CONTENIDO PATROCINADO

La revolución digital nos ha transformado

Vivimos en una época en la que la tecnología nos facilita muchas tareas; algunas de ellas cotidianas y otras, no tanto

Actualizado:

Hace un par de décadas, los augurios sobre el siglo XXI aún tenían un componente de fantasía innegable. El cine y la literatura ha presentado esta época como un tiempo repleto de avances tecnológicos sorprendentes, en los que los seres humanos habríamos llegado a colonizar el espacio, contactar con otras civilizaciones fuera de nuestro planeta y desarrollado formas de viajar y comunicarnos más eficientes.

Ya llevamos unos cuantos años viviendo en este siglo, y algunas de las cosas que se imaginaban no se han hecho realidad. Otras sin embargo sí, llegando incluso a superar las expectativas. La era digital nos ha transformado, como podemos ver con unos simples ejemplos.

Vigilancia y seguridad en casa

Algo que no cambia con el paso del tiempo es la necesidad de sentirnos seguros en casa. Siempre ha sido así, aunque hoy disponemos de dispositivos que son de gran ayuda. Lo único que hay que hacer es consultar una tienda espía online y escoger entre sus productos aquellos que nos sirven para grabar o ver en directo lo que pasa cuando no estamos. Una tienda espia es un ejemplo de cómo la tecnología se puede aplicar a cualquier entorno. Desde cámaras ocultas en objetos cotidianos hasta grabadoras y micros que se pueden controlar desde el móvil, en la tienda del espía es posible hacerse con los últimos avances en seguridad y vigilancia doméstica.

Pasear en bicicleta sin esfuerzo

En materia de movilidad, la bicicleta siempre ha sido un medio de transporte eficaz, barato y ecológico. Además de hacer deporte, permite ir de un lado a otro más deprisa que caminando, por lo que mucha gente la utiliza para desplazarse al trabajo o en sus paseos por la ciudad.

Las bicicletas electricas hacen lo mismo, con la diferencia de que nos permiten circular sin cansarnos, a una velocidad constante y ayudándonos también cuando tenemos que subir una cuesta o el camino es más largo y complicado. Un avance tecnológico que combina lo bueno de la bicicleta con un motor eléctrico para asistir al pedaleo, pudiendo encontrar modelos que se recargan mientras nos movemos y cambiar a modo eléctrico cuando queramos.

El mundo online

Otro de los cambios que nos trae la revolución digital es un universo virtual, donde se abren muchas oportunidades. Desde tener una tribuna en la que hablar de lo que quiere cada uno hasta poner en marcha una tienda en línea donde vender productos de cualquier tipo.

Este entorno también presenta algunas necesidades nuevas, como garantizar que los datos se mantengan protegidos, razón por la que quienes crean una web buscan herramientas de seguridad en línea. Por ejemplo, comprar certificado ssl Verisign (Symantec) por un precio excelente que es uno de los productos más reconocidos por los usuarios, y que mejora la percepción de estos en cuanto a navegar por las páginas.

Y es que los certificados de seguridad online se han convertido en uno de los métodos más fiables de demostrar a quienes entran en un sitio que puede confiar en la autenticidad de la página y el esfuerzo por proteger toda la información que se recoge cuando se navega. Otro de los más conocidos es GeoTrust true businessid con ev, que utilizan muchas empresas para garantizar la seguridad de sus sitios web.

No hay (casi) nada que hagamos sin tecnología

En realidad, podemos decir que en el siglo XXI somos más tecnológicos que nunca. Estos son unos ejemplos, pero no hay más que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de cómo nos ha cambiado el revolución digital en áreas como la comunicación, el trabajo e incluso el ocio. Podemos decir con total seguridad que la era de la tecnología nos ha transformado. Y seguro que lo seguirá haciendo en el futuro.