la siniestralidad laboral y exigen que la bolsa de empleo sea controlada por los trabajadores

Para el sindicato USO, la precariedad es sinónimo de siniestralidad. El alto nivel de desempleo -superando algunas localidades el 30%- que sufre Cádiz trae aparejado unos niveles de precariedad laboral y, por consiguiente, «unas condiciones laborales insoportables». Este sindicato entiende que es el momento de crear una Mesa Provincial por el Empleo de verdad en donde estén representados todos, trabajadores, sindicatos, empresarios e instituciones relacionadas con el empleo con el objetivo de velar por los intereses de las plantillas tanto en la prevención como en sus condiciones de trabajo y que se cumpla la Ley de Prevención de Riesgos Laborales como los convenios de aplicación.

En opinión de USO, «es el momento de intentar sacar a esta provincia de la situación caótica en que está inmersa. Todos tenemos que remar en el mismo sentido y ahora, según este sindicato, es el momento para combatir la lacra del desempleo y las consecuencias que trae».

USO no está entre los convocantes, pero sí apoya el espíritu de la movilización. De hecho anima a la ciudadanía a acudir masivamente a la manifestación que tendrá lugar por la tarde. Toque esgrimen UGT y CC OO.

Sin representación

Por su parte, la Federación de Empresarios del Metal de Cádiz (Femca) expresó ayer su total rechazo a las reivindicaciones de la huelga que se pretende hacer pasado mañana, miércoles 13 de junio. La patronal plantea que esta convocatoria es «irregular», ya que entiende que los sindicatos convocantes no tienen la representatividad suficiente para organizar una huelga en el sector del metal.

La normativa laboral es clara al respecto y habilita exclusivamente para la convocatoria de este tipo de acontecimientos a las entidades sindicales que tienen un porcentaje de representación suficiente, que no es el caso de sindicatos convocantes. Al no cumplirse con esta base, «la huelga es ilegal».

Los empresarios alertan a las autoridades de que la convocatoria no reúne requisitos y piden protección

Al no cumplirse este requisito, cualquier acto que las entidades firmantes de la convocatoria, carece de toda legalidad. Por este motivo, Femca ha informado a las autoridades competentes acerca de su posicionamiento, rogándoles que tomen las decisiones oportunas para que el trabajo de las empresas se pueda desarrollar con normalidad. La representación empresarial se reserva incluso la posibilidad de iniciar la vía judicial para depurar responsabilidades en el caso de que a las empresas se les impida funcionar el día 13.

Para los empresarios, los objetivos que plantean los convocantes en alguno de los casos son absurdos, en el sentido de que el convenio colectivo y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales son ya de obligado cumplimiento. Es más, si estas entidades convocantes tienen conocimiento de que esto no se está respetando, y no lo denuncian, se están convirtiendo en cómplices de una posible infracción.

Mensaje equivocado

A partir de ahí, trasladan una serie de objetivos que carecen de sentido en el contexto actual y que suponen una grave amenaza para la pequeña industria de la Bahía, que estaría condenada a desaparecer.

Para Femca, esta iniciativa parece que está enfocada con contenido político para volver a cebarse con el tejido empresarial, existiendo otros cauces para obtener el espacio político que las entidades firmantes quieren obtener.

Por último, para los empresarios del metal resulta lamentable que continúen fomentando el mensaje de la siniestralidad laboral, cuando, gracias al esfuerzo de los trabajadores y de los empresarios, la siniestralidad laboral está en cotas mínimas en los últimos tiempos en el sector.

Este periódico ha podido saber que este martes por la mañana se celebrarán asambleas en distintos centros de trabajo de la Bahía para valorar la convocatoria y se realizarán también reuniones en los tres astilleros.