Kubati, durante otro acto, junto a una de las detenidas.
Kubati, durante otro acto, junto a una de las detenidas.
PROVINCIA

«Nunca tuvo que haber salido de prisión, esos no cambian»

El hermano del guardia civil de Vejer asesinado por el etarra Kubati, se siente «satisfecho» tras la nueva detención este martes del histórico miembro de la banda

Actualizado:

La Guardia Civil lanzaba este pasado martes un importante operativo por el que detenían en el País Vasco y Navarra al histórico etarra José Antonio López Ruiz, 'Kubati', y las dirigentes de la izquierda abertzale Oihana Garmendia, Miren Zabaleta y Olatz Dañobeitia, según confirmaron desde el Ministerio del Interior.

Todos ellos están acusados de enaltecimiento del terrorismo por participar en el homenaje que se llevó a cabo el pasado mes de noviembre en honor la miembro de ETA Belén González Peñalba, que había fallecido días antes.

González Peñalba había sido miembro del 'comando Madrid', y a finales de los ochenta formó parte de la primera negociación con el Gobierno. Tras fracasar el proceso de Argel, fue una de los etarras deportados a la República Dominicanay tras su muerte el pasado 16 de noviembre, sectores de la izquierda abertzale le organizaron un homenaje en el frontón municipal de Lazkao (Guipúzcoa), que, según los investigadores, constituyó un acto de ensalzamiento de su trayectoria dentro de la banda terrorista ETA.

Y a esta convocatoria acudió Kubati, el etarra que fue condenado, entre otros delitos de sangre, por ser la mano ejecutora que acabó en 1987 con la vida del cabo primero de la Guardia Civil Antonio Mateo, un vejeriego al que disparó por la espalda en la cabeza y remató en el suelo cuando paseaba junto a su familia por Ordizia, donde estaba destinado.

El etarra fue condenado a 1.076 años por su participación en 13 asesinatos consumados y 16 frustrados. Sin embargo salió de la prisión de Puerto I en noviembre de 2013 al ser excarcelado tras la aplicación de la sentencia de Estrasburgo por la Doctrina Parot. Ahora ha vuelto a ser detenido pero esta vez por un supuesto delito de enaltecimiento. «Me enteré porque me envió la noticia otra víctima de ETA de Logroño. Cuando lo leí me alegré muchísimo porque yo tengo claro que esta gente no cambia. Nunca se ha arrepentido y seguirá siempre igual», afirma Francisco Mateo, hermano del guardia civil asesinado por Kubati.

«Lo que es evidente con este nuevo arresto es que nunca tendría que haber salido de prisión porque es un asesino y ni se arrepiente ni se rehabilita. Ojalá lo juzguen, lo condenen y no salga nunca más. Esa será la única forma de hacerle justicia a mi hermano y a todas las víctimas de ETA. Que cumplan las penas íntegras y paguen por todo el mal y el daño que han hecho».

Francisco sujeta la foto de su hermano Antonio Mateo.
Francisco sujeta la foto de su hermano Antonio Mateo. - A. VÁZQUEZ
«Ojalá lo condenen, esa sería la única forma de hacerle justicia a mi hermano», dice Mateo

Las detenciones practicadas este martes se enmarcan dentro de las actuaciones realizadas por la Guardia Civil, coordinadas por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, sobre posibles casos de enaltecimiento del terrorismo y que puedan suponer una humillación hacia las víctimas. Entre los arrestados en la operación 'Aurresku-Carmen' figura Kubati, quien también asesinó a la etarra Dolores González Catarain, alias 'Yoyes', por rebelarse contra las directrices de ETA.

Diferentes plataformas ligadas a la izquierda abertzale adelantaron la detención de las otras tres personas, la responsable de Sortu en Navarra Miren Zabaleta; la portavoz habitual de Kalera Kalera, que reclama el traslado de presos de ETA a cárceles vascas, Oihana Garmendia, y Olatz Dañobeitia, quien fue procesada en el pasado por formar parte de la dirección de la ilegalizada Batasuna junto a Arnaldo Otegi.

El acto, avisado

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) había solicitado a la Audiencia Nacional la prohibición del acto de despedida a Belén González Peñalba, que falleció el 16 de noviembre de cáncer en San Sebastián, donde cumplía condena «atenuada» en su domicilio desde 2009 a causa de la enfermedad.

Otras organizaciones como Covite han impulsado diferentes denuncias por los ‘ongi etorri’ patrocinados en muchas ocasiones por ayuntamientos gobernados por la izquierda abertzale, y en los que a veces participaban niños. Según sus datos, en 2017 se celebraron 47 recibimientos a etarras en el País Vasco y Navarra.

Los cuatro arrestados quedaron en libertad a primera hora de la tarde tras prestar declaración en el cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo. Las diligencias practicadas se enviarán a la Audiencia Nacional, que decidirá si abre causa.