Competición de potros de esta semana - F. JIMÉNEZ
TURISMO

El Circuito Hípico del Sol se hace más grande

Crece en su XXIV edición en prestigio, alcanza los 2.000 caballos y amplían las instalaciones de la Dehesa Montenmedio con una nueva zona de boxes

CÁDIZActualizado:

Hay tres tipos de seres vivos que conviven desde el pasado 15 de febrero y hasta finales de marzo en en la Dehesa de Montenmedio (Vejer) en total armonía:los caballos de competición, los perros y las personas que dominan el inglés. No importa la procedencia del aficionado que se acerque a este espacio de acceso libre y gratuito; solo el amor por el aire libre, por los animales y por el deporte.

El Circuito Hípico del Sol, que se organiza cada año en Cádiz reunirá durante su XXIV edición en esta finca propiedad del conocido empresario Antonio Blázquez y de su familia a los mejores jinetes del mundo, en lo que se ha convertido la primera cita del año imprescindible en el calendario de cualquier amante de la hípica que se precie.

En esta ladera, una vez que se ha pasado Vejer se concentran en estos días nada menos que 450 jinetes procedentes de medio centenar de nacionalidades. Entre las novedades más destacables de esta edición se encuentran las nuevas instalaciones del Circuito Hípico del Sol.

«Trabajamos e invertimos en la mejora y ampliación de las instalaciones porque nuestro objetivo es satisfacer la demanda de los jinetes, que otros años quedan en lista de espera. Este año celebramos un nuevo éxito de participación con un total de 2.000 caballos durante las seis semanas de competición. Queremos seguir siendo un referente en los ‘tours’ de invierno, ofreciendo calidad en los servicios y el espacio necesario para que puedan entrenar y competir con la máxima garantía», explica la directora del Circuito hípico, Teresa Blázquez.

Más allá de la competición, que se limita a una minoría de la población internacional, es muy importante analizar este encuentro deportivo desde el punto de vista socioeconómico. Qué supone en cifras para el entorno de la provincia esta reunión de caballistas durante las seis semanas que dura el evento. En este tiempo se generarán 260 puestos de trabajos directos (organización del evento, hostelería, servicios complementarios), según los datos facilitados por la propia organización y elaborados a través de un estudio de la Universidad de Cádiz. A estos, hay que sumar 1.305 empleos indirectos.

El gasto medio del visitante en la zona se sitúa en 262 euros diarios, muy por encima de la media de gasto de un turista de sol y playa. Este viajero que llega a la provincia de Cádiz atraído por la competición celebrada en la Dehesa de Montenmedio realiza una estancia media de 24 días, también muy por encima de la registrada por cualquier otro tipo de motivación turística.

En la pasada edición, el Circuito Hípico del Sol o ‘Sunshine Tour’, como se le conoce en el resto del mundo, congregó a 7.186 personas inscritas, sumando propietarios de caballos, jinetes, mozos de cuadra, staff, entre otros, por lo que el gasto turístico vinculado directamente a este evento supera los 45 millones de euros (45.185.568 euros), según los datos facilitados desde la organización de la competición.

A esta cantidad hay que sumarle los diferentes ingresos que genera la publicidad, ingresos fiscales, efectos inducidos, gastos indirectos, inversiones internacionales, compra venta de caballos, que no se cuantifican en el estudio económico encargado por la organización.

De hecho, algo que llama poderosamente la atención del visitante ajeno al mundo del caballo es que algo más se celebra en este tipo de encuentros. Amodo de una antigua feria de ganado, pero de alto ‘standing’, se observan reuniones de propietarios que ponen en común sus experiencias y sus productos. Cada caballo que participa en una competición de este tipo lleva siempre declarado su nombre, el de su padre y el de su abuelo.

La pureza de su raza y la mejora genética es un valor que se cotiza al alza, y mucho, en este mundo. Tanto que si el lector de este artículo se anima a visitar las instalaciones por primera vez descubrirá que hablamos de unos caballos increíbles, casi extraterrestres (en el sentido literal de la palabra). Son visiblemente superiores a cualquier otro espécimen que haya visto en una feria o incluso en la Real Escuela de Arte Ecuestre de Jerez, donde se encuentran los mejores de España. En la Dehesa de Montenmedio se encuentran los mejores del mundo y se nota a simple vista.

La competición ha vuelto a la dehesa Montenmedio con el concurso de salto internacional de dos estrellas dotado con 70.000 euros en premios y en el que compiten un total de 350 caballos. Las pruebas que componen el programa de este evento se han incrementado respecto a la edición pasada. Como novedad, en esta edición, dos pruebas serán puntuables para el Longines Ranking de la Federación Ecuestre Internacional.

El grueso de la competición al más alto nivel comenzó este martes pasado. Desde el día 20 de febrero, el Circuito Hípico del Sol se encuentra a pleno rendimiento hasta el 25 de marzo. De martes a jueves los potros participan en sus correspondientes pruebas y los jueves se celebran las internacionales con pruebas puntuables para el Gran Premio del domingo.

De viernes a domingo se celebran las competiciones en las categorías Small, Medium y Big Tour, disputándose una decena cada jornada. En total se celebran 175 pruebas que se desarrollan a lo largo de las cinco semanas, de las cuales 26 son puntuables para el Ranking FEI. La cuantía total de los premios es de 1.200.000 euros en premios.

Además del número de participantes, destaca su calidad. Aquí se dan cita los mejores jinetes del mundo, como el irlandés Bertram Allen, la francesa Penélope Leprevost, la estadounidense Laura Kraut, así como el británico John Whitaker, una leyenda viva. Entre los jinetes españoles destacan Sergio Álvarez o la primera campeona de España de saltos de obstáculos 2017, la amazona Paola Amilibia, entre otros muchos.