Imagen del pasado julio del nudo de Tres Caminos
Imagen del pasado julio del nudo de Tres Caminos - ANTONIO VÁZQUEZ
INFRAESTRUCTURAS

La obra de Tres Caminos sigue en el aire tras concluir 2018 sin su licitación

El Gobierno del PP dejó el proyecto concluido y consignado el pasado febrero, pero el PSOE dice que aún quedaba el plan de construcción, que se redacta en este momento

CÁDIZActualizado:

La obra del nudo de Tres Caminos vuelve a quedar atrancada en la maraña administrativa. El Ministerio de Fomento redacta ahora el proyecto de construcción para sacar la obra a licitación. Fuentes ministeriales han confirmado a LA VOZ que el proyecto de obra no estaba tan concluido como anunció el PP en 2018. Según Fomento, quedaba un trámite por cumplir sobre lo referido por el gobierno de Rajoy. De cualquier forma, la obra no ha sido aún licitada y tampoco hay fecha en el calendario para ello.

El presupuesto elaborado por el anterior gobierno del PP reservó para 2018 un total de 2 millones de euros para arrancar esta infraestructura, clave para la distribución del tráfico en la costa gaditana. De hecho, tanto la exministra Ana Pastor como su sucesor en la última etapa del gobierno de Mariano Rajoy dejaron el proyecto preparado para su licitación y adjudicación, según se anunció. Así, el presupuesto de 2018, que aún sigue prorrogado por el gobierno del PSOE, planificó la ejecución de la obra en cinco anualidades con una inversión de 41,2 millones de euros, mucho menor que la prevista inicialmente, que rondaba los 76 millones de euros. Finalmente, el trazado se concretó en una ampliación de carriles sin necesidad de nuevos puentes como se recogía en el proyecto primero.

La reordenación cuenta con una inversión de 41 millones y estaba previsto arrancar el año pasado para terminar en 2021

Arranca un nuevo año y, de momento, no hay fecha prevista para adjudicar la obra. No obstante, el propio Ministerio de Fomento, que ahora dirige el socialista José Luis Ábalos, ha desmentido categóricamente que existan obras bloqueadas, como aseguraba el pasado miércoles una información del digital OK Diario, en la que se ponía de manifiesto que el Gobierno de Pedro Sánchez solo había ejecutado el 54,5% de las inversiones comprometidas y advertía del bloqueo en aquellas que no había sido adjudicadas.

Fuentes de Fomento han destacado a LA VOZ que el proceso inversor sigue adelante y un ejemplo de ello son los 200 millones de euros liberados en el Consejo de Ministros del pasado 21 de diciembre para mejoras en carreteras de toda España.

No obstante, las mismas fuentes consultadas por este periódico destacan que se espera la aprobación del nuevo presupuesto de 2019 para actuar en algunas inversiones clave en el territorio español. Entre ellas se encuentra la reordenación de Tres Caminos, que cuenta con consignación presupuestaria hasta 2021.

Inversión en cinco años

El proyecto que dejó sobre la mesa el PP comprendía cinco anualidades y concentraba entre 2019 y 2020 los mayores pellizcos de inversión, con 10 y 18 millones de euros, respectivamente. Es decir, reservó para 2017 un millón de euros, dos millones para 2018 y remataba 2021 con diez millones. El presidente provincial del PP y senador, Antonio Sanz, dio un toque de atención a finales del pasado agosto al Gobierno central en relación a esta obra, ya que se dejó preparada para licitación en febrero de 2018 y temía que el nuevo gobierno de Sanchez la dejara para 2019. Sanz criticó entonces el retraso que acumulaba «una obra prioritaria proyectada por el PP».

El temor de Sanz lo confirmó el pasado noviembre el nuevo subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, quien afirmó que 2019 sería el año de la obra de Tres Caminos. Pacheco señaló entonces la intención del Gobierno de que la obra tuviera una partida en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 y sembró la confusión al advertir que no existía ninguna dotación presupuestaria previa, algo que choca con el presupuesto presentado por el Gobierno del PP y que queda reflejado en las inversiones del Ministerio de Fomento de 2018.

