SUCESOS

«¿Qué me iba a imaginar que era un narco fugado? Se movía con total normalidad»

Conocidos del prófugo italiano detenido por la Policía este miércoles en los Caños, cuentan que Luca estaba «completamente integrado»

Actualizado:

«Cuando he visto la noticia me he quedado impresionado... parecía un tío normal, ¿yo que me iba a imaginar que era un narco fugado?... ¡si hasta en su casa había hecho un horno de leña y repartía pizzas entre los vecinos!». Habla una persona que conocía a Luca, el prófugo de la justicia italiana detenido este pasado miércoles por agentes de la Policía Nacional y sobre el que pesaba una orden europea de busca y captura por pertenecer a un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas. «Iba y venía con normalidad, estaba completamente integrado».

Según cuenta, le llamaban Luca, su nombre real. Nada de Luigi, como aparecía en los documentos falsificados que le entregó a los agentes que le interceptaron. Ayer por la mañana pasaba a disposición de la Audiencia Provincial de Cádiz que trasladará los trámites de extradición a la Audiencia Nacional.

El detenido contaba, además, con otras 35 órdenes nacionales de busca y captura, muchas de ellas concluidas, y tiene varios antecedentes por trafico y posesión ilegal de droga, posesión ilícita de armas y receptación. Había hecho su nueva vida trabajando en el mantenimiento de una casa rural propiedad de su pareja. Condenado en 2017, aunque huido desde 2014, a veinte años de cárcel por proporcionar logística a narcos no consta que fuese integrante de organizaciones criminales mafiosas como la Camorra o la ‘Ndrangheta.

No será esta su primera extradición ya que en el año 2002 fue detenido en Marruecos por otra OEDE que tenía pendiente por supuesta posesión ilícita de droga y trasladado a Italia.

Al parecer, Luca R.S. era conocido también por los cuerpos policiales españoles al estar implicado en una investigación denominada 'Dark Moon', relacionada con el narcotráfico, por la que se arrestaron en marzo del pasado año en Málaga a ocho personas –todos extranjeros–. La operación la condujo la Udyco Costa del Sol de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Málaga e incautaron un total de 2.400 kilos de hachís.