CONTENIDO PROMOCIONADO

¿Por qué deberías plantearte un injerto de pelo?

En esta sociedad acelerada en la que vivimos cada vez son más las personas que presentan problemas capilares

Actualizado:

En esta sociedad acelerada en la que vivimos cada vez son más las personas que presentan problemas capilares, ya sea por pasar situaciones o etapas de mucho estrés, y otras tantas personas también los sufren porque por desgracia son problemas genéticos hereditarios, por lo que si algún antepasado tuyo los ha sufrido casi tienes asegurado que te ocurra también (ya sea en mayor o menor medida). En cualquier caso, debemos tener claro que no es posible evitar la calvicie, pero si podemos subsanar y combatirla para volver a tener pelo donde ya no crece, y así volver a sentirnos jóvenes y con una alta autoestima.

¿Qué es el injerto capilar?

La pérdida del pelo supone una gran preocupación, que además conlleva más efectos negativos, para un gran porcentaje de personas (casi en su totalidad hombres, ya que a pesar de que también es un problema que puede afectar a las mujeres se dan muy pocos casos). La mayoría de las veces la alopecia comienza a verse a partir de los treinta años, aunque también los hay que lo sufren antes de esta edad. Como decimos muchas personas la sufren de manera momentánea en un determinado periodo de tiempo, y otros por herencia genética, sin posibilidad de llegar a remontar (al menos, no de forma natural). Pero en cualquier caso ambos sujetos deberán plantearse ponerle solución para conseguir volver a tener pelo en la zona que hay se ha quedado sin él, si realmente tanto le afecta.

Como podemos ver en https://itcapilar.com/ nos explican que existen diferentes técnicas para conseguir volver a tener pelo a través de un implante capilar, pero las más conocidas son: la técnica ‘’de la tira’’, que consiste en obtener una tira de piel de la zona posterior del cuero cabelludo, que se cortará para obtener fragmentos más pequeños donde van incluidos los folículos para posteriormente implantarlos en las zonas donde ya no crece el pelo, aunque este ya no lo hacen.

El siguiente es el FUE, es decir la extracción individual de los folículos que luego se implantan sin modificar en las zonas donde se necesitan. Y otra técnica es la FUT que es el trasplante de unidades foliculares. Básicamente los dos últimos se diferencian en la forma en la que se extraen los folículos capilares. Debemos tener en cuenta que no es un proceso doloroso, puesto que en este tipo de intervenciones se utiliza anestesia local para así evitar el dolor, y después de la intervención bastará con tomar antiinflamatorios y poner hielo en la zona para que todo vuelva a la normalidad en el menor tiempo posible para así volver a la normalidad.

¿Dónde es conveniente hacer este tipo de intervenciones?

Como es obvio el implante de pelo debe de hacerlo un cirujano y un equipo experto en la materia y con gran equipo detrás, para ello podemos encontrar también el injerto capilar en Málaga, donde encontraremos una gran clínica especializada con más de un década de trayectoria en el sector. De esto va a depender el éxito de la intervención, porque al tener unas manos expertas detrás de la operación vamos a conseguir tener una técnica de extracción de folículos totalmente perfecta y sin dañar ninguno, para así luego conseguir el mejor resultado posible. Además, no es sólo el hecho de extraerlos, sino que también sea colocados de la manera adecuada, ya que sino se hacen en el lugar correcto y con una distribución adecuada el resultado puede no ser tan natural como cabría esperar y podría llegar a quedar una cabellera totalmente antiestética.

Debemos también tener presente que los resultados no será visibles al instante como es obvio, sino que pasarán unas doce o catorce semanas hasta que los resultados empiezan a ser visibles y podamos comprobar el éxito de la intervención. También debemos saber que hay casos en los que a las pocas semanas de la cirugía el pelo se cae, pero no deberemos preocuparnos, pues como decimos cuando llevemos unos tres meses ese pelo brotará de nuevo y mejor aún, ya que sus raíces serán mucho más fuertes.