Cuchillo y guantes, supuestamente usados en el crimen.
Cuchillo y guantes, supuestamente usados en el crimen. - LA VOZ
SUCESOS

Una deuda de 90.000 euros, el detonante del parricidio de Sanlúcar

El acusado de matar a su padre había generado una cuantiosa deuda a nombre de su progenitor a través de 'préstamos fáciles'

Actualizado:

Antonio Núñez, el supuesto parricida de Sanlúcar que acabó con la vida de su padre el pasado 13 de noviembre era, lo que se conoce coloquialmente, 'un ni-ni' (ni estudia, ni trabaja). Recién cumplido los 18 años no tenía empleo pero esto no le impedía llevar una vida llena de ostentación y lujos. No le faltaba el último modelo de móvil, el más moderno y caro, ni tampoco se privaba por lo visto de tener buenas cenas entre amigos. Dicen que le gustaba presumir de lo que tenía sin decoro. Pero mientras él aparentaba poseer un amplio poder adquisitivo, en su casa la situación era bien distinta. Su padre, conductor de una empresa de autobuses local, llevaba años trabajando duro para poder sacar adelante a su familia, a su mujer y a sus tres hijos, incluido a Antonio, el hijo mayor del matrimonio.

Hasta que esa tarde parece que se descubrió todo y el número 9 de la calle Cruz del Monaguillo del Barrio Alto de Sanlúcar se tiñó de luto y sangre. Antonio Nuñez padre, de 43 años, moría presuntamente a manos de su hijo cosido a puñaladas.

Todo apunta que fue un aviso del banco lo que pudo desatar la tragedia. Desde la sucursal advirtieron al padre que tenía una deuda acumulada de unos 90.000 euros por haber solicitado multitud de créditos 'fáciles' en los últimos meses. La suma de esos préstamos había ido engordando poco a poco sin que Antonio supiera nada. Y cuando por fin se enteró pidió explicaciones a su hijo por hacerse pasar por él. Se sospecha entonces que ésta fue la principal fuente de ingresos de un joven al que no se le conocía trabajo alguno.

-LA VOZ

Ante la sospecha de que pudiera tratarse de la bolsa donde pudiera estar el arma usada y que fuera arrojada a algún contenedor de basura, requirieron al servicio de basura del Ayuntamiento que parara el proceso de tratamiento de reciclado. Así, entre 33.000 kilos de basura almacenadas en un centro de residuos de Medina Sidonia, y, tras varias horas de búsqueda, los agentes hallaron la bolsa, en cuyo interior se encontró un cuchillo de cocina, la ropa que testigos previamente habían descrito como que portaba el detenido por la mañana, unos calcetines y unos guantes de látex. Todo estaba manchado de sangre.

La investigación ha sido realizada por agentes de la Brigada de Policía Judicial y Policía Científica de la Comisaría de Sanlúcar de Barrameda con la colaboración de la UDEV y la Científica de la Comisaría Provincial.