Imagen de El Dorado de El Palmar
Imagen de El Dorado de El Palmar - L. V.
TURISMO

El chiringuito El Dorado de El Palmar, cerrado este verano

Este famoso local, claro ejemplo de cómo una maraña administrativa puede tumbar un negocio próspero y que cuenta con numerosos apoyos

CÁDIZActualizado:

Uno de los mayores damnificados por la ordenación del territorio en El Palmar, es el conocido chiringuito El Dorado. Con años de experiencia en este destino, el establecimiento fue uno de los cerrados en agosto de 2017, cuando solo faltaban 15 días de temporada alta, porque no tenía la licencia adecuada. De hecho, no tenía esta documentación desde hacía años, pero fue en la fecha señalada cuando el Ayuntamiento de Vejer endureció su postura.

Pues bien, parece que no soplan buenos vientos para este negocio. Según informan desde el Ayuntamiento de Vejer, el escollo que no se ha podido superar para que El Dorado reabra el próximo verano es el de una norma municipal subsidiaria del año 2001 que limita la apertura de este tipo establecimientos a cien metros de distancia de otro similar. El Dorado no cumple dicha distancia mínima.

El concejal de Ordenación, Daniel Sánchez ha aclarado a este medio que desde su equipo de gobierno se planteó en 2012 una rectificación de dicha norma. «Planteamos una rectificación a través de una modificación puntual pero tuvimos un informe negativo de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y no pasó de ahí», concluye Sánchez.

Con esta premisa y el anuncio del alcalde de Vejer, José Ortiz, quien ha asegurado que no podrán abrir los establecimientos que no tengan toda la documentación en regla, El Dorado estará cerrado cuando arranque la próxima temporada alta. Ha sido imposible contactar con el dueño del local, quien ya se mostró muy afectado cuando el Ayuntamiento le obligó a cerrar antes de tiempo.

Entonces ya no se explicaba cómo el Consistorio no había encontrado la manera de subsanar una serie de trámites burocráticos que han sido contestados año tras año por una clientela que ha vendido la mejor imagen de la costa gaditana en todo el país.

Los chiringuitos se rearman

Precisamente, y con todo este enredo de El Palmar por medio, durante la semana pasada se produjo un relevo significativo en la representación de los empresarios de chiringuitos, denominada Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (AECCA).

Hasta hace unos días, la máxima responsabilidad de este colectivo ha recaído en el empresario Miguel Sánchez, propietario del chiringuito El Potito en la playa de la Victoria de Cádiz, y muy conocido en la capital gaditana. Desde el pasado 22 de febrero, fue elegido por mayoría y tras la dimisión de la ejecutiva anterior, como representante de dicha asociación José Antonio Medina, dueño del chiringuito Atenas Playa.

Medina ha iniciado su mandato con una oposición contundente a la forma de gestionar el litoral vejeriego del actual equipo de gobierno local. Entiende que el Ayuntamiento no está escuchando a todos los colectivos implicados y que no está valorando que su plan deja en la calle a unas mil personas, «sumando puestos directos e indirectos, en los chiringuitos en la arena y en otros establecimientos que llevan trabajando en El Palmar desde hace años». La elección se produjo tras la celebración de una asamblea general que contó con una nutrida representación de los 120 empresarios de chiringuitos que la componen actualmente.

«Mil empleos en peligro»

El nuevo presidente de la Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (AECCA), José Antonio Medina, es muy contundente al afirmar que el Ayuntamiento de Vejer no está considerando el gran perjuicio que ocasionará con este endurecimiento en la aplicación de las medidas urbanísticas y con la no renovación de la concesión administrativa a los establecimientos ubicados en la arena.

«El equipo de gobierno vejeriego está poniendo en riesgo mil empleos en su costa, incluyendo directos e indirectos. De entrada, han acabado con los 60 empleos de los chiringuitos en la arena, pero el alcance que tendrán las medidas en primera línea de playa será mucho peor», concluye el empresario .