FACEBOOK LIVE

«Muchos creen que los zoos son simplemente lugares donde están los animales enjaulados, cuando son mucho más que eso»

Mariano Cuadrado, biólogo conservador del Zoobotánico de Jerez, protagonista en el Facebook Live de LA VOZ

CádizActualizado:

Mariano Cuadrado, biólogo conservador del Zoobotánico de Jerez ha sido protagonista en el Facebook Live de La Voz de Cádiz este viernes y nos ha explicado todos los detalles del nacimiento esta semana de una cría de jirafa.

El biólogo ha destacado que la cría de jirafa recién nacida se encuentra muy bien. «Estábamos preocupados por cómo reaccionaría la cría, porque tenía un pequeño problemilla en la pata, pero a día de hoy está muy bien».

Con respecto a la salud en general del animal refiere Mariano que aunque siempre hay riesgos, tiene muchas probabilidades de supervivencia. «El nacimiento de cualquier ejemplar en el Zoobotánico demuestra que las cosas se están haciendo bien. Pero el caso de la jirafa es emblemático, por la expectación que despierta en el público».

Llama la atención el instinto maternal de la mamá jirafa que está desde el primer momento ayudando y protegiendo a su cría. «La cría pesa entre 60 y 70 kilos. Tiene unas patas larguísimas, muy exageradas» destaca Cuadrado que explica que ahora mismo se encuentran apartadas, en una instalación próxima. «El jovencito está un poco nervioso, intentando mamar, y hay que tranquilizarlo».

A la pregunta sobre qué nombre han elegido, el biólogo desvela que «todavía es pronto para ponerle un nombre». A su hermano lo bautizaron como Jirafaly. Jirafaly también nació en el Zoobotánico, hace ahora dos años.

A Marcelo Cuadrado la expectación vivida con este nacimiento le resulta ya familiar. «La gestación de la jirafa es tan larga que el nacimiento de una cría de convierte en un acontecimiento». Lo siguiente que le preocupa al biólogo es la tranquilidad de la cría y su madre. Se busca favorecer el bienestar de la cría. Por eso se aloja en un recinto interior de gran altura, donde se le garantiza el calor, aunque luego ella elige el sitio que quiere. «La cría de alimenta ahora básicamente de leche. Sí que procuramos garantizar la comida de la madre, cuidarles del frío y seguir con la dieta de la madre».

Como curiosidad, Cuadrado explica que en porcentaje la jirafa es uno de los animales con el corazón más grande. «Lo necesita para bombear la sangre de sus patas a los cuernos de su cabeza».

Respecto a la jirafa, «ahora lo primero es que la cría vaya bien, esperar a que coja cuerpo. Más adelante haremos a través del Departamento de Comunicación del Zoobotánico una convocatoria pública entre los colegios para 'bautizarla', e iremos preparando los posibles nombres. Siempre intentamos que tengan que ver con motivos jerezanos».

Mariano Cuadrado resalta que los zoos no son ni un espectáculo ni cárceles de animales. Hay una vertiente de educación, y otra de investigación veterinaria, biológica y de nutrición. «Muchos creen que los zoos son simplemente lugares donde están los animales enjaulados, cuando son mucho más que eso. Hay una labor de conservación, para que los animales estén en buenas condiciones y se reproduzcan. Contribuimos a salvar especies como el lince ibérico, cuya población ha pasado de los 200 a los 600 ejemplares, y para eso hay que mantener a animales en cautividad».

En el Zoobotánico han asistido ya al nacimiento de ocho jirafas, seis de los cuales han salido adelante. «Este es el segundo de esta hembra. Los dos parentales de la cría proceden de Holanda, de zoos diferentes».

Los ejemplares que han nacido antes ahora están en Valencia, Córdoba... Estos también irán para fuera, a otros centros, porque se incluyen dentro de una red acogida a planes de cría europeos. «El objetivo es lograr un stock reproductivo. Es la forma de garantizar la pureza y evitar la endogamia», recalca Mariano Cuadrado.