El histórico dirigente de IU frente al Ayuntamiento de Cádiz este miércoles.
El histórico dirigente de IU frente al Ayuntamiento de Cádiz este miércoles. - S.C.
POLITICA

«Las cosas no cambian solo porque lo diga alguien más joven con coleta»

José Antonio Barroso, exalcalde de IU en Puerto Real, está de visita en Cádiz. Desde hace un lustro vive en Cuba pero sigue de cerca la política gaditana

CádizActualizado:

El que fuera alcalde de Puerto Real durante siete legislaturas, vive jubilado al otro lado del charco. A pesar de la distancia física, el histórico dirigente de IU está al tanto de la actualidad política de Andalucía y España. De visita unos días en Cádiz, opina de la nueva política, de los nuevos partidos de izquierdas y de las elecciones.

–Siempre tuvo una estrecha relación con Cuba pero ahora vive allí ¿Qué hace en Cuba?

–Vivir más lentamente, más austeramente, más en consonancia con lo que pienso y defiendo.

-¿Desde que se instaló en Cuba, viene con frecuencia a Cádiz?

–Vengo con frecuencia, 4 ó 5 veces para ver a mis hermanos, hijas, nietos. Es mi tierra como también lo es Cuba, que es donde mejor me encuentro en este momento.

–Fue alcalde de Puerto Real entre 1979 y 1995 y desde 1999 hasta 2011. A pesar de la distancia ¿sigue de cerca los acontecimientos políticos en Cádiz y el resto del Estado español o ha hecho un punto y final?

-De la política activa no me he alejado nunca, de la política institucional y de los cargos electos, sí . De la política partidista o partidaria también estoy alejado pero no de la política en mayúscula. Sigo tomando posición sobre los fenómenos que me rodean. Estar en Cuba me da perspectiva para analizar los fenómenos que se dan en América Latina, en Europa, en España, en Andalucía... y veo que hay muchas opiniones sesgadas sobre acontecimientos que suceden cada día.

–Comenzó de joven militando en el Partido Comunista y luego se integró en IU. ¿Qué opinas sobre la alianza de partidos de izquierda en Andalucía para las elecciones andaluzas del 2-D?

–Yo siempre he optado por la confluencia de las izquierdas, siempre he tenido la búsqueda de la unidad como una práctica y una referencia en mi hacer político. Creo que el esfuerzo de IU y el sector andaluz de Podemos se puede traducir en un aumento del peso de la izquierda. Creo que sumarán más juntos que por separado en el Parlamento Andaluz. Tienen que ser capaces de utilizar la pedagogía para llegar a la opinión pública. Tienen la estructura, ahora tienen que tener programa, proyecto y ser capaces de llegar a la opinión pública. Si no conseguimos la hegemonía cultural no se puede obtener la hegemonía política.

-Como un histórico de la izquierda en la provincia, cree que IU podría quedar fagocitada frente a Podemos?

- El partido en sí mismo no es un fin es un instrumento para transformar . Si ese instrumento ya no sirve, tendremos que valernos de otros. Quizás hay que plantearse que la sociedad dice que el instrumento se tiene que transformar o quedar orillado en el basurero de la historia. No me preocupa que las siglas queden subsumidas en otras siglas más englobándoras, lo que me preocupa es la gente que se ha quedado por el camino, que se pierdan los tanques pensantes. Me preocupa el arribismo, la búsqueda de la exclusividad del pensamiento en la organización y abogo por una confluencia de base amplia con liderazgos que se mueven de manera natural y no impuesta. El ejemplo de Podemos en Madrid es lamentable para el propio Podemos. Ojo, que tengo mis dudas y resistencias con Podemos. Las cosas no dejan de ser lo que han sido solo porque lo diga alguien mas joven y con coleta. Falta de enjundia. Hay más contundencia ideológica en Podemos Andalucía que en Madrid. Lo de la lista de Carmena, lo del chalé de Pablo Iglesias son cosas que no concibo.

–Y al PSOE ¿cómo lo ve?

- Tiene la necesidad de reinventarse. Para hacerlo más atractivo necesita unas dosis de ‘sanchismo ‘y menos contaminación del ‘susanismo’. Al PSOE en Andalucía le hace falta hacer una política diferente buscando los segmentos de coincidencia con Andalucía Adelante para transformar entre todos una sociedad más justa y participativa y con mayor redistribución de las riquezas.

–¿Qué cree que puede pasar el 2-D?

- Yo tengo la esperanza de que el ascenso de Andalucía Adelante condicione la composición del futuro gobierno y condicione la política del ‘susanismo’ rampante.

–¿Qué opina de los demás partidos que concurren a las elecciones?

- Ni siquiera Aznar daba esa sensación de antiguo, poco atractivo e involucionista. Los demás partidos han llegado a hablar de terminar con el estado de las autonomías y volver al centralismo. Yo no lo comparto en absoluto. La coincidencia de esos partidos con lo que sucede con Cataluña o con los procesos migratorios hace que no sea descartable que Ciudadanos, PP y Vox unan sus fuerzas y puedan ganar Andalucía. Por eso el PSOE tiene que entender la necesidad de la trasversalidad y búsqueda de alianzas con expresiones políticas nuevas y m ás avanzadas en cuestiones de redistribución de rentas, política fiscal o prestaciones sociales.

–¿Cree entonces que Andalucía podría tener un gobierno conservador?

- Sí. Si PP, Ciudadanos y Vox suman mayoría absoluta tendremos un gobierno de derecha extrema.

–¿Derecha extrema?

Sí, es un concepto que define un escenario político que tiene una frontera común con la extrema derecha pero que no invoca el golpe de estado como forma de cambiar las cosas.

–¿Volverá a Cádiz?

Ahora he venido acompañando a una delegación del grupo empresarial ganadero de Cuba con el que colaboro aunque tenía previsto venir de todas formas. Sigo colaborando y tratando de aportar cosas allí. Me vi forzado a j ubilarme porque mi organización no consideró interesante mantenerme tan frontalmente en política y me vi abocado a buscar salida profesional a mi vida para jubilarme dignamente. En Cuba se puede desactivar la tensión, el tensionismo y la ira de aquel momento. En la actualidad, aquí, en Cádiz, se me quiere pero en Cuba se me quiere y se me requiere.