Imagen de una de las últimas obras llevadas a cabo en el astillero de Cádiz
Imagen de una de las últimas obras llevadas a cabo en el astillero de Cádiz - ANTONIO VÁZQUEZ
INDUSTRIA

Carga plena en el astillero de Cádiz hasta 2021

Arranca en la factoría de la capital un carrusel de obras de cruceros que garantiza empleo para la industria auxiliar

La llegada este lunes del ‘Oasis’ para una mejora integral marca el inicio de 24 meses de actividad ininterrumpida

CÁDIZ Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La llegada el próximo lunes al astillero de Cádiz del crucero 'Oasis of the Seas', de Royal Caribbean, abre dos años de carga de trabajo ininterrumpida en la factoría de la capital. En los próximos 24 meses se repararán en las instalaciones gaditanas más de 40 cruceros, además de mercantes y los buques de la Armada Española.

La dirección de Navantia logró atar el pasado junio un contrato con la compañía Royal Caribbean para que la flota que navega por el Caribe realice sus varadas en Cádiz. El cierre temporal por obras del astillero de Bahamas, donde los barcos de la Royal pasaban sus inspecciones, ha favorecido a Navantia, que se convierte a partir de ahora en el epicentro del mantenimiento y la mejora de los cruceros de Royal Caribbean. Este movimiento ha permitido a la empresa española asegurar de una tacada 37 obras de cruceros programadas hasta el año 2021.

Al margen de este carrusel de intervenciones en cruceros de la Royal, el astillero gaditano seguirá prestando servicio a las empresas de transporte marítimo y al Ministerio de Defensa. Esta situación ha obligado a los técnicos de Navantia-Cádiz a diseñar un plan específico para absorber la demanda que se les viene encima y poder cumplir así con los plazos de entrega que marcan las navieras. Una de las medidas que se han tomado afecta directamente al astillero de Puerto Real, que servirá de complemento al de Cádiz y albergará varias obras de cruceros. De hecho, la planta puertorrealeña ya tiene asignadas en una primera fase la obra del 'Rhapsody of the Seas', entre el 28 de octubre y el 10 de noviembre próximos, y del 'Celebrity Silhouette', que ocupará el dique entre enero y febrero del año que viene.

El astillero gaditano ha preparado también sus instalaciones para albergar un importante trasiego de personal y contenedores durante los próximos dos años. La primera etapa de actuaciones, que arranca este lunes con la entrada del 'Oasis', preve la reparación de nueve cruceros, un portacontenedores y dos fragatas de la Armada. Este primer plan se ha diseñado para cubrir las necesidades hasta marzo del próximo año.

Más de 40 cruceros, al margen de los trabajos cotidianos con la Armada y mercantes, pasarán por Navantia en la Bahía

El 'Oasis', uno de los mayores cruceros del mundo, vuelve a Cádiz para una profunda mejora tras ser reparado en la Bahía el pasado mayo a raíz del accidente ocurrido en el astillero de Bahamas, donde una de las grúas del dique flotante cayó a plomo sobre una de sus cubiertas. La factoría gaditana reconstruyó en un tiempo récord la estructura del crucero, lo que ha permitido a la compañía aprovechar la temporada alta de verano. Ahora regresa a Cádiz para una intervención de casi dos meses. Llegará el 23 de septiembre y se marchará el 10 de noviembre. La obra dará empleo a más de 2.000 personas de las que 800 pertenecen a Navantia y a la industria auxiliar, mientras que el resto forman parte de las subcontratas que trae Royal Caribbean.

La mejora del crucero consiste en la instalación de dos estabilizadores, mantenimiento de los sistemas de propulsión, intervención en cuatro hélices, pintura y la colocación de una chimenea. Además, se cambiarán los balcones interiores de los camarotes y está prevista una reconversión de la zona acuática con la ampliación de los toboganes.

Este barco pertenece a la serie Oasis de la Royal que se caracteriza por ser de los más modernos de la flota. Fue botado en 2008 y tiene capacidad para 6.400 pasajeros, además de 2.100 de tripulación. Su eslora es de 361 metros.

La factoría gaditana derivará a Puerto Real varias intervenciones para cumplir con las entregas

Navantia-Cádiz se ha convertido en un referente mundial en la reforma y mantenimiento de grandes cruceros. La compañía pública cambió su rumbo en 2009 ante la ausencia de contratos de construcción naval. Fue entonces cuando diversificó su negocio y amplió la oferta hacia la reparación de cruceros y la obra offshore.

El astillero gaditano compatibilizará la carga de la Royal con su trabajo cotidiano y su actividad como astillero de mantenimiento de los cuatro destructores de la Royal Navy con base en Rota. El 25 de septiembre entrará también en las instalaciones de la capital la fragata 'Victoria' de la Armada para una varada técnica y en febrero del año que viene le tocará el turno a la 'Navarra'.

El programa de intervenciones de esta primera fase recoge también la obra de un portacontenedores, que ocupará el dique flotante de la factoría a partir del 14 de octubre y, seguidamente, llegarán el 'Wind Surf', un crucero de la compañía Windstar Cruise, y el 'Horizon', de Pullmantur. Ambos estarán en el astillero gaditano durante el mes de noviembre, que coincidirán con el 'Marella Discovery', de la Tui, que ocupará el dique cuatro de la factoría.

La previsión de Navantia en esta primera fase de actuaciones alcanza hasta marzo del próximo año. El 'Freedom of the Seas' será el primer crucero de 2020 en las instalaciones de la capital. Llegará el 28 de enero. Otros dos barcos estarán en la Bahía durante el mes de marzo. Se trata del 'Carnival Victory', que llegará al astillero de Puerto Real el 2 de marzo, y del 'Allure', que estará en la factoría de Cádiz a partir del 16 de marzo.