LA VOZ EN LA FRAGATA NUMANCIA

Fragata 'Numancia', alarma de superficie roja

El buque de la Armada Española realiza ejercicios de tiro para mantenerse en todo momento en perfecto estado de alistamiento

CádizActualizado:

La silueta gris de la ‘Numancia’ se distingue en el mar Mediterráneo. Hace más de cinco meses que partió de la Base Naval de Rota pero la actividad en ella nunca cesa. Los 216 marinos que la pueblan deben estar siempre perfectamente alistados por si hubiese que enfrentarse a una amenaza, como corresponde a un buque de guerra. Por eso, cada cierto tiempo a bordo de esta fragata gaditana se realizan ejercicios de tiro.

El Centro de Información en Combate (CIC) es el cerebro de la fragata. Allí, el alférez de navío Rafael Carrillo se dispone a dar el ‘briefing’ de tiro a sus compañeros. En este caso, los blancos serán globos rojos y blancos, que se lanzarán al agua a babor y estribor, y él irá diciendo de cuál de ellos recibe la fragata un ataque, mandando qué puesto (de los ocho con armas de los que dispone el barco) dispara y si realiza fuego ‘india’ (intimidación) o ‘delta’ (destrucción).

«Se establece FPL3», se escucha por megafonía. El FPL o ‘Force Protection Level’ es el nivel de alistamiento de ‘Force Protection’ del barco, es decir, cómo de preparada se encuentra su dotación para enfrentar una amenaza asimétrica. Al mismo tiempo se prohíbe circular por exteriores a todo el personal de la fragata, excepto a los que componen su Fuerza de Protección.

¡Seguridad, alto el fuego!

El alférez de navío Carrillo forma parte de esta Fuerza de Protección, es el oficial de dirección de tiro. Este isleño, recién salido de la Escuela Naval Militar, es consciente de que tiene un puesto de responsabilidad y sabe perfectamente sus cometidos. Por eso, prepara junto al teniente de navío Luis Pelayo, jefe de la Fuerza de Protección, los ejercicios de tiro para «mantener adiestrado al personal que forma parte del equipo» de ésta, con el objetivo de que «si hubiera una amenaza, tanto convencional como asimétrica, se enfrentase correctamente».

Los disparos se van sucediendo con las órdenes y pasados unos minutos las amenazadas han sido destruidas

«Alarma de superficie roja», se escucha por órdenes generales. Los únicos militares que están en la cubierta de la fragata son los miembros del equipo de ‘Force Protection’. Cada uno en su puesto, atentos al blanco, a la amenaza y a las órdenes del alférez de navío Carrillo. Perfectamente pertrechados con antiflash, casco y guantes. «Puestos 2 y 4 intimidación. Puestos 6 y 8 destrucción», dice el joven militar por el walkie talkie. «Puestos 1 y 3 preparados para abrir delta a mi voz». Los disparos se van sucediendo con las órdenes y, pasados unos minutos las amenazas (globos) han sido destruidas.

«Cualquier persona de la dotación que viese algo durante el ejercicio de tiro que afectase a la seguridad podría gritar, ¡seguridad, alto el fuego! y se pararía inmediatamente», explica el alférez de navío Ignacio Paz Armada. Finaliza esta práctica y ya preparan la siguiente. La fragata ‘Numancia’ sigue adiestrándose para estar en todo momento preparada para cumplir la misión que se le ha encomendado.