INDUSTRIA NAVAL

Más protestas en la industria naval por los dos trabajadores muertos

La plataforma de obreros del Metal convoca un paro en la industria auxiliar y logra paralizar el astillero de Puerto Real

CÁDIZActualizado:

La muerte el pasado viernes de dos trabajadores de la industria auxiliar naval de la Bahía ha resucitado el viejo fantasma de la siniestralidad en el tajo que acecha al mercado laboral gaditano. La Plataforma de Empleados del Metal ha dado un paso al frente contra esta lacra y ha declarado una jornada de protesta de 24 horas en los distintos centros de trabajo de este sector industrial que se concentran en los polígonos de La Cabezuela y El Trocadero. La movilización se votó, precisamente, a primera hora de la mañana de este lunes y salió adelante por unanimidad. Se trata de una convocatoria amparada por la coordinadora de trabajadores del Metal y avalada por los sindicatos alternativos, que ya plantean una huelga sectorial contra la precariedad en algunos centros de trabajo. Antonio Muñoz, uno de los responsables de la plataforma, ha confirmado que el paro se ha llevado a efecto de manera mayoritaria en las empresas auxiliares, y ha logrado también cesar la actividad en el astillero de Navantia-Puerto Real.

Muñoz indica que la muerte de dos trabajadores no se puede zanjar con un minuto de silencio y una concentración en el polígono del Río San Pedro, ante las puertas de Equimansur, donde tuvo lugar el trágico accidente. En su opinión, son necesarias medidas administrativas más contundentes. Los responsables de la plataforma son partidarios de acciones de mayor calado para denunciar las condiciones de precariedad en las que se trabaja y advertir de la ausencia en algunas empresas de los principios básicos de la normativa sobre prevención e higiene laboral.

El siniestro mortal tuvo lugar el viernes por la mañana cuando dos operarios trabajaban en la soldadura de una estructura de cuatro toneladas que se les vino encima.

José Luis Fossati del Río, de 46 años, y José Daniel Valladares Millán, de 31, se encontraban sellando el portalón de popa de un barco atracado en la Zona Franca, que espera desde hace días la culminación de esta obra en el taller. Todo apunta a que una de las soldaduras de sujeción no aguantó la maniobra de volteó y cedió hasta precipitarse al suelo.

El sindicato CC OO ha presentado este mismo lunes la denuncia ante la Inspección de Trabajo y confía en que la Fiscalía, a través del atestado policial, también tome cartas en el asunto.

Desde la plataforma del Metal se advierte de que el siguiente paso será la convocatoria de una jornada de huelga. A partir de ahora se iniciarán los contactos para fijar la fecha y tratar de que el paro en los centros de trabajo del sector naval sea total para evitar más muertes. Las asambleas de la plataforma se hicieron en el astillero puertorrealeño, justo en la puerta por donde acceden las plantillas de las subcontratas navales.