Fomento aguarda al nuevo presupuesto de 2019 para meter mano a una obra clave para la Bahía

LA VOZ adelantó en marzo de 2018 la nueva reordenación del nudo, según el proyecto aprobado por el PP. El nudo de Tres Caminos se dibujó hace más de tres décadas para facilitar la conexión en la Bahía de Cádiz y acercar las playas de Chiclana y Conil al interior de la provincia. Sin embargo, el paso del tiempo ha terminado por romper las costuras de esta vía de comunicación, que se convierte cada verano en un amargo punto negro del mapa gaditano de carreteras. El paso de turistas con ganas de llegar a la costa, la presencia en la zona de uno de los complejos industriales más importantes de la Bahía y la apertura de grandes superficies comerciales en su entorno han hecho saltar por los aires un nudo que se proyectó para la mitad de los casi 60.000 vehículos que lo cruzan ahora a diario. Se trata de una incidencia de tráfico similar a la que soportan juntos los dos puentes de Cádiz. La confluencia de tres autovías en un mismo punto (A-4, A-48 y CA-33) complican sobremanera la circulación por este enlace.

El subdelegado del Gobierno en Cádiz advierte que 2019 será el año de la obra de Tres Caminos

Las quejas de la patronal de empresarios y las disputas políticas sobre una actuación urgente tuvieron respuesta en 2017 tras quince años de demora. El entonces director general de Carreteras del Ministerio de Fomento, Jorge Urrecho, remitió una carta en octubre de aquel año a los alcaldes de la Bahía mostrando su compromiso para dotar de presupuesto la licitación de las obras del nudo de Tres Caminos en los próximos ejercicios, es decir, entre 2017 y 2021. De esta manera, el Gobierno central daba respuesta a la unánime petición que, a primeros de septiembre y tras un verano en el que se registraron importantes retenciones de tráfico, realizaron los alcaldes de Cádiz, San Fernando, Puerto Real y Chiclana, a través de la Mancomunidad de la Bahía. Los regidores demandaron una solución urgente y decidida a un problema que se origina cada verano, causando un grave perjuicio a la imagen de la Bahía y a su desarrollo económico.

La respuesta definitiva a este problema de circulación llegó a mediados de febrero de 2017 cuando el Ministerio de Fomento publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la solución definitiva para mejorar el nudo. Con esta medida administrativa, Fomento abría por fin la puerta a la licitación de la obra.

Finalmente se ha optado por una solución menos agresiva que incluye la ampliación de los carriles

La construcción del puente Zuazo en el siglo XVI fue el principio de la conexión entre Chiclana y San Fernando y el trampolín hacia Puerto Real. Desde entonces, este punto estratégico de la geografía provincial ha ido engordando hasta convertirse en un monstruo que se ha desbocado. La confluencia de tres autovías en un mismo punto (A-4, A-48 y CA-33) complican sobremanera la circulación por este enlace. El gobierno socialista de Rodríguez Zapatero incluyó la obra de reordenación en sus presupuestos durante cuatro años seguidos, aunque con partidas pequeñas pese a ser una obra faraónica.

El entonces ministro de Fomento, el socialista José Blanco, dio luz verde a un proyecto de calado para enmendar la situación. De esta forma, su equipo redacto una intervención entre 2009 y 2010 que obligaba a desembolsar unos 70 millones de euros. La llegada del PP al poder en noviembre de 2011 dio un giro al proyecto y en 2012, la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, introdujo modificaciones que llevaron a la reordenación hasta los 79,6 millones de euros. Finalmente , el proyecto definitivo, se ha quedado en una solución más suave sin convertir el cruce en un escalextric. Así, se opta por una ampliación de los carriles, la mejora de las áreas de aceleración y desaceleración que permitirá aliviar la circulación y aumentar la velocidad.