CÁDIZ

El concejal José Blas desmonta la defensa del funcionario fantasma

El juzgado ha condenado a Joaquín G. V. a reembolsar la parte proporcional de su salario, pero solo del periodo que no ha prescrito

CÁDIZActualizado:

El concejal del PP y responsable de Hacienda con la Corporación anterior, José Blas Fernández, ha desmontado uno por uno los argumentos y defensa que esgrime el funcionario del Ayuntamiento de Cádiz que ha sido condenado a devolver casi 30.000 euros por ausentarse de su puesto de trabajo durante seis años, entre 2004 y 2010. El juzgado ha condenado a Joaquín G. V. a reembolsar la parte proporcional de su salario, pero solo del periodo que no ha prescrito. Joaquín ha negado la mayor y ha denunciado que fue objeto de 'moobing' en el Ayuntamiento de Cádiz situando al entonces concejal de Hacienda, José Blas Fernández, en el punto de mira de sus críticas.

Sin embargo, José Blas Fernández ha salido hoy al paso de las acusaciones de Joaquín y aclaró que este funcionario nunca estuvo a sus órdenes, ya que pertenecía al área de Medio Ambiente.El concejal no entiende por qué no denunció en su momento que era objeto de acoso labora como sostiene en su defensa. El que fuera edil de Hacienda señala que Joaquín aprovechó una situación de cambios en el Ayuntamiento para eludir sus responsabilidades. Es decir, en 1998 recibió el encargo de supervisar las obras de infraestructura de la estación depuradora de La Martona, en Cádiz.Se trata de una actuación en la que también estuvo implicada la Junta de Andalucía. Fue a partir de 2004 cuando la obra entró en su recta final y, según José Blas, el momento que aprovechó para esfumarse alegando un nuevo destino dentro del Ayuntamiento. En el expediente que se le abrió en 2010 nunca pudo justificar ni el destino ni su función.