Entrada de la Guardia Civil en la casa de uno de los investigados. - ANTONIO VÁZQUEZ
SUCESOS | OPERACIÓN BAHIROSKY

Golpe a la banda del BMW, los aluniceros más voraces que robaban por casi toda Andalucía

La Guardia Civil desarticula por tercera vez este grupo criminal, cuyos miembros tras salir en libertad bajo fianza se unieron a 'los del Seat' y asaltaron otro medio centenar de comercios. Hay catorce detenidos, seis órdenes de arresto y multitud de efectos intervenidos

Actualizado:

Tras la laboriosa y exitosa 'operación Cardiff', la Guardia Civil de la Comandancia de Cádiz, se las ha tenido que volver a ver con la banda del BMW, un grupo de ladrones afincados en distintas barriadas de Sevilla y expertos en alunizajes con un rosario de asaltos a comercios de media Andalucía. Más de cuarenta, se calcula. Otros veinte robos de coches. Algunos de sus miembros y de la también conocida como banda del Seat, cayeron en investigaciones anteriores, hace aproximadamente un año, sin embargo, entraron en prisión, pagaron la fianza impuesta y, ya recuperada la libertad, parece que no tardaron mucho en volver a las andadas. Esta vez, indica la Guardia Civil, los 'supervivientes' de ambas bandas –uno de ellos incluso murió en una persecución– se unieron en un solo grupo para ejecutar sus golpes. «Ahora eran mucho más violentos», cuenta uno de los agentes que ha ido tras ellos. Le llegaron a romper el brazo a un vigilante de seguridad en uno de estos 'palos'.

Pues bien en esta nueva operación, bautizada como 'Bahiroski', que ha partido de Cádiz porque en esta provincia cometieron los dos primeros robos, –en Chiclana y San Fernando– han sido detenidos catorce de sus miembros y emitido seis órdenes de detención, además se han recuperado multitud de efectos que habían sido sustraídos de todos esos comercios donde la banda actuó. Siempre con coches robados de esas dos marcas.

Entre los efectos recuperados hay de todo: móviles, tablets, artículos de perfumería, sierras eléctricas, jamones... y curiosamente, multitud de equipaciones pertenecientes al Real Betis Balompié que fueron sustraídas el pasado 7 de noviembre –poco antes de ser detenidos–cuando desvalijaron la tienda oficial del club en el estadio sevillano. Los ladrones rompieron a mazazos el escaparate y entraron a por todo lo que pudieron llevarse.

Bolsas con las equipaciones del Betis robadas.
Bolsas con las equipaciones del Betis robadas. - ANTONIO VÁZQUEZ

Las investigaciones concluyeron que quienes estaban detrás de ése y muchos otros robos eran miembros de las supuestamente ya desarticuladas bandas del BMW y del SEAT. Robaban en alguna localidad cercana uno de esos coches de gran cilindrada y se desplazaban a otro lugar escogido, estudiado, para asaltar en cuestión de minutos la tienda elegida. En uno de sus últimos golpes, en el que se tomaron imágenes de las cámaras de seguridad, los autores llegaron a enfrentarse a un ciudadano que trató de evitar el asalto.

La operación se inició cuando los agentes del equipo de Delitos Contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz tuvo conocimiento de  que en la madrugada del pasado 14 de julio, unos ladrones habían asaltado una tienda de telefonía en el centro comercial Bahía Sur de San Fernando. Entraron con gran violencia, accedieron a la tienda y tras causar importantes destrozos con grandes mazas y otras herramientas se llevaron material de telefonía por un importe cercano a los 25.000 euros, sin contar con los destrozos realizados. Había seguridad. Sin embargo, no les importó. Es más. Los llegaron a amenazar.

En cuestión de minutos cargaron sus bolsas y se dieron a la fuga. Se marcharon hacia un Eroski ubicado en Chiclana. Mismo ‘modus operandi’. También robaron una gran cantidad de móviles.

Estos dos 'palos' indicaron a los agentes que se encontraban ante unos profesionales. Les sonaba esa forma de actuar. Y las gestiones realizadas destaparon de nuevo un nombre muy conocidos para ellos: el de Francisco Manuel Chincoa, conocido como ‘El Kisko’, al que se ha detenido en 65 ocasiones en los últimos años. Una detención por mes de vida. Según la Guardia Civil, es el «líder indiscutible», la persona encargada de elegir los objetivos donde se cometerán los robos en la mayoría de los casos, además realiza labores de vigilancia sobre los vehículos de alta gama, especialmente de la marca BMW, para ser sustraídos.

Al supuesto líder de la banda, de tan solo 25 años, le constan 65 detenciones

Con estos indicios claros, los investigadores empezaron por tanto a hilar y descubrieron que la banda había regresado a la calle. Como indican, tras esos asaltos había «una organización hermética, estructurada y ramificada, cuyo objetivo era el robo en el interior de establecimientos por distintos medios, como podían ser alunizajes, butrones y otros métodos similares».

Tras verificar que la mayoría de sus miembros salieron de prisión aproximadamente sobre el mes de mayo pasado, tras pagar una fianza, se constató que el grupo se había vuelto a estructurar y estaban operativos de nuevo.

Asentados en barriadas marginales de Sevilla

La investigación desarrollada desde la Guardia Civil de Cádiz situó a los objetivos en barriadas marginales de Sevilla, aunque eran itinerantes. Llegando a desplazarse en una sola noche desde la provincia sevillana a Málaga o Granada y, después de robar, de regreso a casa. Operaban con grandes medidas de seguridad y contravigilancia, lo que unido a la particularidad del ambiente en los que se movían hacía complicado el trabajo policial para la plena identificación de sus componentes.

Tras intensas pesquisas, los agentes de Patrimonio, fueron desentrañando a esta banda que diversificaba sus hechos delictivos a cualquier campo que les pudiese reportar beneficios, robando sobre todo en establecimientos de telefonía móvil, perfumerías y tiendas de embutidos ibéricos. Justamente estos últimos meses habían intensificado su actividad presumiblemente por la cercanía de la Navidad, cuando los productos robados tienen mayor y más rápida salir en el mercado negro. Enlaces marroquíes de la banda, que cumplían la misión de colocar los productos, han sido también detenido.

Efectos intervenidos, como sierras o jamones, en un chalet ubicado en la provincia de Sevilla.
Efectos intervenidos, como sierras o jamones, en un chalet ubicado en la provincia de Sevilla. - ANTONIO VÁZQUEZ

Así, tras meses de intensas pesquisas, se procedió el pasado martes 13 de noviembre a la fase de explotación de la 'operación Bahiroski'. LA VOZ pudo ser testigo de este importante operativo en el que participó un centenar de agentes. Los investigadores de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Cádiz estuvieron apoyados por guardias civiles del GRS-2 con base en Montequinto y de la Unidad de Seguridad Ciudadana, para realizar desde primera hora de la mañana nueve entradas y registros simultáneos, que culminaron con la detención de estas catorce personas y la emisión de seis órdenes de detención, todo ello como presuntos autores de los delitos de robos con fuerza, robo con violencia, robo/hurto uso de vehículos, tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal, quedando esclarecidos hasta el momento un total de sesenta delitos cometidos por esta organización criminal.

Imagen de algunos de los detenidos saliendo del chalet donde guardaban los efectos robados.
Imagen de algunos de los detenidos saliendo del chalet donde guardaban los efectos robados. - ANTONIO VÁZQUEZ