Los apartamentos turísticos crecen cada verano
Los apartamentos turísticos crecen cada verano - L. V.
TURISMO EN CÁDIZ

Conil pide colaboracón ciudadana para paliar las molestias de los pisos vacacionales

Puede traer aparejados multas de 100 a 300 euros o en determinados casos hasta 700 euros

ConilActualizado:

El alcalde de Conil, Juan Bermúdez, ha llamado una vez más a la necesaria implicación ciudadana e institucional para hacer frente a las molestias que algunas personas poco respetuosas causan en su estancia en pisos de alquiler vacacional de la localidad, imposibilitando el descanso de numerosas personas, vecinos y turistas, que residen o se alojan a su alrededor.

En este sentido recordó que la entrada en vigor de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana que el Ayuntamiento aprobó en 2017 ha posibilitado no tener que depender de las mediciones sonoras para iniciar expedientes sancionadores, sino que la simple constatación de la existencia de molestias para los vecinos, muy especialmente de 23 a 7.00 h., puede traer aparejados para sus causantes multas de 100 a 300 euros para cada uno de ellos, o en determinados casos hasta 700 euros.

Para atajar este problema que reconocen común a todos los municipios que, como Conil, reciben una gran afluencia de turismo en verano, pero que en palabras de Juan Bermúdez “no podemos normalizar hasta el punto de considerar que es consecuencia del turismo, ya que no es así, es consecuencia de actitudes incívicas y mala educación de unas pocas personas que hacen mucho daño a la convivencia con el resto”, el ayuntamiento, a través de su alcalde, insiste en la necesidad de contar con la colaboración institucional y la ciudadana.

En cuanto a la institucional, recuerda que la competencia de alta e inspección de los pisos turísticos es de la Junta de Andalucía, y le insta a disponer de más refuerzos para la inspección, “ya que no se trata solo de estar de alta, sino cumplir con todas las obligaciones que la normativa establece, incluidos el control sobre las actividades, instalaciones, trámites, etc. Y sería conveniente revisar una norma en aras a facilitar no solo la tramitación administrativa sino también la convivencia con la ciudadanía, como pasa con el resto de alojamientos turísticos, de tal forma que puedan sancionarse incumplimientos de aforo”. En ese sentido recordó que el Ayuntamiento de Conil y la Policía Local acordaron un protocolo de actuación con el Registro de Turismo en Cádiz, agradeciendo la disponibilidad de la Delegación provincial, pero que tiene efectos sobre la inscripción de la vivienda, ya que este organismo no puede ir más allá. Es necesaria una actuación coordinada entre ayuntamiento y junta de Andalucía, y “estamos seguiros que otros ayuntamientos se unirán a este empeño, ya que estos problemas no son comunes a todos”.

Respecto a la ciudadana, Juan Bermúdez llamó a la responsabilidad de los propietarios de los pisos de alquiler vacacional. “Deben estar pendientes de lo que pasa en su casa, y a quien meten, porque nos perjudica a todos y todas, nos solo a los vecinos sino a toda la industria turística de Conil. La imagen que dan personas poco respetuosas haciendo mucho ruido a altas horas de la noche nos perjudica, no es el turismo que deseamos, ni el que desea la ciudadanía. Deben limitar el número de personas que acceden a la vivienda, e instar a cumplir las normas de convivencia. Si no es así, el propietario puede resolver el contrato, instar al abandono de la vivienda e incluso si mediara engaño, por ejemplo en el número de personas que se han alpojado, podría denunciar por fraude. La Policía Local le acompañará en el proceso”.