Avenida del Quinto Centenario

Desmantelan dos plantaciones de marihuana en Sanlúcar y detienen a tres personas

Los agentes intervinieron un total de 220 plantas de marihuana

CádizActualizado:

La Policía Nacional ha desmantelado en Sanlúcar de Barrameda dos plantaciones de marihuana ubicadas en el interior de una nave utilizada como cuadra y en un chalet recientemente alquilado. La investigación ha finalizado con la detención de tres personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y de un delito de defraudaciones de fluido eléctrico.

Según ha explicado la Policía Nacional en una nota, la primera intervención se realizó en una nave cercana a la Avenida del Quinto Centenario, en una calle de acceso privado que dificultó en gran medido las labores de investigación previas al registro.

No obstante, una vez iniciado el operativo los investigadores comprobaron que la plantación se había disimulado en un cuarto creado en la parte trasera de una cuadra, lo que por una parte impedía su localización al entrar en la misma y por otra enmascaraba el típico olor de estas plantas.

En el registro practicado los agentes intervinieron un total de 220 plantas de marihuana que se encontraban en un punto cercando al óptimo para su recogida. Los cogollos incautados dieron un peso bruto de 20 kilos. Además, procedieron a la retirada de efectos habitualmente usados para estos cultivos como son los aires acondicionados, lámparas de alta potencia, ventiladores, filtros y productos químicos para el cuidado de las plantas.

Una vez finalizado el registro se procedió a la detención de propietario de la finca de 52 años de edad, el cual carecía de antecedentes por hechos similares.

Posteriormente, días más tardes, los agentes realizaron una segunda operación en la zona de huerta Iraola, siendo el objeto de la investigación un chalet de grandes dimensiones que había sido alquilado solo tres meses antes a pesar del alto coste del mismo, que alcanzaba los 1.000 euros mensuales.

En las investigaciones realizadas los agentes no apreciaron signos de que nadie estuviera haciendo uso del inmueble como residencia, motivo por el cual se realizaron una serie de vigilancias que permitieron obtener indicios de actividad criminal que fueron considerados por la magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 para autorizar la entrada y registro.

Así, en el registro practicado los investigadores observaron que la totalidad del inmueble había sido alterado para destinar la máxima superficie posible al cultivo de marihuana. Los implicados habían retirado los muebles de los cuatro dormitorios para convertir estos habitáculos en plantaciones y se había aprovechado un amplio distribuidor para, mediante planchas de pladur, crear una quinta habitación para el mismo fin, estando el resto del espacio dedicado únicamente al almacenaje de los productos necesarios para el cuidado de las plantas y los muebles retirados de las citadas habitaciones.

En este caso no se pudo intervenir sustancia activa ya que el registro se realizó en el periodo comprendido entre la cosecha y la segunda plantación, contabilizándose una total de más de 700 macetas que aún conservaban el tallo de las plantas cortadas, recogiéndose restos de hojas de marihuana en todas las habitaciones que fueron remitidos al Juzgado ordenante como prueba de la actividad ilícita.

Al finalizar el registro fue detenido un hombre de 43 años de edad, que era la persona que formalizó el alquiler de la vivienda, y un joven de 22 años de edad, que era el encargado de cuidar la plantación. Se da la circunstancia que ambos habían resultado detenidos en noviembre del año pasado como autores de hechos idénticos, al haber instalado una plantación de gran tamaño en un gimnasio ubicado en las proximidades de un hotel.