Los bomberos y la unidad de emergencias asisten a un trabajador herido
Los bomberos y la unidad de emergencias asisten a un trabajador herido - LA VOZ
SINIESTRALIDAD LABORAL

La provincia acumula 37 muertes en centros de trabajo desde 2013

Los sindicatos reclaman a la Inspección de Trabajo más presión de control y vigilancia sobre las pequeñas industrias

CÁDIZActualizado:

El mercado laboral gaditano se tiñe de negro otra vez. La muerte el pasado viernes de dos trabajadores de la industria auxiliar naval ha activado todas las la alarmas sobre la siniestralidad en la provincia. Los sindicatos, tanto los mayoritarios como las centrales alternativas, coinciden en advertir que la precariedad y la falta de medidas contundentes en materia de seguridad e higiene en el trabajo, han desembocado en un incremento del número de accidentes en el tajo. En los últimos cinco años, desde 2013, han fallecido en Cádiz 35 personas cuando trabajaban. A esta lista de defunciones hay que sumar ahora dos más.

El primer avance estadístico de 2018 elaborado por el Ministerio de Trabajo abarca de enero a marzo y en ese primer trimestre del año se han contabilizado en la provincia 2.723 accidentes, ninguno mortal. El fallecimiento de José Luis Fossati del Río, de 46 años, y José Daniel Valladares Millán, de 31, cuando soldaban una estructura de 4.000 kilos en un taller del polígono del Río San Pedro, abre la estadística mortal de accidentabilidad en Cádiz en lo que llevamos de año.

Los datos revelan que en los últimos cinco años la escalada de siniestros laborales en la provincia, lejos de bajar, ha aumentado año tras año. El responsable del área de Prevención y Seguridad Laboral de CC OO, José María Rodríguez, rechaza de plano la máxima de que a más actividad y más trabajadores, más accidentes. Para el sindicalista, la prevención y la inspección son claves a la hora de evitar siniestros por muchos trabajadores que haya en una empresa.

Los accidentes han aumentado en los últimos cinco años y en 2014 se batió un triste récord con 12 fallecidos

Los datos del Ministerio de Trabajo desvelan como en 2017 se certificaron 12.093 accidentes laborales en Cádiz con baja, de los que nueve fueron mortales. Uno de los siniestros más importantes se registró a mediados de agosto en Tarifa cuando dos trabajadores del hotel ‘100% Fun’ perdieron la vida al explotar un transformador eléctrico situado a escasos metros del lugar habilitado para su descanso. La deflagración provocó heridas a otros cinco empleados. La siniestralidad ese año subió con respecto al anterior en casi un 9%.

La muerte el pasado viernes de los dos obreros de la empresa Equimansur pone en evidencia el control y los mecanismos de seguridad que emplean algunas empresas en su cadena de producción. El sindicato CC OO cuestiona que la empresa cumpliera a rajatabla con el procedimiento para voltear una estructura de cuatro toneladas. En este sentido, el sindicato ha solicitado a la Inspección de Trabajo una mayor labor fiscalizadora de las empresas. La dirección del sindicato presentó este lunes una denuncia ante la Inspección de Trabajo en relación al accidente del viernes. LA VOZ ha podido saber que la Inspección prepara una campaña para visitar las zonas denominadas de alto riesgo en los polígonos industriales de la Bahía. En este sentido, CC OO ha pedido que se actúe de manera especial en las empresas de menos de 30 trabajadores, donde la representación sindical es mínima y donde, presumiblemente, se podrían estar cometiendo infracciones.

Desde el sindicato se ha puesto de manifiesto que este mismo martes se ampliará la denuncia «ya que tenemos serias sospechas de que los trabajadores de la empresa no estaban formados para una maniobra relacionada con el traslado de un portalón de cuatro toneladas».

El año de mayor mortalidad en el tajo en Cádiz fue 2014 con 12 fallecidos. La recuperación económica trajo una mayor contratación y, desde 2015, una reducción del desempleo, sin embargo, el número de bajas laborales por accidente fue en aumento. Así, de las 9.594 bajas laborales de 2013 se pasó en 2016 a 11.512. Los accidentes laborales han experimentado un nuevo repunte en el último año. Pese a todo, el incremento de la mano de obra contratada guarda relación con este aumento de la siniestralidad laboral. De hecho, la Fiscalía de Cádiz ya advirtió en octubre de 2016 la subida de los casos y denunció el atasco en sus despachos para tramitar los expedientes.

Los sindicatos insisten en que el accidente del viernes «se podría haber evitado» toda vez que la empresa hubiera realizado la evaluación de riesgos concretas para el movimiento de la pieza y haber destinado las pautas a seguir mediante la presencia de un recurso preventivo puesto por la empresa.

En el día de ayer se mantuvo una reunión con la Inspección solicitada por CCOO donde estuvieron miembros de la Secretaría de Salud laboral del sindicato con el Jefe de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la Inspección de Trabajo .

>> Denuncia de CCOO ante la Inspección de Trabajo: Pincha en este enlace para leer y descargar (Documento en PDF)