HOMENAJE

Google homenajea a Johann Sebastian Bach, el compositor que cautivó al mundo con un doodle con inteligencia artificial

Un juego digital para componer tu propia melodía y compartirla en memoría del genial compositor

CÁDIZActualizado:

La música de Johann Sebastian Bach sigue vive a pesar de los años y así lo ha querido dejar patente la compañía Google con su particular doodle-homenaje al genial compositor.

Sus notas y compases siguen sonando como si el tiempo no hubiera pasado y por ello, los informáticos de la compañía nos sorprenden hoy con un doodle interactivo con inteligencia artificial en el que los usuarios pueden crear su propia melodía y compartirla a través de las redes en conmemoración a Bach.

El famoso buscador invita hoy a los usuarios a sentirse músicos por un día y jugar con un doodle pionero y muy especial. Se trata del primer doodle de la historia basado en Inteligencia Artificial. Los equipos de Google Magenta y Google PAIR han creado esta herramienta en la que sin necesidad de descargarte nada puedes crear una melodía. ¿Cómo? Pues gracias a esta avanzada tecnología, el buscador identifica los patrones de las notas que el usuario pinta en la partitura digital y los analiza con 306 obras de Bach, de modo que termina sonando al estilo del genial músico y compositor. Todo un lujo de experiencia que vale la pena vivir.

Google celebra así el 334 aniversario del nacimiento de este gran compositor cuya fecunda obra es considerada la cumbre de la música barroca. Además de compositor también fue un gran músico. Tuvo gran fama como organista y clavecinista en toda Europa por su gran técnica y capacidad de improvisar música al teclado. Además del órgano y del clavecín, tocaba el violín y la viola da gamba.

Dicen algunas leyendas que fue capaz de transcribir a escondidas bajo la luz de la luna piezas para clave que eran muy famosas en su tiempo de compositores como Pachelbel, Froberger y Kell y que su hermano al descubrirlo las destruyó, y que, la segunda mujer de Johan Sebastian alude a su ceguera (cataratas) como consecuencia de dedicar tantas horas y en tan malas condiciones a la transcripción de las obras.

Compruébalo tu mismo aquí