INDUSTRIA

Preocupación en UGT-A por los ajustes de Airbus que podrían desmantelar la industria auxiliar

Manuel Jiménez ha señalado que desde Airbus no concretan el impacto en el empleo

CádizActualizado:

El sindicato UGT-A ha realizado este jueves una "valoración muy negativa" de los planes de Airbus en relación a sus ajustes en la estrategia de producción del A-380 y el A-400M, que prevén afectar a unos 3.700 puestos de trabajo en las plantas europeas, de los que 850 están en España, y ha alertado de su impacto en la industria auxiliar en Andalucía, hasta el punto de que podrían conllevar su "desmantelamiento".

Así lo ha trasladado el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT-A, Manuel Jiménez, tras la celebración de una reunión de trabajo al mediodía de este jueves en la que han participado los cinco sindicatos presentes en el comité de empresa de Airbus, entre los que se incluye el suyo, según ha explicado.

Manuel Jiménez ha señalado que desde Airbus "no concretan el impacto en el empleo" de sus ajustes, y en esa línea ha considerado que "nos están tomando el pelo", al tiempo que ha insistido en mostrar la preocupación de UGT-A por "el impacto que va a tener la reducción" de los programas del A-380 y el A-400M "en la industria auxiliar", porque, según ha abundado, se calcula que "por cada puesto de trabajo que se pierde en Airbus se pierden cinco en la industria auxiliar".

Por ello, ha considerado que los planes de Airbus suponen una "muy mala noticia para la industria aeronáutica en la comunidad autónoma", y ha advertido de que UGT-A está "en contra de que se pierda un solo empleo", tanto "eventual como directo", algo que teme que pueda ocurrir.

En esa línea, ha defendido que Airbus no puede "tirar al retrete" las inversiones que por parte de las administraciones se han puesto encima de la mesa, y ha explicado que UGT-A ha mantenido una reunión "al máximo nivel" presidida por su secretaria general, Carmen Castilla, pero la empresa "no concreta nada" y "lo deja todo en el aire, con mucha ambigüedad".

El gato y el ratón

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha explicado este jueves que ha hablado con responsables de Airbus en estos días, quienes le han trasladado que "se mantiene la carga de trabajo" en torno al A-380 y al A-400M "hasta el año 2030 seguro, porque están vendidos todos los que en estos momentos se están desarrollando en las distintas plantas de ensamblaje que hay en Andalucía", así como le anuncian que "va a haber nueva carga de trabajo que se va a trasladar aquí, fundamentalmente a los sitios donde podría impactar más".

Sin embargo, el representante de UGT-A cree que Airbus "no ha actuado de manera honesta" con Susana Díaz, y la empresa "está jugando al gato y al ratón", porque "no le están dando" a la administración "todos los datos", que, según ha abundado, son "realmente malos" según lo que "nos han trasladado los máximos responsables de sindicatos dentro de la empresa".

Así las cosas, desde UGT-A advierten de que no se van a quedar "de brazos cruzados", y aunque van a esperar a la reunión que Airbus mantendrá con el comité intercentros en España el próximo día 15 de marzo, Manuel Jiménez anuncia que si el ajuste de la empresa "tiene un impacto como el que hablamos en la industria auxiliar", no descartan convocar "una huelga general dentro del sector" aeronáutico, ni "ningún tipo de movilización" si los planes generan esa pérdida "como consecuencia".

No adelantar acontecimientos

Por su parte, el secretario general de la Federación de Industria de CCOO-A, José Manuel Moreno Cerrejón, se ha mostrado este jueves partidario de "no adelantar acontecimientos" y esperar a la reunión con el comité intercentros del próximo 15 de marzo, donde "se nos detallarán los planes para España" y sobre "cómo va a impactar" el ajuste en el país, antes de realizar una valoración sobre lo conocido este miércoles.

"Hasta el momento todos son rumores y filtraciones", ha señalado a Europa Press el representante de CCOO-A, quien ha indicado que desde el sindicato quieren saber "realmente cuál será la implantación" del ajuste de la empresa, porque "de manera aislada no puede juzgarse el impacto".

En ese sentido, ha explicado que hay programas en los que "ha subido la producción", y habrá que saber "la medida real de cuántos (trabajadores) sobran de unos y cuántos se incorporan" a otros para valorar globalmente el impacto de los ajustes.

Además, Moreno Cerrejón ha confirmado que "hay carga de trabajo pendiente de llegar a Andalucía, trabajos de 'retrofit' del A-400M que tienen que llegar", y "no se van a terminar los programas del A-400M y el A-380M", si bien "la cadencia de las entregas y la fabricación baja", y ello "podría generar algún excedente" de puestos que "podría recuperarse en otros programas", según ha insistido.

Planes de Airbus

Cabe recordar que Airbus ha confirmado que los ajustes en la estrategia de producción del A-380 y el A-400M afectarán a unos 3.700 puestos de trabajo en las plantas europeas, de los que 850 están en España, según el plan presentado al comité de empresa europeo este miércoles.

De este "máximo de 850 puestos de trabajo" que se verán afectados en nuestro país, la compañía aplicará "medidas de flexibilidad" para recolocar a los trabajadores entre los diferentes programas y divisiones durante los próximos tres años, aunque también podrá haber bajas, según confirmaron fuentes de Airbus España a Europa Press.

La compañía informó de que inicia ahora un "proceso de interlocución social con los representantes de los trabajadores, a nivel tanto europeo como nacional, a fin de analizar las posibles implicaciones en el empleo de la compañía y para poner en marcha conjuntamente medidas paliativas". Para ello, tendrán una reunión con el comité intercentros en España el próximo día 15 de marzo.

Asimismo, la empresa explicó que "no es nuevo" que haya programas que suban y bajen la producción, e insistió en la calidad del convenio colectivo de los trabajadores de Airbus, que permitirá recolocaciones entre programas y divisiones en sus plantas de Getafe (Madrid), Illescas (Toledo), Sevilla, el Puerto de Santa María y el Puerto Real (Cádiz) implicadas en la producción del A-380 y el A-400M.

Las fuentes del fabricante aeronáutico han explicado que, aunque "aún no se conocen los movimientos entre las plantas con seguridad, la flexibilidad va por ahí", y que dependerá de las negociaciones con sindicatos.

Asimismo, anunciaron que la ambición de la compañía es conseguir el máximo de recolocaciones y que el número de personas afectadas llegue "a cero".

Ajuntes de producción

En cuanto al programa del A-400M, la producción se ajustará a ocho unidades al año a partir de 2020, tras una producción de quince A-400M en 2018 y once unidades en 2019. Este ajuste se produce a raíz de las conversaciones que se han mantenido con las naciones clientes de lanzamiento del A-400M.

Por su parte, el programa de producción del A-380 se ajustará de los doce en 2018, ocho en 2019 y hasta seis entregas al año. Esto permitirá "dar vida a la producción en España" durante diez años.