Es noticia:
Cádiz Provincia
El rector de la UCA, en el acto simbólico del inicio de las obras de El Olivillo - A. V.
UNIVERSIDAD

El curso sobresaliente de la UCA

El 2017/2018 será un año de despegue en las infraestructuras. En lo académico, se suman tres nuevos másteres universitarios

CÁDIZActualizado:

La Universidad de Cádiz (UCA) se enfrenta a un curso de sobresaliente. El ente académico gaditano tiene motivos para sacar pecho en estos tiempos, ya que además de subir en número de alumnos, de entrar recientemente y por primera vez en la tabla de las mejores universidades del mundo en el ranking de Shangai, se puede colgar la medalla de ser la única institución capaz de aúnar esfuerzos de todas las administraciones entorno a proyectos encallados y de vital importancia para Cádiz.

Se ha escrito mucho ya sobre el frental universitario gaditano que renace de sus cenizas tras décadas de abandono; desde el edificio Valcárcel (futura facultad de Ciencias de la Educación, con la empresa turística de Zaragoza Urbana mediante), al antiguo Colegio Mayor abandonado hasta hece unos meses, pasando por el edificio de El Olivillo ,que se postula como el revulsivo de la transferencia del conocimiento de la universidad al tejido empresarial gaditano del futuro. Y en el que al fin trabajan los albañiles.

Este Centro de Transferencia tiene un plazo de ejecución de 14 meses, que comenzaron el pasado 12 de septiembre con el incio de las obras y un presupuesto de 4,2 millones de euros financiados con fondos ITI. Para la Residencia Universitaria, en contrucción ya y financiada con fondos de la UCA con un presupuesto de 4,2 millones de euros, tiene prevista su apertura para el curso 2018/2019.

Grandes obras

Las obras en Valcárcel están un poco más lejos aún, ya que hasta el pasado 20 de septiembre no se ha hecho efectivo el traspaso de la propiedad del edificio desde Diputación (que lo había recibido recientemente de Zaragoza Urbana)a la Universidad de Cádiz. Aún queda pendiente la segregación de la parcela de uso hotelero y el posterior desarrollo de la obra para acoger al alumnado de Ciencias de la Educación.

La facultad de Medicina, otra de las asignaturas pendientes de la UCA, desde que se dio por perdido el nuevo complejo hospitalario de Cádiz, afronta la segunda fase de su reforma, en la que se dotará de equipamiento laboratorios y se finalizará el salón de actos, entre otras mejoras. La Universidad aporta con fondos propios un millón de euros durante el curso 2017/2018.

Pero lo cierto es que más allá del ladrillo, de las mejoras en los edificios que también hacen Universidad, se encuentran los avances esenciales de la UCA; los grandes retos que se están desarrollando en investigación (donde juega un papel fundamental el CEI.mar) y la docencia.