ACUERDO

El sector espera con cautela las repercusiones de la sentencia sobre el acuerdo de pesca

En la actualidad 45 barcos españoles, todos ellos de Cádiz, se benefician del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos

CÁDIZActualizado:

El sector pesquero andaluz espera con «cautela» y cierta preocupación a conocer las repercusiones de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que ha declarado que el acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos no es aplicable al Sahara occidental ni a sus aguas occidentales.

En declaraciones a EFE, el presidente de la asociación de armadores de Andalucía, Pedro Maza, ha explicado que los acuerdos pesqueros entre la UE y Marruecos siempre han incluido esta zona de pesca por lo que ahora se plantea «una situación nueva».

En este área faenan menos de una decena de grandes buques de distintos países, ninguno de ellos español, según Maza.

«A los españoles no les afecta directamente, pero indirectamente sí, porque estamos hablando de que cambia el marco global del acuerdo», ha subrayado Pedro Maza.

En la actualidad 45 barcos españoles, todos ellos de Cádiz, se benefician del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos, ya que les permite faenar en el caladero marroquí.

Para el sector español la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE es una noticia «agridulce», porque por un lado valida el acuerdo de pesca con Marruecos y no lo declara ilegal, pero por otro excluye de la aplicación del mismo las aguas adyacentes al territorio del Sáhara Occidental.

Por eso el sector pesquero español considera que ahora toca esperar «con cautela» las reacciones, especialmente por parte del gobierno de Marruecos, pero también de la Comisión Europea y de los distintos países.

«Se podría arreglar si hay voluntad», dice Pedro Mara, para quien ahora el futuro de este acuerdo queda en manos sobre todo de los políticos.

La sentencia llega cuando al actual acuerdo apenas le quedan meses de vida ya que el actual protocolo, que caducará el próximo 14 de julio, y cuando ya se han iniciado los primeros contactos preparatorios para la negociación de un nuevo convenio.