Reunión en la sede central para la aprobación definitiva del Plan Estratégico
Reunión en la sede central para la aprobación definitiva del Plan Estratégico - LA VOZ
INDUSTRIA

Navantia firma este jueves el ERE que permitirá la salida escalonada de los mayores de 61 años

El comité intercentros quiere que la empresa defina con exactitud el cómo, cuándo y dónde de las nuevas incorporaciones

CÁDIZActualizado:

La dirección de Navantia y el comité intercentros de la compañía, que representa a los 5.000 empleados de esta empresa pública, tienen previsto firmar este jueves en Madrid el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para favorecer el rejuvenecimiento de la plantilla. El expediente ya ha pasado todos los filtros burocráticos y solo resta la bendición de empresa y sindicatos para que sea efectivo, sin embargo, durante su tramitación surgieron algunas dudas sobre la entrada de savia nueva. Mientras que la salida de los que tienen 61 años está más que definida, Navantia no ha equilibrado la salida con las entradas, una discrepancia que debe quedar resuelta este jueves.

Navantia prevé que entre 2019 y 2022, fecha de vigencia del plan estratégico, abandonen el tajo unos 2.200 empleados, de los que 645 corresponden a las factorías de la Bahía de Cádiz. Este proceso se hará en dos fases. Entre 2019 y 2020 se aplicará un ERE, mientras que, entre 2021 y 2022, se aplicará la ley de relevos, ya que el contingente que abandonará la empresa es menor.

De la factoría de Puerto Real, que actualmente suma unos 450 trabajadores fijos, perderá en cuatro años 211 trabajadores mayores de 61 años. La planta de Reparaciones de Cádiz, en la capital, con una plantilla de 125 personas, perderá 36 empleados fijos. Por lo que respecta a la de San Fernando, con un millar de empleados fijos, perderá unos 400 empleados fijos.

Las incorporaciones de los 1.658 nuevos empleados serán graduales. A lo largo de 2019 entrarían 563 empleados, 546 en 2020, 390 en 2021 y 159 en 2022. Sin embargo, los sindicatos han advertido que está progresión no se da tras analizar los primeros informes laborales. La empresa, dependiente de la SEPI, matizó en su momento que la previsión de empleo podría verse incrementada cuando Navantia entre en beneficios o en función de la carga de trabajo.

El presidente del comité de empresa del astillero de Puerto Real, Antonio Noria, de CC OO, se ha mostrado especialmente crítico con los planes que baraja Navantia en este sentido. Noria ha destacado que «no estamos de acuerdo con que la empresa dé licencias retribuidas sin que se aclare la organización del centro de trabajo». En su opinión, con estos números «hay departamentos que se quedarán prácticamente sin efectivos una vez que se abra la puerta de las prejubilaciones».

A esta situación se une el malestar por la falta de carga de trabajo. El comité intercentros está alerta, ya que el Gobierno de España no ha dado luz verde a la construcción para la Armada del séptimo BAM, ni tampoco a los dos buques de transporte militar. Estos encargos son clave en el plan industrial.