Los visitantes valoran la buena imagen de los conductores de taxi.
Los visitantes valoran la buena imagen de los conductores de taxi. - A. V.
TRANSPORTE EN CÁDIZ

La mejor imagen del taxi

Ni chanclas ni bermudas para los conductores en su jornada laboral | Un aspecto cuidado y limpio refuerza la imagen de calidad por lo que surgen voces que abogan por un uniforme como ya tienen en Uber o Cabify

CádizActualizado:

El taxi es uno de los transportes públicos más utilizados cuando la lluvia llega de forma inesperada, el calor arrecia y el cansancio urge por llegar a casa. Es cómodo y eficaz. Cádiz, además, tiene la tarifa más baja de toda la península. Sin embargo, el sector se enfrenta a un presente convulso. El nuevo consumidor es mucho más exigente y tecnológico; toca adaptarse y evolucionar.

Tres años es el tiempo que tarda de media en conseguir la licencia un taxista en Londres. El centro de esta ciudad tiene 25.000 calles que se deben conocer al detalle si se quiere superar el 'Knowledge', el examen que habilita como taxista. Cádiz, con sus 765 calles y sus 13,3 km² pone algo más fácil la prueba para conseguir el permiso municipal de taxi.

El pasado 15 de junio, 18 aspirantes de 35 lograron aprobar el examen. La prueba consistió en un cuestionario dividido en tres bloques con preguntas tipo test y abiertas sobre la normativa vigente en materia de circulación, ordenanza municipal, tarifas y localización de centros oficiales, hospitales, hoteles, lugares de ocio y puntos de interés cultural o turístico. Además, los futuros taxistas tuvieron que indicar el itinerario más directo para llegar a cuatro puntos de destino propuestos. En la capital gaditana, hay 224 licencias municipales; la asociación Radiotaxi aglutina 192 de ellas.

La indumentaria en el taxi

Los profesionales del sector son conscientes de que un aspecto cuidado ayuda a reforzar la imagen de calidad pero respecto al uniforme hay opiniones y posturas para todos los gustos. La actual Junta Directiva de Radiotaxi Cádiz aboga por cuidar la indumentaria. «El taxista es la primera ventana que el turista se encuentra cuando llega a la ciudad porque estamos en el recinto portuario, en la estación de tren... esa imagen se proyecta al exterior y somos embajadores de Cádiz», indica el presidente de Radiotaxi en Cádiz. Rafael Reyes explica que la homegeneización del vestuario ha sido uno de los aspectos que se han tratado en la reciente reunión que han mantenido todas las agrupaciones de Andalucía en Antequera.

La ordenanza municipal de Cádiz, concretamente el artículo 65 que versa sobre la imagen personal del conductor, establece unas normas de decoro en el vestir :«Se deberá prestar el servicio debidamente aseado y con corrección en vestimenta y calzado». La definición puede dar lugar a interpretaciones sobre qué ropa es la más correcta.

Sin embargo es tajante cuando indica que en horario laboral «no se puede vestir con camisetas de tirantes, chándales, ropa deportiva, pantalones cortos, bermudas y chanclas». Y, mientras Cádiz debate sobre si es necesario adoptar un uniforme que es obligatorio en Uber y Cabify, Madrid ha resuelto dar luz verde a la homogeneización de la ropa. Así unos 1.200 profesionales asociados a Teletaxi vestirán de forma similar con una camiseta (o polo) de color azul celeste y pantalones (no vaqueros) de color azul marino.

La sombra de Uber y Cabify

En la capital gaditana el problema con las VTC, –plataformas que tienen licencias para vehículos de alquiler con conductor–, no es tan acuciante como en Barcelona, Málaga o Sevilla. Mayoritariamente son cruceristas que contratan el servicio por internet. «Más del 80% de nuestros clientes son gaditanos que utilizan nuestros taxis a diario. Por ejemplo, tenemos muchas personas mayores que son muy fieles a este medio de transporte y que confían en el taxi para moverse por la ciudad por su comodidad y por su buen precio», argumenta Rafael Reyes. La carrera mínima diurna, en día laborable, sale por 3,59 euros. Es la tarifa más barata de toda España después de la de Tenerife. Los trayectos más habituales que hacen los usuarios rondan los cinco euros, según apuntan los taxistas.

Sin embargo, el sector afronta nuevos retos empujado por la competencia y los cambios en la sociedad. Por ello, quiere «proyectar una imagen actualizada y renovada para demostrar que el sector del taxi está lleno de humanidad, seriedad y voluntad de servicio».

Entre las innovaciones que se están implantando está la aplicación ‘TaxiClick’, para solicitar un taxi desde el smartphone e interactuar a través del ordenador para pedir y consultar datos como el número de licencia del taxi, matrícula, modelo de vehículo, etc. Otro de los aspectos que se está cuidando es la atención y servicio al cliente que ha propiciado que paulatinamente aumentos los servicios a través de la emisora y el sistema de ‘llama puente’ que permite establecer contacto directo entre conductor y cliente.

«También estamos trabajando para que el Ayuntamiento mejore las instalaciones municipales y nos gustaría que las paradas de taxi sean más accesibles porque en algunas zonas, –sobre todo de la Avenida, precisa Reyes–, los usuarios tienen dificultades para subir y bajar del taxi debido a los alcorques y a los árboles».