Uno de los 'muleros' entrando en un banco para sacar el dinero del cobro de una víctima.
Uno de los 'muleros' entrando en un banco para sacar el dinero del cobro de una víctima. - LA VOZ
SUCESOS

Desmantelada una red en San Fernando que estafó por Wallapop a cerca de 800 personas

En la operación se han detenido a veinte supuestos implicados, de los que siete han ido ya a prisión. Se calcula que pudieron estafar más de 200.000 euros

Utilizaban el DNI de algunas de sus víctimas para engañar a otros y ofertaban artículos como gangas que nunca entregaban

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La alarma saltó hace ya años cuando a la Comisaría Provincial de Cádiz comenzaron a llegar decenas de denuncias de usuarios de conocidas plataformas de compraventa on line de artículos que habían sido estafados. El modus operandi coincidía y los fraudes eran en la mayoría de las ocasiones sobre supuestas gangas con las que les habían engatusado a las víctimas pero que jamás llegaron a tener en casa.

Tras recabar toda la información que les iba llegando, los agentes de la Unidad de Delitos Tecnológicos de la comisaría gaditana dieron con los presuntos autores de estos engaños. Así en 2018 bajo la instrucción de un juzgado isleño comenzaron a detener a los implicados. Habían formado toda una red de personas que habrían estafado a cientos de usuarios de estas plataformas de toda España a través sobre todo de la popular Wallapop.

En esta operación de la Policía Nacional, que anteriormente se llamó 'Wallastop' pero que bajo la tutela de la Audiencia Nacional ha tomado ya el nombre de 'Ruder', se han detenido a veinte personas, de las que siete ya ingresaron en prisión hace meses. También se realizaron numerosos registros donde se encontraron las pruebas que soportan estas acusaciones.

La red comenzó haciendo estafas a una escala menor, pero, bajo el mando de uno de los cabecillas, un joven isleño llamado Abel y viejo conocido de los policías, se fue urdiendo todo un entramado de personas que comenzaron a trabajar en este 'negocio' del engaño.

El 'modus operandi' consistía en publicar de forma múltiple y reiterada decenas de anuncios de artículos inexistentes en los principales portales de compraventa de artículos entre particulares como Wallapop, Milanuncios o eBay, entre otros. En ellos ponían datos falsos e insertaban fotos de otros anuncios reales de anteriores víctimas o sacadas de internet. Iban publicando los anuncios según iban 'picando' los afectados o ponían otros, si se los borraban por alguna sospecha.

Para rematar el engaño y darle mayor credibilidad a los que se interesaban por alguno de estos artículos llegaban a crear perfiles falsos en las redes sociales, vinculándolos a DNI de víctimas anteriores. Llegaban incluso a interactuar con los estafados. En esas fotos de perfiles utilizaban fotos familiares, con niños, etc... que pudieran dar una mayor credibilidad. Pero tras esas imágenes lo que realmente se escondían eran unos delincuentes. También se hacían 'selfies' que enviaban a los perjudicados, mostrando los DNI pero ocultando sus rostros.

La mayoría de las ofertas eran de productos de valor pero que los ofrecían como gangas. Por ejemplo Termomix a 500 euros o Play Statios o drones a 200. Alguna vez se llegaban a grabar (sin mostrarse ellos mismos) llevando el paquete a Correos para que les enviaran el dinero. Se calcula que pudieron llegar a engañar a unas 800 personas en una estafa que podría alcanzar los 200.000 euros, aunque dicho fraude ha podido ser mucho mayor ya que muchos de los afectados nunca llegaron a denunciar (por importes menores).

Usaban a 'muleros'

Cuando todo este 'teatro' iba por el buen camino entonces pedían el dinero. Solicitaban al perjudicado que se lo ingresara por transferencias a cuentas bancarias y giros postales. Para ello utilizaban a 'muleros', gente que a través de los años fue colaborando con la red y que a cambio de una comisión abrían estas cuentas o recibían los giros.

Pero también utilizaban las nuevas modalidades de pago que ofrece internet como aplicaciones electrónicas ofreciéndoles además suculentos descuentos si elegían esta opción (porque para ellos era menos comprometido y no les costaba el dinero del 'mulero'). Este sistema permite a una persona transferir dinero a otra por medio de un código que llega al móvil y extrayéndolo con esa clave de cualquier cajero. En este sentido, se ha constatado el uso de cientos de tarjetas de telefonía a nombre de identidades falsas o de otros terceros que no lo sabían para poder hacer esta transacción.

Los dirigentes están investigados como presuntos autores de un delito de pertenencia a organización criminal y delitos continuados de estafa, blanqueo de capitales, y usurpación de identidad. El resto de colaboradores en función de su grado de participación han sido investigados como presuntos autores de los delitos de estafa, usurpación y blanqueo de capitales.

La investigación que comenzó ya en 2015 continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. En esta operación han colaborado también las Unidades de Delitos Tecnológicos de Zaragoza, Valladolid y Écija.

Más información: Gente muy joven y delincuentes habituales, los 'reyes' isleños de las estafas por Wallapop