SANIDAD

Médicos gaditanos llevan a la Junta a los tribunales por el exceso de pacientes

Un fallo reciente contra la Junta condena al SAS a pagar 16.747 euros a un doctor gaditano por asumir durante dos años los enfermos de un compañero

CÁDIZActualizado:

La sentencia no es aislada y sobre ella no cabe recurso. El juzgado contencioso-administrativo número 3 de Cádiz ha dictado una sentencia (en concreto la 239/18) en la que indica que el SAS debe abonar a un médico de atención Primaria del distrito Bahía-La Janda un total de 16.747 por acúmulo de cupo. Es decir, la justicia reconoce que los médicos deben ser indemnizados por asumir la carga de trabajo correspondiente a otros compañeros y cuyas plazas no se estaban cubriendo en el Servicio Andaluz de Salud.

Esta sentencia, que ha salido adelante tras una denuncia coordinada por el sindicato Csif, abre la puerta, según esta formación sindical y UGT, a que se produzca un aluvión de demandas parecidas. La intención, que se aumente el número de médicos para atender a la población, en especial en las consultas de atención primaria.

La sentencia, a la que ha tenido acceso LA VOZ, señala que el médico demandante (que ha preferido no exponer su identidad ni su centro de trabajo), integrado en el distrito sanitario de Cádiz-La Janda, asimiló las labores de un compañero al 100% durante los años 2015 y 2016. En el caso de 2015, el número de días en que se ocupó de los pacientes del compañero fueron 145, cifra que se redujo hasta lo 115 en el año 2016. Según la norma sobre la que gravita la sentencia, el Pacto de 13 de junio de 2005, la retribución por cada día es de 64,13 euros en el caso de 2015 y de 64,77 euros en 2016.

Según indican desde Csif, «esta demanda forma parte de más de una ventiena de casos similares que tengamos registrados nosotros». No ocultan que muchos facultativos han demandado por su cuenta o con el apoyo de otras centrales sindicales. De hecho, Csif ya hizo público en mayo de 2017 que un médico del Campo de Gibraltar había ganado un procedimiento similar por el acúmulo de cupo.

Ya en 2017 un médico gaditano fue indemnizado con 3.248 euros por el trabajo extra que realizó durante dos meses

Lo que ha subrayado esta central es, en el último caso, el elevado importe de la cuantía, más de 16.000 euros. En el caso de mayo de 2017, el médico (que trabajaba en el centro de salud Levante, en La Línea) percibió 3.248 euros no sólo por el acumulo de cupo, sino también por los desplazamientos que tuvo que realizar durante los meses de enero y febrero de 2012.

Ambos casos tienen un denominador común: la Junta desestimó en un momento previo el abono de estas horas extras.

¿Qué dice el SAS al respecto?

El Servicio Andaluz de Salud, a través de la Delegación en Cádiz, ha dado su versión de la situación de acúmulo de cupo. Sin negar que en ocasiones se produzca, indica que «desde 2017, se retribuye al profesional a través de un complemento retributivo asociado a la productividad y dentro del programa de mejora de accesibilidad de usuarios a los servicios de atención primaria».

En el mismo sentido, el Servicio Andaluz de Salud «respeta el pronunciamiento del Tribunal, como no podía ser de otra manera», si bien recuerda que «también hay otras sentencias que son favorables al SAS en relación a este tema». El propio sindicato Csif reconoce esta situación y estima que, aproximadamente, están prosperando la mitad de las denuncias que se están presentando.

¿Por qué no se pagaban?

No hay que pensar que la Junta no pagara estas horas extras por olvido o, incluso, por maldad. El Pacto de 2005 (recordemos, al que se aferra la defensa de los médicos que han interpuesto esta demanda) establecía retribuciones extra a los profesionales cuando asumieran el cupo de algún compañero (que podría estar de baja o, simplemente, de vacaciones) cuando a éste no se le reemplazara con personal de la Bolsa del SAS. La medida se tomó por los problemas que, ya por aquel entonces, encontraba la Junta para sustituir a todos los profesionales durante las vacaciones.

