El chalet donde vivía el principal implicado.
SUCESOS

Caen en El Puerto dos de los principales cultivadores de marihuana de la provincia

Padre e hijo han sido detenidos por la Policía y se les han intervenido valiosos bienes además de una instalación en un chalet con más de dos mil plantas

Actualizado:

La Policía Nacional sigue adelante con los diferentes operativos puestos en marcha para plantarle cara al cultivo de marihuana que se ha extendido considerablemente por toda la provincia, principalmente la zona de la Bahía, Jerez y la Costa Noroeste, donde además se ha detectado que algunos viejos conocidos dedicados al tráfico de hachís se han ‘pasado’ a la plantación y venta de cannabis.

Pues bien, un padre y un hijo han sido dos de los últimos en caer tras las investigaciones que ha realizado el Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional de la Comisaría de El Puerto. Según los investigadores, estas dos personas están consideradas los mayores cultivadores de marihuana de la zona, sobre todo el joven, conocido como Pikuti.

En los registros efectuados se les han intervenido 2.200 plantas que estaban a punto de ser recolectadas además de unos 30 kilos de cogollos que iban a ser enviados al extranjero donde se eleva considerablemente el precio de esta droga. También se han decomisado 42.200 euros en metálico.

Segùn fuentes consultadas, el hijo, de tan solo 28 años, tenía un gran nivel de vida. Con dos chalets, uno en El Puerto y otro en Sanlúcar, y varios vehículos de alta gama a su nombre.

La instalación donde cultivaban la marihuana estaba dotada de una sofisticada maquinaria para su mantenimiento. Llamó la atención por ejemplo que a la infraestructura habitual de aires, humidificadores, etc… le habían añadido unos focos especiales que incluso imitaban el amanecer y la puesta de sol para favorecer todo ello el crecimiento de las cosechas.

Así mismo la instalación contaba con equipos de ventilación, filtros y uuna climatización de más de 15000 frigorías -con un consumo aproximado de 50.000w- . Además tenían humidificadores y una gran cantidad de fertilizantes y elementos especializados en el tratamiento y manipulación de la droga entre los que se encontraban maquinas peladoras de cogollos industriales.

Mientras el principal investigado, alias 'Pikuti’, se encontraba detenido en la vivienda de Sanlúcar donde se realizaba uno de los registros tuvo derecho a comunicarse vía telefónica con una tercera persona, en este caso la llamada realizada fue a su padre. Le pidió que se personara en ese chalet, si bien este decidió ir hacia el de El Puerto (ubicado en un diseminado de la carretera de Sanlúcar). Allí creía que podría estar seguro. Sin embargo, fue sorprendido por los agentes que se encontraban custodiando esta vivienda llevando más de 40.000 euros en una bolsa de plástico. Los policías lo detuvieron en ese mismo momento.

Una vez finalizado el atestado policial, los dos detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en El Puerto de Santa María, cuyo titular decretó el ingreso en prisión y sin fianza para los dos investigados.