PLAN INFOCA 2018

Preparados para defender las 356.000 hectáreas de terreno forestal en Cádiz

«Desde el 1 de junio nos encontramos en periodo de máximo riesgo de incendio forestal»

CÁDIZActualizado:

El delegado de la Junta en Cádiz, Juan Luis Belizón, y el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ángel Acuña, acompañados del subdelegado del Gobierno andaluz en el Campo de Gibraltar, Ángel Gavino, han presentado este jueves los medios con los que cuenta el Plan Infoca en la provincia de Cádiz para defender las 356.000 hectáreas de terreno forestal en la provincia.

En un comunicado, Belizón ha explicado que «todo el operativo está preparado y a punto por si fuese necesario activar el dispositivo con medios humanos y materiales para evitar o minimizar al máximo las consecuencias de un incidente relacionado con el fuego en nuestros montes públicos».

En concreto, la provincia de Cádiz cuenta con 356.000 hectáreas de terreno forestal, de la cuales más del 30 por ciento son de titularidad pública, además de las de influencia forestal en las que también se actúa durante la campaña.

En este sentido, el delegado ha recordado que «desde el 1 de junio nos encontramos en periodo de máximo riesgo de incendio forestal en la provincia de Cádiz, que se extenderá hasta el 15 de octubre».

Continuando esa línea, Belizón ha recalcado que el presupuesto del Plan Infoca para la provincia gaditana asciende a 16,5 millones, casi un millón que el año anterior, y de esa cantidad 8,1 millones son para labores de extinción y otros 8,4 para prevención. «Es un dispositivo bien dimensionado y totalmente profesionalizado con los medios de extinción que realmente necesita Cádiz, y buena parte del presupuesto se destina a la contratación de personal», ha apuntado.

MEDIOS DEL DISPOSITIVO

Alrededor de 450 profesionales de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio componen el dispositivo provincial este verano. El Plan Infoca en Cádiz cuenta con cuatro centros operativos: el Centro Operativo Provincial (COP), y tres Centros de Defensa Forestal (Alcalá de los Gazules, Algodonales y El Estrecho), además de la red de puntos de toma de agua para las aeronaves y la red viaria forestal para el acceso a las zonas forestales y la helipista en La Almoraima.

En este punto, el delegado de Medio Ambiente ha recordado que se está trabajando ya para la construcción de un nuevo Cedefo en Algodonales. El proyecto está en fase de redacción, con una inversión aproximada de 3,5 millones de euros.

Como ha detallado Acuña, los medios materiales para la extinción con los que cuenta el dispositivo son una Unidad de Meteorología y Transmisiones (UMMT), y un total de doce vehículos autobomba y 40 vehículos para transporte de personal. La flota de aeronaves la componen tres helicópteros; uno pesado (posicionado en la finca de La Almoraima), y otros dos de transporte y extinción, ambos posicionados en los Cedefo.

«Esta campaña, una vez más, contaremos con la colaboración de la Guardia Civil, Seprona, Unidad Adscrita de Policía autonómica y Policía Local de los distintos municipios de Cádiz», ha apostillado Acuña.

CONCIENCIACIÓN CIUDADANA

Durante este periodo, está prohibida la realización de barbacoas, quemas agrícolas y el paso de vehículos a motor por espacios forestales y zonas de influencia forestal. Desde que se pusieran en marcha estas restricciones se ha reducido de forma considerable el número de siniestros derivados de estas prácticas.

Los delegados han resaltado que «la implicación ciudadana es fundamental para evitar los incendios y alertar de una posible emergencia llamando al teléfono del 112, por lo que este esfuerzo de vigilancia, unido a los medios humanos y técnicos del Plan Infoca, nos permite actuar de forma rápida».

Belizón ha agradecido la labor del director del COP, José Antonio González, y por extensión a todos los trabajadores y trabajadoras del dispositivo Infoca y agentes de medio ambiente en la provincia de Cádiz «que son los guardianes y los protectores de nuestro medio natural, siempre dispuestos y preparados para actuar en caso que fuese necesario por un conato de incendio o por un siniestro forestal en época estival, la de mayor riesgo».

LABORES PREVENTIVAS

El delegado territorial también ha hecho un balance de los trabajos preventivos que ejecuta el personal del dispositivo en los meses de bajo y medio riesgo y que son de suma importancia para evitar la propagación de los incendios durante el verano. Incluyen tareas de desbroce de vegetación, tratamientos selvícolas, así como el mantenimiento de los caminos y pistas forestales y una extensa red de cortafuegos de la provincia (800 kilómetros).

Como ha indicado, este año se ha actuado en unas 1.081 hectáreas de cortafuegos, los mecanizados en otras 276 hectáreas. Por otro lado, los desbroces y la reducción de vegetación benefician a más de 1.000 hectáreas de terrenos forestales. Además, se sigue potenciando con fines preventivos el uso del pastoreo controlado con ganado, el programa Rapca (Red de Áreas Pastos-Cortafuegos de Andalucía) que permitirá actuar en Cádiz sobre 351 kilómetros de líneas, áreas y fajas auxiliares, con más de 6.545 cabezas de ganado.

También, durante este año se van a invertir más de 400.000 euros en el mantenimiento de caminos forestales, tan necesarios para la seguridad y buena actuación de los bomberos forestales.

BALANCE 2017

Respecto al balance de siniestros el pasado año, Belizón ha señalado que en la provincia el número de conatos (incendios de menos de una hectárea) subió hasta casi el 86 por ciento (la media regional es del 80 por ciento).

En Cádiz también seguimos estando por debajo de la media de superficie afectada de los últimos diez años. De hecho, el año pasado la superficie quemada en Cádiz fue el uno por ciento del total de las hectáreas afectadas en toda Andalucía.

En total, fueron 67,25 hectáreas quemadas, lo que supone un récord histórico que se sitúa muy por debajo de la media anual que está en 352 hectáreas.

La acción humana aparece detrás de la mayoría de los incendios, ya sean intencionados (50 por ciento) o por negligencia. En total, solo el cuatro por ciento de los fuegos se originan por causas naturales --rayos, etcétera--, el resto (96 por ciento) lleva el sello del hombre ya sea de forma intencional, negligente o accidental.