La ministra visitó la fragata 'Cristóbal Colón', que se encuentra en Sidney
La ministra visitó la fragata 'Cristóbal Colón', que se encuentra en Sidney - EFE
INDUSTRIA

Cospedal empuja en Australia el contrato de las fragatas para Navantia

La ministra se desplaza a Sidney para apoyar a la empresa española en un concurso, en el que puja también Italia y Gran Bretaña

CádizActualizado:

La ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, culmina este martes su viaje de tres días a Australia para reforzar las relaciones bilaterales entre ambos países y, sobre todo, para vender la excelencia de nuestra industria naval. La visita de Cospedal ha servido de apoyo a Navantia ante el contrato que está en juego para la construcción de nueve fragatas. El Gobierno australiano sigue adelante con el ambicioso plan de modernización de su flota y el año que viene decidirá finalmente qué empresa será la adjudicataria. La oferta de Navantia, junto con la propuesta de la italiana Fincantieri y la británica BAE, quedó finalista en este concurso, que suma unos 20.000 millones de euros de inversión. Navantia tiene el viento a favor para lograr el acuerdo.

España ha desplegado a la ‘Cristóbal Colón’ cinco meses para que los australianos comprueben su versatilidad

España ha puesto toda la carne en el asador y ha desplegado hasta las Antípodas a la fragata 'Cristóbal Colón'. El despliegue de esta unidad de la Armada forma parte del plan de apoyo institucional a Navantia para hacerse con el contrato. No hay que olvidar que el diseño presentado por la constructora naval en este concurso internacional está inspirado en una mejora de las actuales fragatas españolas de la serie F-100. Así, la presencia de la 'Cristóbal Colón' en Australia desde el pasado 9 de enero no es casual. El Gobierno español quiere que la Marina australiana compruebe ‘in situ’ la versatilidad y la tecnología de este buque de guerra ‘made in Spain’

La ministra visitó ayer la fragata y saludó a su tripulación y dijo que ambos países «tienen la vocación de realizar muchas cosas en común, fundamentalmente en el ámbito de la defensa».

La idea de los australianos es empezar a construir los barcos en 2020 en la ciudad de Adelaida, es decir, España, a través de Navantia, aporta tecnología y diseño.

El precedente de los destructores

Esta misma fórmula se sigue con los tres destructores de la serie Hmas que se construyen en el astillero ASC Adelaida bajo la supervisión de los técnicos de Navantia. Se trata de tres buques de guerra, inspirados en la actual F-100 española, pero con el sistema de combate Aegis, proporcionado por Estados Unidos. De hecho, el segundo de ellos, bautizado con el nombre de 'Brisbane', fue botado el pasado diciembre.

La relación entre España y Australia en materia naval se forjó en 2007 cuando el Gobierno australiano apostó por Navantia para renovar buena parte de su flota y firmó con la empresa española el contrato para la construcción en el astillero de Ferrol de los buques anfibios LHD 'Camberra' y 'Adelaida'. Posteriormente, el Gobierno australiano adjudicó a Navantia la construcción de doce lanchas de desembarco para estos buques, que se construyeron en el astillero de San Fernando.

La obra se llevará a cabo en el astillero de Adelaida bajo supervisión y control de Navantia

Australia, junto con Noruega, es uno de los mejores clientes de Navantia. La ministra Cospedal destacó que «España tiene mucho interés en seguir colaborando con Australia como socio industrial, sobre todo, en el ámbito naval».

No es la primera vez que un ministro o un mandatario español se desplaza a un determinado país para empujar un posible contrato con Navantia. El entonces ministro de Defensa Pedro Morenés, lo hizo también en enero de 2013 cuando visitó Australia para apoyar a la empresa española en el contrato de dos barcos logísticos para aquel país. En ese momento, la Armada española había desplegado a Sidney al Buque de Aprovisionamiento en Combate (BAC) 'Cantabria', fabricado en el astillero de PuertoReal en 2010.

Un largo historial de contratos que empezó en 2007 con la obra de dos buques anfibios

El Gobierno español permitió que los australianos compartieran este barco durante nueve meses, es decir, la tripulación española formó a la australiana. La Marina de Australia valoró las condiciones del barco y el Gobierno australiano adjudicó en mayo del año pasado a Navantia la construcción de dos barcos similares al 'Cantabria'. La oferta de Navantia se impuso a la presentada por el astillero coreano de Daewoo. Ambos barcos se construirán en el astillero de Ferrol y está previsto que la obra comience este verano y concluya en 2020.

Gestión para las corbetas

Las acciones comerciales de Navantia en el extranjero también han recibido el respaldo tanto del Rey Emérito, don Juan Carlos, como del actual monarca, don Felipe, que viajó a Riad el pasado enero para impulsar el contrato de las cinco corbetas para Arabia Saudí.

La presencia del Rey Felipe VI en Arabia fue clave para que el contrato siguiera su curso. El acuerdo ha superado en los últimos cinco meses algunos contratiempos, pero ya se encuentra solo a falta de la rúbrica del emir. Esta obra, de la que depende el astillero de San Fernando, supone unos 3.000 empleos durante los próximos cinco años.