La cara y la cruz del nuevo Gobierno

De la estabilidad de los acuerdos de PP y Vox a los recortes del PSOE y la pérdida de derechos de Podemos. Así afrontan el futuro algunos gaditanos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La diversidad de opiniones y reacciones entre votantes de los diferentes partidos políticos es una evidencia. En una época donde la política coquetea con el populismo y las fake news, y las redes sociales son el escenario diario del debate político, cinco gaditanos que votaron distinto el 2 de diciembre comparten sus deseos y temores de cara a los próximos cuatro años. Para Juan Carlos (PP), su deseo es que «Cádiz se convierta en una de las principales provincias de España» en indicadores de desempleo, sanidad y educación. Jorge (PSOE), le desea «lo mejor» a Moreno Bonilla y «que no sea tan fiero el lobo como lo han pintado». «Está ahí porque el pueblo ha hablado, aunque solo se haya expresado la mitad del pueblo». El deseo de Lola Campos (Cs) se eleva a «la mejora de la sociedad y que baje el desempleo». El deseo de Sara (Podemos) es «que se favorezca la mayoría social» y el de Pedro (Vox), más pragmático: «Que los acuerdos se cumplan».

En el reverso del nuevo paisaje sociopolítico en la comunidad andaluza, y en Cádiz, también se alojan temores. El mayor (y único)temor de Juan Carlos es a una «oposición radical» y a roces entre Cs y Vox. Pedro teme lo mismo pero con consecuencias peores: «Mi temor es que se rompan los pactos y eso provoque una vuelta a las elecciones y posibilite una vuelta del PSOE al gobierno de Andalucía».

No tengo temor, tengo ilusión

Jorge, socialista «de siempre», teme a los recortes, sobre todo en educación y sanidad, «las cosas que puede temer una persona de izquierdas en este momento». Algo similar dibuja el temor de Sara, que tras votar a Adelante Andalucía ahora ve posible -y teme- «que perdamos derechos importantes por los que ha luchado mucho la gente más mayor, sobre en avances relacionados con el feminismo o la Memoria Democrática». Lola, que apoyó al partido de Rivera, es la única que no teme a nada. «No tengo temores, tengo ilusión». Tampoco a retrocesos en derechos, como a puntan los partidos de izquierda: «Estando Cs en el gobierno y en la toma de decisiones no va a haber ningún tipo de retrocesos en ninguna política social».