Algunos de los medicamentos más vendidos con la llegada del invierno :: A. V.
Algunos de los medicamentos más vendidos con la llegada del invierno :: A. V.
SANIDAD

La gripe ataca con fuerza después de la Navidad pero aún no es epidemia en Cádiz

La previsión apunta que en menos de dos semanas se alcance el pico máximo de incidencia del virus por lo que los grupos de riesgo deben vacunarse lo antes posible | En Euskadi ya hay diez fallecidos por complicaciones relacionadas con el contagio del virus

CádizActualizado:

El brusco descenso de las temperaturas que se ha registrado estos días y la vuelta al colegio de los escolares después de la Navidad ha propiciado que los casos de gripe aumenten esta semana en la provincia de Cádiz. Aunque todavía no se han alcanzado los niveles epidémicos –a los que se llegará probablemente antes de que finalice el mes de enero– las farmacias ya han notado un incremento en la demanda de analgésicos y medicamentos para la tos. El paracetamol, la aspirina o el ibuprofeno ayudan a luchar contra los síntomas ya que bajan la fiebre y alivian tanto dolor muscular como malestar general. «Los antibióticos no deben usarse porque funcionan contra las bacterias pero no contra los virus; y la gripe es un virus», no se cansan de repetir los facultativos. Para la gripe, excepto si está asociada con neumonía, están contraindicados los antibióticos porque su uso indiscriminado contribuye a generar resistencias frente a futuras bacterias y «si más adelante los necesitamos, no nos harán efecto».

La Navidad no ha sido especialmente virulenta en la provincia de Cádiz ya que como indica María Auxiliadora Fernández, epidemióloga de Atención Primaria del distrito Bahía de Cádiz-Janda, «aún estamos en un nivel basal que no supera los 55 casos por cada cien mil habitantes en la primera semana de enero; estamos por lo tanto en niveles de pre epidemia». Los casos de gripe ahora mismo «están en cifras que entran dentro de la normalidad» pero aún no estamos dentro de la parte más dura de la temporada. «Este año, la gripe llega con retraso» si lo comparamos con la temporada pasada. La incidencia de la gripe en Andalucía «está por debajo de la media nacional», situándose en la primera semana del año en 18,16 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que en España está en 47,6 casos.

Según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos IIIE, relativos a la semana del 31 al 6 de enero, en España los datos están todavía por debajo del umbral basal establecido en la temporada 2018-19 (55,5 casos por 100.000 habitantes) si bien, admiten, se ha producido un incremento significativo respecto a la semana anterior cuando se registraron 35,8 casos por 100.000 habitantes. La gripe se va contagiando a cada vez más población y se va extendiendo por el mapa de España. Baleares ha superado esta semana el nivel medio fijado para esta temporada; Cantabria, Navarra, País Vasco y Melilla hace semanas que superaron en umbral basal.

Difusión de la gripe la semana 1 de 2019
Difusión de la gripe la semana 1 de 2019

Respecto al tipo de gripe que circula este año, «se espera que sea similar al del año anterior, donde hubo dos tipos de virus, el AH1 y el AH3», pese a que «también sorprendió encontrarse con virus B, que este año es menos probable que circule». En España, de los casos graves hospitalizados confirmados de gripe, el 96 % son virus de la gripe A y el 4 % B. El 51 % de estos casos graves se ha registrado en el grupo de mayores de 64 años, seguido del de 45 a 64 años (27 %).

El virus de la gripe tiene una elevada capacidad de sufrir variaciones que implican la aparición de nuevos virus gripales, frente a los que el ser humano no tiene protección. Actualmente existen vacunas con una alta efectividad y seguridad pero la vacuna debe actualizarse cada nueva temporada y administrarse anualmente. Es decir, la vacuna protege frente a cepas que ya conocemos porque el virus muta cada año.

La Consejería de Salud inició, el pasado 22 de octubre la campaña de vacunación de la gripe para proteger a la población de riesgo y evitar complicaciones derivadas de esta enfermedad. En menos de dos semanas se alcanzará en Cádiz el pico máximo de incidencia del virus por lo que los grupos de riesgo deben vacunarse lo antes posible. Además se recomienda también vacunarse frente al neumococo, una de las principales bacterias productoras de neumonía.

El contagio

La mayoría de los contagios se producen en el entorno laboral (uno de cada tres casos), especialmente en oficinas y ambientes cerrados por que hay una mayor concentración virus. El contagio por aire o a través de objetos contaminados es la principal vía de propagación de estos virus, por lo que si alguien en nuestro entorno cercano enferma, debemos extremar las precauciones. Una de las primeras medidas consiste en aumentar la higiene y realizar gestos sencillos como taparse la boca al toser o estornudar, usar pañuelos desechables y lavarse con frecuencia las manos. Los niños, que suelen padecer gripes leves, son unos grandes diseminadores del virus en los mayores que los cuidan.

