Flotadura del 'Monte Urquiola' en Puerto Real
Flotadura del 'Monte Urquiola' en Puerto Real - LA VOZ
INDUSTRIA

Navantia entregará el tercer petrolero el 17 de enero

El 'Monte Urquiola' será bautizado en el astillero de Puerto Real tras una construcción en tiempo récord

La factoría asegura carga de trabajo tres años más con la obra de un crucero y la subestación eléctrica noruega

CÁDIZActualizado:

El astillero de Puerto Real cumple con su calendario de entregas, mientras continúa el goteo de nueva carga de trabajo. La dirección de Navantia ha puesto fecha a la entrega al tercero de los cuatro petroleros que construye en la factoría. Se trata del 'Monte Urquiola'. La ceremonia tendrá lugar el próximo 17 de enero por la mañana. De esta forma, el programa de construcción de cuatro buques de la serie Suezmax para el grupo vasco Ibaizabal inicia su recta final. La primavera está previsto entregar el cuarto y último, el 'Monte Ulía', tras quedar descartada la continuidad de este programa naval a una quinta y sexta unidad, como ya adelantó LA VOZ.

A partir de este momento, el astillero puertorrealeño entra en un nuevo ciclo laboral. El final de 2018 ha sido muy exitoso para la industria nava de la Bahía de Cádiz, ya que en el último trimestre se han logrado atar varios contratos asegurando con ello carga de trabajo para, al menos, los próximos tres años. Además, el pasado 20 de diciembre, Navantia, la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), máximo accionista de los astilleros públicos del país, y los representantes de la plantilla firmaron el ansiado Plan Industrial que incluye, por un lado, la implantación de un convenio único para los astilleros públicos, y por otro, un rosario de medidas especiales para mejorar la competitividad de la compañía.

El programa naval de los Suezmax encara su final con la entrega del cuarto, el ‘Monte Ulía’, la próxima primavera

En relación con el tercer petrolero, bautizado con el nombre de 'Monte Urquiola', se encuentra desde el pasado 1 de octubre en el muelle del astillero tras la operación de flotadura. Desde entonces, Navantia ha trabajado a contrarreloj para montar el equipamiento de la cubierta y cumplir con la fecha de entrega pactada en el contrato. Cabe recordar que la puesta de quilla de este buque tuvo lugar el 2 de febrero y a partir de ese instante los bloques que conforman la estructura del casco se montaron en un tiempo récord. Las pruebas de mar de este buque se realizarán en los próximos días.

La obra de los petroleros Suezmax comenzó en septiembre de 2015 con el corte de chapa de la primera unidad. El primero de ellos, el 'Monte Udala', se entregó el 13 de marzo de 2018. El segundo buque, el 'Monte Urbasa', se entregó el 17 de julio de 2018, también en una solemne ceremonia en la que actuó de madrina la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien reivindicó en su discurso más carga civil para Puerto Real y se comprometió con la plantilla a pelear por un quinto petrolero. La carga de trabajo para Puerto Real es un hecho con la firma de un contrato para una nueva plataforma eólica marina para Noruega y su entrada en la construcción de cruceros como astillero auxiliar. No ha sido posible, el quinto petrolero.

La construcción de cada Suezmax supone unas 725.000 horas de trabajo, que traducido a empleo alcanza unas 2.000 personas, entre empleo directo e indirecto, pudiendo incluso llegar a picos de empleo de 2.700 personas, la ocupación más alta de los últimos años.

Este tipo de barcos Suezmax se denominan así porque sus dimensiones se ajustan al máximo a las del Canal de Suez.

Los últimos acontecimientos han permitado desvelar una importante incógnita que pesaba sobre el astillero puertorrealeño. ¿Qué carga de trabajo tendrá esta factoría para paliar el final de la obra de los petroleros?

La planta concentra el segundo contingente más numeroso de trabajadores de los astilleros en la Bahía, por detrás de San Fernando, con algo más de 610 empleados, el 35% del total de la plantilla gaditana de Navantia. Sobre Puerto Real pesan tres grandes proyectos de obra civil y militar. Por un lado, los dos que dependen de la Armada española y, por otro, el encargo, a falta de confirmación, del astillero francés de Chantiers de l’Atlantique, en la localidad de Saint-Nazaire, para que Navantia participe en la construcción de cruceros, concretamente de toda la estructura de fondo de uno de los nuevos cruceros de la compañía Celebrity Cruise.

Cruceros para Puerto Real

Se negocian más acuerdos con Francia

El 25 de noviembre era la fecha tope acordada para resolver este asunto, pero aún no hay noticias, aunque se da por hecho que el contrato está atado y se negocia ahora su ampliación a nuevas obras. Se abre así la posibilidad de que el astillero de Puerto Real entre en la construcción de cruceros.

El trabajo al que se enfrenta Navantia sería la construcción de los bloques de fondo, de proa a popa, de un primer crucero, incluido la sala de máquinas, lo que permitiría carga de trabajo durante, al menos, quince meses.

El equipo comercial de Navantia negocia desde hace meses con el astillero francés de Chantiers de l’Atlantique la participación en la obra de cruceros de la compañía Celebrity Cruise. De hecho, esta naviera ha contratado la ejecución de cuatro buques. El primero de ello, el 'Edge', se entregó el pasado octubre, mientras que el segundo, el 'Apex', arrancó su obra el pasado 28 de julio con la puesta de quilla. La naviera forma parte de Royal Caribbean, uno de los mejores clientes de Navantia, y tiene prisa por contar cuánto antes con su nueva flota de cruceros de lujo. LA VOZ ha podido saber que l contrato para el primer crucero está practicamente cerrado por parte de Navantia y se negocia ahora la ampliación de nuevas secciones para Puerto Real, de esta forma ya estaría asegurada carga para los próximos quince meses.

A la espera de los PGE

Inversión de la Armada

Por lo que se refiere a la Armada, la decisión está condicionada a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que deben recoger la financiación para la construcción en este astillero de un ferry para el transporte de tropas y de un BAM logístico para el apoyo a submarinos. Además, Navantia aguarda noticias de Iberdrola en relación a los parques eólico-marinos que desarrolla en Francia y en Estados Unidos, de donde puede sacar tajada como proveedor.

Negocio Offshore

Subestación eléctrica para Noruega

Sin embargo, el nuevo contrato offshore ha venido en esta ocasión de una empresa nórdica en lugar de Iberdrola, como se esperaba. Navantia logró el pasado 20 de diciembre la adjudicación, por parte del contratista noruego Aibel, de la construcción de una subestación de alta tensión y corriente continua HVDC, la cual pertenece al campo petrolífero Johan Sverdrup, propiedad de Equinor, anteriormente Statoil, en Noruega.

El módulo, de aproximadamente 4.000 toneladas, se construirá en el astillero de Navantia en Puerto Real, dando continuidad a las dos subestaciones ya construidas en el mismo para los campos de eólica marina Wikinger y East Anglia One. Navantia cooperará con Aibel en los próximos meses aportando detalles constructivos y coordinación de interfaces.

Se trata, por tanto, de un importante encargo que da continuidad en Puerto Real a la diversificación offshore al construir una nueva subestación, tras las dos ya realizadas, y para un cliente distinto. De esta forma Navantia mejora su posicionamiento en este creciente negocio.

 Los trabajos de fabricación comenzarán en agosto de 2019, con un alcance de medio millón de horas de trabajo, ocupando a una media de al menos 350 personas. La ejecución del proyecto se extenderá por un periodo de entre 17 y 25 meses, en función de las distintas opciones de contrato que se decidirán en las próximas semanas.