La rehabilitación de viviendas fue la principal salida de los constructores durante la crisis.
La rehabilitación de viviendas fue la principal salida de los constructores durante la crisis. - A. Vázquez
Cádiz

La resurrección del ladrillo en Cádiz

El sector de la construcción se ha adaptado a las necesidades del mercado y pasa por su mejor momento desde el estallido de la crisis

CádizActualizado:

Las grúas dominaron el paisaje en años en los que España, en boca de su presidente del Gobierno, presumía por estar «en la Champions League de las economías mundiales». En 2007 el ladrillo era el principal beneficiario a la vez que sostén de la época de vacas gordas. Unos meses más tarde se empezó a hablar de «desaceleración económica» y, aunque en un primer momento Zapatero llegó a ver «brotes verdes», en 2011 encontrar una grúa pasó a ser misión imposible.

El sector de la construcción fue uno de los más perjudicados por la crisis económica. Entre el segundo trimestre de 2008 y el cuarto de 2012, se destruyeron más de 300.000 empleos, lo que supuso un descenso del volumen total de trabajadores en el sector de la construcción en Andalucía del 69%.

El pequeño constructor, que solía ser subcontratista dependiente de un grupo o compañía de mayor tamaño, tuvo que adaptarse a la nueva realidad. Se abrigó, además de las pocas licitaciones públicas que se ponían en marcha a nivel local, en las reformas. Y poco a poco, los que sobrevivieron, se especializaron en rehabilitación de viviendas y las nuevas tendencias del mercado. La construcción sostenible y respetuosa con el Medio Ambiente, orientada a disminuir las emisiones de CO2, fue una de las principales salidas.

Con la mejora económica, la obra nueva comienza a ser una opción. De hecho, la construcción residencial ha vuelto a aflorar y es uno de los principales motivos de la mejora del sector. Durante los primeros cinco meses del año, la obra nueva en Cádiz alcanzó los mejores datos desde 2009, duplicando incluso los registrados en 2018. Según los datos ofrecidos por el ministerio de Fomento, se concedieron 1.034 licencias de obra nueva en la provincia, lejos de las más de 6.000 registradas en 2017 pero muy por encima de la media durante los años de la crisis.

Las licencias de obra nueva alcanzan en Cádiz los mejores registros desde 2009 y duplican la media de los años de la crisis

«El sector en la provincia de Cadiz está en una clara estabilización. Le quedan todavía algunos años de crecimiento más sostenido, aunque el ritmo de aceleración de los últimos dos o tres años no seguirá siendo el mismo» explica Jorge Fernández-Portillo, secretario general de la organización empresarial del sector de la construcción en la provincia de Cádiz (FAEC).

El sector fue «de los primeros que sufrió la crisis», aunque durante la recuperación se está generando empleo«con mucha rápidez». De hecho, sólo en la provincia de Cádiz hay 30.000 ocupados en sector de la construcción. Es la tercera provincia con mayor ocupación en este sector en toda Andalucía.

El valor máximo del precio de la vivienda acumula tasas intermensuales de crecimiento con una continuidad muy manifiesta en los últimos meses, aunque aún se mantiene un 37% por debajo de 2008.

En el ambito inmobiliario residencial, Cádiz ha reproducido el patrón nacional. Un inicio de la recuperación en las grandes capitales acompañado de un crecimiento lento en la zona litoral. En los últimos años, apuntan desde FAEC, se ha intensificado la demanda de reposición en ciudades medianas, donde el sector también se ha abierto hueco. Se trata de una gran noticia para el mercado, teniendo en cuenta que hace referencia a las personas que quieren cambiar de vivienda y vender la que tienen para adquirir una mejor.

De esta forma, descartada Cádiz capital, que suele sufrir pocos vaivenes por las limitaciones del terreno, Jerez ha sido la ciudad que mejores noticias ha dado al sector. Tras una depresión «brutal» durante la crisis, el ámbito inmobiliario ha respondido en los últimos dos años a una demanda incipiente de compradores de vivienda.

La costa noroeste, las zonas de playa de la Janda y Jerez, claros ejemplos en la provincia de la mejora en los últimos tres años

La costa noroeste -Sanlucar, Chipiona, Rota- y las zonas de playa de la Janda -Conil, Tarifa, Zahara...- han destacado por la mejora en la construcción de viviendas, en la línea de las localidades costeras del resto de España.

El saneamiento de las haciendas locales, Diputaciones y Junta han propiciado también una mayor licitación pública. El sector ha sido tradicionalmente dependiente a la obra pública, que durante la crisis se frenó en seco. Desde FAECreconocen una «tendencia alcisista» en volúmenes de licitación pública, tanto estadísticamente como en inversión pública. Los datos hablan de una mejora del 30 por ciento en los últimos años.

Pero precisamente de esa mejora emana una de las principales preocupaciones del sector en la provincia de Cádiz, teniendo en cuenta que ha coincidido con un ciclo electoral que ha reunido elecciones andaluzas, nacionales y locales en menos de un año. «Estamos a la expectativa de qué va a pasar ahora con la inversión pública», explica Fernández-Portillo, que de momento asegura que «las previsiones de licitación no son preocupantes sino al contrario».