FESTIVIDAD DEL 12 DE OCTUBRE

El coronel de la Guardia Civil de Cádiz: «No es tiempo para tibios»

Alfonso Rodríguez se muestra duro y directo en su discurso del Día de la Benemérita y pide justicia para aquellos que vulneren la unidad de España

Actualizado:

El acto que cada año se celebra en la Comandancia de Cádiz por la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, tuvo este miércoles como era de esperar tras los últimos acontecimientos acaecidos en Cataluña, un contundente y firme sentido patriótico. Tanto el subdelegado del Gobierno, Agustín Muñoz, que presidió la cita, como el coronel jefe de la Benemérita gaditana, Alfonso Rodríguez, dieron un especial enfásis en sus discursos a la defensa de la unidad de España y los valores constitucionales como garantía del Estado de Derecho y la libertad de los ciudadanos. Además se tuvo un emotivo recuerdo para los compañeros guardias civiles que en estos días se encuentran desplegados en tierras catalanas comisionados por Interior por la convocatoria del referéndum ilegal.

«La celebración de nuestra Patrona de este año presenta unas connotaciones especiales», dijo al comenzar su discurso el coronel jefe de la Comandancia de Cádiz, «unos sentimientos contrapuestos y una singularidad manifiesta», añadió. «A nadie se le escapan los motivos. Las connotaciones son obvias, gracias a la sinrazón e irracionalidad de una parte de los dirigentes del Gobierno catalán, que ha decidido no sólo cuestionar nuestra Carta Magna, sino vulnerar la legalidad vigente, incitando a la ciudadanía a enfrentarse a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y transmitiendo odio hacia nuestra bandera y los españoles, desembocando en una brutal campaña de acoso contra los guardias civiles y policías, por parte de radicales y voceros», afirmó en un discurso duro y directo.

Según lamentó el coronel jefe «este hostigamiento está siendo extendido a las familias de los guardias civiles allí destinados. Y todo por proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana». «Ahora no es tiempo para tibios», exclamó. «Esperemos que a aquellos que han transgredido las leyes, la justicia les enseñe el alcance de esas consecuencias».