Votaciones celebradas el pasado 9 de julio en los centros de Navantia
Votaciones celebradas el pasado 9 de julio en los centros de Navantia - LA VOZ
LABORAL

Voz sindical para los astilleros

La constitución de los comités de empresa de Navantia en la Bahía se atasca en el astillero de Cádiz

Las factorías de Puerto Real y San Fernando ya cuentan con sus líderes, ambos de Comisiones Obreras

CÁDIZActualizado:

Los comités de empresa de los astilleros de Puerto Real y San Fernando ya se han constituido tras las elecciones sindicales celebradas el pasado 9 de julio. El sindicato CC OO se mantiene al frente de las dos factorías con mayor plantilla de la Bahía. De hecho, en la de Puerto Real, es una mujer, Margarita Forné, la nueva presidenta del comité. Por el contrario, la planta de Cádiz, donde ganó UGT, es la que aún permanece sin cerrar la composición de la mesa de los representantes de sus trabajadores.

LA VOZ ha podido saber que la planta de la capital, donde UGT se impuso por votos a CC OO, aunque ambas centrales lograron el mismo número de delegados, cuatro respectivamente, mantiene aún en el aire la composición de su órgano de representación. Todavía no se ha convocado el pleno de constitución y todo apunta a que será en septiembre cuando se llegue a un acuerdo para nombrar al nuevo presidente del comité. No hay que olvidar que, al igual que ocurre en política, UGT no ha sacado mayoría absoluta y necesita por ello de un apoyo para liderar el comité. En esta misma tesitura se encuentra CC OO, lo que significa que el único delegado del CAT es el que tiene la llave para despejar la incógnita y inclinar la balanza hacia uno u otro lado.

La factoría de San Fernando fue la primera de las tres plantas gaditanas en celebrar un pleno y nombrar presidente a Jesús Peralta, de CC OO, que revalida el cargo otros cuatro años. Las votaciones en el astillero isleño depararon una sorpresa ya que las ganó por votos el sindicato Csif, aunque obtuvo el mismo número de delegados que CC OO, seis. En esta misma factoría, el Colectivo Autónomo de Trabajadores (CAT) logró cinco representantes, mientras que UGT, repitió con 4. Este tanteo obligó a los cabezas de lista de cada candidatura a negociar para asegurar la presidencia del comité. Finalmente fue el apoyo del CAT el que ha permitido a CC OO mantener el liderazgo en la sede isleña.

Una mujer logra la presidencia del comité de la factoría puertorrealeña, en una situación delicada de carga de trabajo

Esta factoría se encuentra ahora con carga de trabajado gracias a la construcción de las cinco corbetas saudíes y a los encargos tecnológicos que ha recibido la Unidad de Sistemas del astillero para las nuevas fragatas F-110 de la Armada.

Por lo que respecta a la factoría puertorrealeña, la histórica sindicalista Margarita Forné, es la nueva presidenta de su comité. El resultado del pasado 9 de julio ha obligado a las centrales sindicales de esta planta a negociar para constituir el comité. Así, CC OO obtuvo 7 delegados, el Csif logró seis, todo un récord ya que era la primera vez que se presentaba, mientras que el CAT y UGT se repartieron dos delegados cada uno. Esta situación obligó a buscar un candidato de consenso. Los dos delegados de UGT apoyaron a la candidatura de CC OO, mientras que Csif votó en contra y el CAT se abstuvo. Este tanteo ha dado la presidencia del comité a Margarita Forné, la primera mujer que se pone al frente de un comité en astilleros.

A la espera de los barcos

Precisamente, la factoría puertorrealeña atraviesa un momento crucial en cuanto a carga de trabajo se refiere, ya que el negocio offshore ha sido el que ha relevado a la construcción naval, una situación que no contenta a los sindicatos, que prefieren que este astillero sea referente en construcción de barcos más que en obras eólicas. En estos momentos el astillero de Puerto Real tiene tres proyectos offshore entre manos.

Se trata de la construcción de 20 'upper jackets' para la primera fase de un macroproyecto eólico en el Mar del Norte. El complejo eólico donde se instalarán estas plataformas tendrá una potencia de 1.000 MW y su construcción ha sido dividida en tres fases. Se encuentra en aguas territoriales escocesas. La carga de trabajo de Navantia en esta fase, asciende a 382.000 horas de montadores, soldadores, pintores, electricistas y servicios auxiliares, lo que supone una generación de unos 250 puestos de trabajo en la zona durante el año que durará el contrato. Esta obra arrancó el pasado julio.

Por otra parte, está la construcción de una plataforma para albergar una subestación eléctrica para la empresa noruega Equinor Energy. La estructura irá al complejo petrolífero de Johan Sverdrup, en el Mar del Norte. El corte de chapa del primer bloque de la estructura fue el pasado 6 de agosto. Este proyecto dará carga de trabajo a 350 personas y su plazo de ejecución es de 17 a 25 meses.

Por último, el astillero construirá una de las cinco jackets flotantes asignadas al astillero de Fene, que por ajustes de tiempo se ha desviado a la planta de Puerto real. Igualmente, la planta puertorrealeña acogerá a partir de septiembre la reforma de varios cruceros, mientras sigue con el corte de chapa de varias secciones de las corbetas saudíes.