La gripe es una enfermedad de curso agudo que tiene su periodo de máxima incidencia en los meses de otoño e invierno. El período de incubación medio es de 48 horas aunque puede oscilar entre uno y siete días. La gripe se transmite por el aire al toser y estornudar y sus principales síntomas son fiebre de hasta 40 grados, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, tos intensa y persistente, rinorrea, lagrimeo y faringitis leve.

Fundamentalmente, las personas que más acuden a los puntos de urgencias son pacientes mayores aquejados por diferentes patologías crónicas (bronconeumopatías, insuficiencia cardíaca, diabetes, cardiopatía isquémica) y, en general, pacientes con varias patologías, cuyas enfermedades previas se descompensan con el frío y los virus. Actualmente, la zona norte del país está siendo la más castigada por la gripe. En lo que va de temporada, ya han fallecido diez personas en Euskadi por complicaciones relacionadas con el contagio del virus y en Cantabria se han registrado tres muertes.

Para responder ante esta mayor demanda del servicio sanitario, la Junta de Andalucía cuenta con el Plan de Alta Frecuentación, donde se establecen unas líneas estratégicas para los hospitales y los centros de Atención Primaria. A este respecto, la consejera de Salud en funciones de la Junta, Marina Álvarez, aseguró el pasado viernes que «estamos muy pendientes de la actividad que se registra en todos los centros», para «dar respuesta al aumento de la asistencia sanitaria no solo por la gripe sino también por determinados cuadros respiratorios», habituales en esta época de frío. En otras ocasiones, el pico máximo «se ha producido de forma rápida y brusca».

En hospitales, se aumenta la disponibilidad de camas, se reasignan las camas en función de los procesos más atendidos en Urgencias, se reordena la actividad programada para pruebas o procedimientos no urgentes y se incrementa el número de consultas disponibles para la asistencia de profesionales en los servicios de urgencias», según información del Servicio Andaluza de Salud (SAS).

La Consejería de Salud realiza un seguimiento de la incidencia de la gripe a través del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía, formado por una red de 118 médicos centinelas pertenecientes a todos los distritos y áreas de gestión sanitaria de Andalucía, que informan cada semana de la situación epidemiológica de la enfermedad durante toda la temporada, así como un laboratorio de referencia situado en Granada con capacidad para detectar virus gripales.

Pero incluso con este plan, las Urgencias se saturan con cada epidemia de gripe por mucha previsión de la Administración pública. Sin embargo, este año juega a favor del paciente el retraso en el pico de máxima incidencia de la gripe. Ya han pasado las fiestas navideñas, unas fechas en las que aún están más limitados los siempre ajustados recursos humanos del sector sanitario.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha recomendado que en épocas de picos de gripe y de agudización de determinadas enfermedades crónicas se acuda en primer lugar al médico de cabecera para que las urgencias hospitalarias reciban «realmente los casos más graves» o aquellos que se deriven desde los centros de salud. Con estas medidas se reservan la urgencias hospitalarias para los casos más graves para evitar la saturación de los hospitales.

Diferencias principales entre gripe y resfriado
Diferencias principales entre gripe y resfriado

Automedicarse

Más de la mitad de los españoles toman medicamentos sin prescripción médica en el caso de enfermedades o dolencias leves, mientras que un 48 por ciento asegura que nunca toma medicamentos a no ser que su médico se lo aconseje, según datos del I Estudio sobre Salud y Estilo de Vida de Aegon.

Los analgésicos y los antiinflamatorios son los medicamentos que más se consumen y, aunque se usan para patologías que no son graves, su abuso puede generar un deterioro en los órganos por los que pasan. Por ello, es muy importante ser consciente de los principios activos que contienen estos medicamentos para evitar posibles interacciones y conocer las contraindicaciones.

Los farmaceúticos reconocen que hay pacientes que se automedican sin saber identificar si tienen gripe o resfriado. «Es relativamente común que pidan descongestivos porque no pueden respirar» pero hay que saber que no son aconsejables para todo el mundo. Por ejemplo, hay fórmulas que se presentan como 'spray' y gotas para la nariz cuyo uso debe limitarse a unos pocos días (no más de tres) porque pueden generar dependencia, interactuar con otros medicamentos y producir rinitis. Ante la duda, es preferible recurrir a agua soluciones naturales basadas en agua de mar para descongestionar la nariz y, ante casos con posibles complicaciones o personas vulnerables, se recomienda acudir al centro de salud habitual.