Foto de familia de los premios UNO, en el acto celebrado en la sede de la patronal gaditana.
Foto de familia de los premios UNO, en el acto celebrado en la sede de la patronal gaditana.

Premio a la integración laboral de discapacitados

Las empresas Bayport, Partida Aduanas, la cadena hotelera Hipotels y Sígname han sido las galardonadas

CádizActualizado:

Las empresas Bayport, Partida Aduanas, la cadena hotelera Hipotels y Sígname, en la categoría de autoempleo, han resultado ganadoras de la IX edición de los Premios UNO a la integración laboral de personas con discapacidad, que otorgan el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física (CRMF) de San Fernando, la Federación Gaditana De Personas Con Discapacidad Física y Orgánica (FEGADI) y la Confederación de Empresarios de la provincia de Cádiz.

Estas cuatro empresas han recibido el premio –obra del artista Antoni Gabarre- en el transcurso de una ceremonia celebrada en la sede de la CEC en Cádiz, en presencia del subdelegado del Gobierno de la Nación, José Antonio Pacheco, autoridades y una nutrida representación empresarial y de colectivos en favor de la integración de toda la provincia.

Los Premios UNO se otorgan a aquellas empresas que favorecen la incorporación a sus plantillas de personas con discapacidad, o bien, en la adaptación de los puestos de trabajo al personal que así lo requiera.

En la misma ceremonia, también se ha hecho entrega de una mención especial a Decathlón El Puerto de Santa María «en reconocimiento a su accesibilidad al colectivo de personas con discapacidad auditiva».

Han presidido el acto la directora gerente del CRMF-Imserso de San Fernando, Concha Mayoral Mayoral; el presidente de FEGADI COCEMFE, Francisco Márquez Liñán, y Javier Sánchez Rojas, presidente de la Confederación de Empresarios de la provincia de Cádiz.

Las empresas galardonadas han destacado en sus respectivos agradecimientos el valor, más allá del estrictamente laboral, de la incorporación de las personas con discapacidad en sus plantillas. Especialmente emotivo ha sido el agradecimiento del galardón al autoempleo, a Araceli Hervías, quien con una discapacidad auditiva ha puesto en marcha la iniciativa emprendedora Sígname, precisamente para romper las barreras de comunicación a las que se enfrentan las personas sordas las 24 horas del día.

En el capítulo de las intervenciones finales de estos Premios UNO 2018, que también han contado con la presencia del subdelegado del Gobierno, José Antonio Pacheco, encargado de entregar uno de los galardones, la presidencia ha destacado el sentido de responsabilidad de estas empresas a la hora de incorporar y normalizar la vida de personas con algún tipo de discapacidad, poniendo de relieve la evolución que, en esta materia, se ha experimentado desde los primeros Premios Uno, hace catorce años ya, hasta el nivel de sensibilización actual, haciendo una llamada a seguir recorriendo el largo camino aún pendiente para la plena integración laboral de personas con discapacidad.

De hecho, el presidente de la CEC, Javier Sánchez Rojas, ha destacado la creación de estos Premios UNO como “hito en los cuarenta años de existencia de la Confederación” y ha ofrecido el dato recién hecho público de las 1.993 personas con discapacidad contratadas en la provincia en los diez primeros meses del año, que supone un 15,3% más que en el mismo periodo del año pasado.

Por su parte, Francisco Liñán, presidente de FEGADI COCEMFE ha aludido a los primeros momentos de la colaboración de la iniciativa y a la adolescencia de estos premios sobre los que se persigue “que lleguen a la madurez”.

Finalmente, la directora del CRMF-Imserso, Concha Mayoral, ha explicado, parafraseando a Machado que “se hace camino al andar”, en alusión a la historia y al recorrido creciente de los premios y ha puesto en valor el empleo como un elemento fundamental para promover la autonomía de las personas con discapacidad.