Sin embargo, y es a lo que se aferra la Junta, en 2012 se aprobó el Decreto-Ley de 19 de junio de Medidas Fiscales, Administrativas y Laborales (que buscaba dar algo de oxígeno a los problemas económicos que la crisis estaba causando en la administración) que daba cerrojazo a las compensaciones económicas. Así, esta norma establecía que se suspendían el devengo y gratificaciones de cualquier tipo, que los servicios extraordinarios se recompensaran con tiempo de descansa (lo que, en el caso de los médicos, podía agravar el problema). La misma norma, en su punto tercero, establece que «sólo por causas muy justificadas podrán abonarse compensaciones económicas y siempre previo informe favorable de la Consejería competente».

Csif indica que, de momento, prosperan la mitad de las denuncias que se están interponiendo

Ahora bien, en el artículo 12 de la citada ley se recoge, resumiendo para no abrumar al lector que haya llegado hasta aquí, que las retribuciones extras al personal que presta servicio al SAS «se reducirán en un 10%. Ése es el ‘quid’ de la sentencia, que asume que en el caso de los médicos que asumieron el trabajo de compañeros debe establecerse esa reducción porcentual, pero no puede admitirse la anulación del complemento. Punto y final.

Médicos y pacientes, en riesgo

El Colegio de Médicos de Cádiz no se ha mostrado sorprendido por esta sentencia y recuerda que «los excesos de cupo que padecen nuestros médicos de Primaria, a pesar de ser un problema claramente identificado y tipificado como uno de los déficits asistenciales más importantes de la Atención Primaria y por tanto de todo el sistema, siguen sin formar parte de la agenda del SAS».

Recuerda que el déficit en Atención Primaria llevó a los médicos, a través de la Organización Médica Colegial, a poner en marcha «el Grupo AP25 como línea de trabajo para progresar, denunciar y debatir sobre la realidad de la atención primaria, que aun siendo puerta de entrada al sistema de salud, adolece de una alarmante insuficiencia financiera, de autonomía y reconocimiento del profesional por parte de las administraciones nacionales, autonómicas y locales». En este sentido, califican como «intolerable» la «sobrecarga asistencial, cronificada desde hace años» y lamenta que las víctimas son tanto los profesionales como los doctores.

El Colegio de Médicos lamenta que el exceso de cupo está «fuera de la agenda del SAS»

Para la institución colegial, la situación pone «en serio peligro» la salud del paciente, «porque no se le puede dedicar el tiempo preciso para una asistencia integral y de alta calidad» y la del profesional, «al que se le lesiona a diario con presiones asistenciales desmesuradas, acúmulos de pacientes de otros profesionales ausentes, objetivos asistenciales economicistas y consultas de alta velocidad». El Colegio recuerda que es imprescindible denunciar estas carencias «según el código deontológico», que señala que deben prevenirse las situaciones que pongan en riesgo al paciente.

Invitación a denunciar

Los sindicatos, por su parte, lo tienen claro. «Invitamos a todos los médicos o enfermeros que estén en esta situación a denunciar, porque la estrategia del SAS es no pagar hasta que no tiene una sentencia en contra», incide Diego Fernández, delegado de Sanidad de Csif en el distrito Bahía-La Janda. Fernández lamenta que, en la actualidad, «está prosperando sólo la mitad de las denuncias, porque estas sentencias no crean jurisprudencia. En función del juzgado en el que están podemos hacernos una idea si prosperarán o no». Para Fernández la importancia de las últimas sentencias «no está tanto en que la Junta vaya a cambiar su estrategia, sino en que otros jueces terminen por dar la razón a los médicos. En ese caso la Junta sí empezará a pagar».

Por su parte, la secretaria de Administración, Empleo y Salud Laboral de UGT en Cádiz, Paula Fernández, lamenta que además de desborde, estos excesos de cupo se producen por malas gestiones de personal. «Eso sí, la práctica confirma la situación de saturación de la sanidad», sostiene Fernández, que añade que sentencias como la que se ha destacado en esta información «seguro que harán a la Junta que se siente a negociar laboralmente de otra manera con los médicos».