La teniente de navío Goicoechea, en el centro, junto al resto de las galardonadas.
La teniente de navío Goicoechea, en el centro, junto al resto de las galardonadas. - Iñaki Gómez/MDE
MUJER EN LAS FUERZAS ARMADAS

La comandante del gaditano buque 'Antares' premiada por potenciar el papel de la mujer en las Fuerzas Armadas

La teniente de navío Marina Goicoechea Margalef ha sido una de las reconocidas por el Ministerio de Defensa con el galardón 'Idoia Rodríguez 2019'

CádizActualizado:

«Hay que seguir avanzando con la colaboración de hombres y mujeres», son algunas de las palabras que pronunció el pasado viernes la teniente de navío Marina Goicoechea Margalef, al recibir el premio ‘Soldado Idoia Rodríguez, Mujer en las Fuerzas Armadas’.

La comandante del buque hidrográfico ‘Antares’, con base en la Estación Naval de Puntales, recogió este galardón «en reconocimiento por su labor para potenciar, con su capacidad de trabajo y liderazgo, la visibilidad de las mujeres en las Fuerzas Armadas», ha señalado el Ministerio de Defensa. Y, durante su intervención, también hizo mención a los 30 años de la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas y los retos conseguidos durante este tiempo.

Defensa entregó el premio 'Idoia Rodríguez 2019', que reconoce la labor de personas e instituciones que potencien el papel de la mujer en las Fuerzas Armadas, 'ex aequo' a la teniente de navío Goicoechea, a la teniente del Cuerpo de Intendencia del Ejército de Tierra, Natalia Hernando Chueca y al componente femenino de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire, (PAPEA), formado por las cabos primeros Diana Vetia Ruiz y María Soledad Agea Cuadrado, y las cabos Elizabeth Hernández Moreno, Rebeca Nobile Martínez y Teresa Pardo Moñino.

Tercera mujer comandante de un buque

La teniente de navío Marina Goicoechea Margalef fue nombrada comandante del buque hidrográfico ‘Antares’ en el mes de marzo de 2018 y tomó posesión del cargo el 25 de julio en Cádiz. Así pues, esta gaditana (aunque nació en la localidad pontevedresa de Tui, vive en la provincia desde que tenía un año de edad), se convirtió en la tercera mujer comandante de un buque de la Armada Española, tras la isleña Esther Yáñez (ahora capitán de corbeta) y la teniente de navío Ana Sánchez.

El premio Idoia Rodríguez es un galardón que reconoce la «labor de personas e instituciones, tanto militares como civiles, que hayan realizado actuaciones relevantes o ejemplares para potenciar el papel de la mujer o para apoyar la igualdad de oportunidades y de género en las Fuerzas Armadas».

Se entrega en honor a Idoia Rodríguez, la primera mujer militar española que falleció en una misión internacional. Esta soldado de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable fue desplegada en Afganistán en 2007 y falleció en Herat, hace 12 años, por la explosión de una mina bajo el blindado BMR en el que viajaba.

Lograr la «igualdad real»

«Me siento orgullosa de que mi trayectoria sirva como ejemplo de mujer trabajadora», dijo durante el acto otra de las galardonadas, la teniente del Ejército de Tierra Natalia Hernando Chueca, tras recoger el premio otorgado por su ejemplo de esfuerzo personal para su progresión en la carrera militar desde aspirante a reservista, a la Escala de Tropa, a la Escala de Suboficiales y, posteriormente, a la Escala de Oficiales.

No obstante, Hernando precisó que a las mujeres aún les queda un largo camino por recorrer, sobre todo, en las profesiones tradicionalmente reservadas a los hombres. «Este es el reto que las mujeres de hoy nos deberíamos plantear: conseguir igualdad total en todos los campos laborales», subrayó ante el auditorio.

Para concluir, la cabo primero del Ejército del Aire Diana Vetia, en representación del componente femenino de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército Aire (PAPEA), quiso agradecer el premio a «Idoia y a todos los que trabajan por conseguir la igualdad real, no sólo en el Ejército sino en la sociedad». Después de relatar su experiencia, la cabo primero sostuvo que «como cualquier otra madre, que además es militar y deportista del alto rendimiento, la conciliación es prácticamente imposible». La Patrulla Acrobática recibió el premio por su dedicación, sacrificio y espíritu de servicio como militares y deportistas del alto rendimiento que ha cosechado diversos premios internacionales.

«Un orgullo para España»

En esta edición 2019, el acto entrega de los citados galardones, al que acudieron los padres de la fallecida soldado Rodríguez, Consuelo y Constantino, estuvo presidido por la ministra de Defensa, Margarita Robles, que fue la encargada de entregar todos los premios. En su discurso, la ministra recordó que «no olvidaré nunca a la soldado Idoia, como no olvidaremos nunca a todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, que defendiendo a España y sus valores, han dado su vida».

Robles felicitó a la teniente Hernando, a la teniente de navío Goicoechea y a las cinco componentes de la patrulla acrobática. «Ellas, como los 120.000 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas son un orgullo para este país, por su dedicación, su entrega y sacrificio». «Premiándoles a ellas, les premiamos a todos», subrayó.

Además, al evento, que tuvo lugar en el sede del Ministerio, también asistieron las máximas autoridades militares y civiles de Defensa encabezadas por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando Alejandre; el secretario de Estado, Ángel Olivares; el secretario de Estado Director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán; el subsecretario de Defensa, Alejo De la Torre; el jefe de Estado Mayor del Ejército, Francisco Javier Varela; el almirante jefe de Estado Mayor de la Armada, Teodoro López Calderón; el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, Javier Salto, el secretario general de Política de Defensa, el almirante Juan Francisco Martínez Núñez; y el jefe del Cuarto Militar de Su Majestad el Rey, el almirante Juan Ruiz Casas.