El 'Juan Carlos I' navegando en demanda de Kuwait. - LA VOZ
ARMADA ESPAÑOLA

La espectacular vista aérea del 'Juan Carlos I' navegando hacia Kuwait

El buque insignia de la Armada Española partió ayer desde Rota para colaborar en la misión contra el terrorismo en Irak

CádizActualizado:

Cuatro aviones caza 'Harrier' sobre la cubierta de vuelo del mayor buque de guerra diseñado y construído íntegramente en España mientras éste navega hacia el Golfo Pérsico tras zarpar este martes de la Base Naval de Rota.

En sus 232 metros de eslora y 32 de manga el 'Juan Carlos I' alberga en esta ocasión 403 personas. De ellas, 282 son miembros de su dotación, 95 de la Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB), que consta de los cuatro 'Harrier' y dos helicópteros ‘Sea King' y 20 del Grupo Naval de Playa, para operar las dos embarcaciones de desembarco anfibio LCM que viajan en los diques inundables del buque.

Lucha contra el terrorismo

Los seis militares restantes son miembros del Ejército de Tierra, encargados de los helicópteros que el portaaeronaves tiene la misión de llevar hasta Kuwait. Son tres ‘Chinook HT-17’ y dos ‘Cougar HT-27’ de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) y desde este país del Golfo Pérsico desplegarán en la base de Taji, en Irak, para integrarse dentro de la coalición internacional que lucha contra el terrorismo yihadista. La labor de esta unidad, al mando de la que está la comandante de La Línea Gala Gallego, será realizar tareas de transporte entre Bagdad, Besmayah y Taji, las tres localidades iraquíes con presencia de tropas españolas.

Esta es la primera misión en el exterior para el buque de proyección estratégica 'Juan Carlos I' en sus ocho años de vida al servicio de la Armada (fue botado en Ferrol en 2008 y entregado a la Armada en 2010). Durará unos dos meses y en este tránsito le acompaña como escolta la fragata 'Blas de Lezo'. En unos 20 días llegará a Kuwait, tendrá la mitad de la misión cumplida. A la vuelta, hará parada en Bombay (India) y Alejandría (Egipto), unas escalas con las que, asegura el Ministerio de Defensa, «la Armada contribuye a los intereses de la industria de defensa nacional, así como, con su presencia, a la estabilidad en áreas de interés en el norte de África establecidas en la Estrategia de Seguridad Nacional».