SUCESOS

Cae una banda que traficaba con tabaco de contrabando desde Cádiz a Sevilla

La Guardia Civil detiene a seis personas que distribuían gran cantidad de cajetillas procedentes de Gibraltar en la capital hispalense

Actualizado:

La cadena del contrabando de tabaco ilegal también está compuesta, como otro tipo de tráficos ilícitos, por diferentes eslabones que hacen que las cajetillas que salen de manera irregular desde el Peñón se distribuyan y vendan después por cientos de comercios de la provincia de Cádiz. Y también por fuera de ella. La prueba es una de las últimas operaciones que han realizado agentes de la Guardia Civil de Jerez que ha culminado con la detención de hasta seis personas acusadas de contrabando y la incautación de más de 15.000 cajetillas que hubieran tenido un valor de 67.000 euros.

Fuentes de la investigación aseguran que el nivel de actividad de este grupo era altísimo, llegando a distribuir por Sevilla pedidos semanales de entre 3.500 y 5.000 cajetillas de este tabaco sin precinto. Según las pesquisas realizadas, la banda trabajaba directamente con contrabandistas que sacaban la mercancía por diferentes medios del Peñón y ya les surtían a estos 'distribuidores' directamente en los domicilios donde ocultaban las cajas.

La operación, denominada 'Nicotine', arrancó cuando guardias civiles del destacamento de tráfico incautaron en un control 4.000 cajetillas de tabaco ilegal que iban ocultas en un coche y que llevaba un vecino de Los Barrios. Esta persona tenía numerosos antecedentes por hechos similares.

Los agentes continuaron entonces la investigación para conocer de dónde y quiénes estarían participando de este tráfico ilegal. Las gestiones que se realizaron comenzaron a dar sus frutos. Al parecer, el tabaco interceptado, no estaría destinado a abastecer a diversas negocios ilícitos como es más habitual, sino que en este caso se trataría de un único destinatario, que además tenía un volumen de ventas muy amplio y que se dedicaría tanto a la venta de paquetes mano a mano, como a surtir directamente a otros vendedores.

Tirando así del hilo la operación dirigió a los investigadores hasta Sevilla. Concretamente dos confiterías desde donde se realizaba la venta de tabaco, además de la de dulces, ya fuera por paquetes, desde el interior del establecimiento, como en cantidades superiores, desde domicilios cercanos, a donde los compradores se trasladaban tras contactar en el establecimiento.

Las vigilancias que realizaron les ayudó a poner cara a todas las personas que estarían beneficiándose de ese contrabando. Dos parejas con vínculos familiares.

Tras tener en su mano toda estas sospechas, se solicitó al juzgado la entrada y registros de los puntos de venta. Tanto los comercios como los domicilios, donde encontraron numerosas cajetillas. Una vez detenidos los dos hombres y las dos mujeres, se procedió a la inspección de las dos confiterías que regentaban, encontrando también diversas cantidades de tabaco de contrabando para la venta por paquetes. En total se incautaron 11.412 cajetillas de distintas marcas comerciales, con un valor de 50.635 euros.

Del estudio de la documentación y los seguimientos, se procedió a la detención de una sexta persona, hermano del primer arrestado, que transportaba el tabaco que dio inicio a la operación, el cual el día de la incautación realizaba funciones de «lanzadera» para su hermano, es decir, circulaba por delante del coche cargado de tabaco, mientras estaba enlazado por teléfono, con la función de alertar de una posible presencia policial en la ruta seguida.

Todos los detenidos, como presuntos autores de los delitos de contrabando de tabaco y pertenencia a organización criminal, han quedado a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de los de Jerez de la Frontera, quien ha decretado la libertad con cargos para todos ellos. Todo el tabaco intervenido ha quedado a disposición de la Delegación provincial de aduanas e impuestos especiales.