TRAGEDIA EN ECUADOR

El cuerpo de Manuel Tundidor llega a Trebujena, ocho días después de su desaparición en Ecuador

El pueblo volverá a volcarse con Lete, cuando sus restos mortales sean trasladados al cementerio de la localidad

Actualizado:

Hace una semana comenzaron a llegar a Trebujena las primeras informaciones sobre la desaparición de Manuel Tundidor Cabral, ‘Lete’, en la Amazonía ecuatoriana. Precisamente ayer, ocho días después de ser visto por última vez el pasado viernes 5 de abril, llegaba al tanatorio de la localidad su cuerpo. Tras pasar por Madrid, vía Ecuador –una gestión de la que se hizo cargo el Ministerio de Asuntos Exteriores–, la familia fue ayer la encargada realizar los trámites para el traslado del cuerpo desde la capital de España.

Cabe recordar que su cadáver fue localizado este pasado martes, tras ser avistado desde el helicóptero de la Policía ecuatoriana en el río Napo cerca de Misahuallí, a unos 50 kilómetros del lugar en el que desapareció. El joven fue visto por última vez mientras se bañaba en el río Jatunyacu, de la parroquia Tálag, en la región amazónica de Ecuador, junto a otros seis compañeros universitarios que se encontraban cursando unas prácticas en el país latino. Desde entonces, una veintena de rescatistas del Cuerpo de Bomberos de Tena, Policía Nacional y Cruz Roja trabajaron sin descanso en su búsqueda hasta que pudieron dar con él, justo cuando la climatología mejoró.

El río Jatunyacu está clasificado con un nivel de riesgo número cuatro, lo que significa que para navegarlo hay que hacerlo con ciertas seguridades. No obstante, hay tramos del río que sí son aptos para bañarse.

Despedida por todo lo alto

La desaparició de Lete ha provocado una ola de solidaridad de los vecinos con sus familiares, tal y como han demostrado en las dos concentraciones realizadas en la plaza del Ayuntamiento, primero para pedir más medios en su búsqueda y posteriormente el día que se conoció el fatal desenlace.

Por todo ello está previsto que hoy sobre las 17,00 horas, cuando se trasladen los restos mortales del joven hacia el cementerio de la localidad, todos sus habitantes se vuelvan a volcar para acompañar a la familia, ya que además un amplio grupo de jóvenes amigos de Lete tiene previsto rendir un sentido homenaje a Manuel Tundidor en el que por supuesto no faltará la música, ya que era una de sus grandes pasiones, para que permanezca en la memoria de todos.