SUCESOS

Uno de los ladrones peruanos detenidos en Cádiz ya fue arrestado y puesto en libertad

José Carlos R.C., considerado el líder del grupo acusado de asaltar casas en la provincia, fue apresado en 2016 por una orden de su país tras haber participado supuestamente en el robo a un banco con un policía herido

M. Almagro
Actualizado:

José Carlos R. C., uno de los supuestos miembros de la banda de peruanos detenida por la Policía Nacional este verano tras imputarle hasta once robos con fuerza en varias viviendas de la provincia, ya había sido detenido con anterioridad. Y en España. El considerado por los investigadores como cabecilla de este grupo criminal fue arrestado en febrero de 2016, también por la Policía, ya que sobre él pesaba una orden internacional de detención y extradición tras haber sido acusado penalmente en su país por un delito contra el patrimonio y robo agravado.

Según ha podido saber este periódico, fue apresado en Jerez, justamente en la misma barriada donde en esta última ocasión han cogido a dos de sus supuestos compinches, donde habían alquilado una vivienda y se movían desde ella a urbanizaciones de otras localidades para realizar los asaltos.

Tras proceder a su arresto, obedeciendo a esta orden activa de busca, fue enviado a la Audiencia Nacional –que es quien decide sobre asuntos de requisitorias internacionales– y, posteriormente, fue puesto en libertad después de que la defensa del investigado alegara que el delito del que se le acusaba había prescrito de acuerdo a la ley española. José Carlos R. C. salió a la calle y tres años después ha sido detenido acusado nuevamente de robo con violencia.

El caso por el que se le buscaba entonces se remonta a marzo de 2003 y se le acusó y condenó por haber participado en el asalto a un banco en Perú en el que, además, resultó herido por un disparo un policía. Testigos del suceso llegaron a reconocer al investigado ahora detenido otra vez en España.

Tras ser puesto en libertad, José Carlos R. C. ha fijado, al menos los últimos meses, su residencia en Jerez. Según la investigación desarrollada por los agentes de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Comisaría Provincial, hasta esta localidad acudían con cierta asiduidad sus otros dos compatriotas desde Madrid a los que «les daba la logística necesaria para cometer los robos», como los contactos para el alojamiento, incluso, «señalaba» supuestamente las casas de urbanizaciones que había seleccionado para que entraran.

La investigación de la 'operación Viracocha' se inició el pasado mes de marzo cuando se tuvo la primera noticia de que por la provincia podría estar actuando una banda itinerante de ladrones, expertos en robar joyas y objetos de electrónica y valor del interior de las casas para luego darles salida en el mercado negro.

El primer 'palo' lo dieron en El Puerto y tras esta denuncia vinieron más en diferentes localidades: Arcos, Jerez, Rota, Trebujena y San Fernando... hasta un total de once asaltos se les imputan, aunque podrían ser más ya que se han recuperado numerosos objetos que, de momento, no han sido identificados por sus propietarios. Para cometer presuntamente estos robos, seguían el mismo 'modus operandi'.

Tras haber estado vigilando las casas que eran su objetivo, entraban forzando los accesos con destornilladores de pala y de gran tamaño, o con palancas y se dirigían directamente a las habitaciones o salones a por el botín. Dos de ellos ejecutaban el plan y otros esperaban en la puerta, vigilando o dentro de un coche para una vez que cogían lo que buscaban, salir huyendo a toda velocidad. Además contaban con la ayuda de un mecánico en Madrid que, según l os investigadores, les facilitaba los vehículos con los que se trasladaban. Los ponía a nombre de terceras personas que no tenían ningún vínculo con ellos ni sabían nada.

De las ocho personas que han sido detenidas en esta operación desarrollada por la Policía Nacional, seis de ellos han sido enviados a prisión por el juzgado. Entre ellos, José Carlos R.C., quien, en esta ocasión y de momento, no ha sido puesto en libertad.