INDUSTRIA

El astillero de Puerto Real convoca a la plantilla a una asamblea

El comité ha analizado este martes la situación de posible inactividad que se avecina y el viernes elevará a los trabajadores un calendario de movilizaciones para votar el martes

La dirección de Navantia, por su parte, garantiza la carga de trabajo en la factoría

CÁDIZActualizado:

Las espadas siguen en alto en el astillero de Puerto Real. Los representantes del comité de empresa de la factoría han mantenido este martes una reunión para analizar la situación de futuro de la planta ante la ausencia de carga de trabajo a partir de la próxima primavera. El comité elevará el viernes a los trabajadores un calendario de movilizaciones que se debatirá el martes en asamblea. Cabe recordar que este comité tiene un preaviso de huelga que se ejecutará una vez que los trabajadores decidan.

Por su parte, fuentes oficiales de Navantia han garantizado la carga de trabajo en este astillero asegurando que hay tres programas navales activos. Se trata, por un lado, la construcción del cuarto petrolero, por otro, del inicio en septiembre de la obra de una plataforma eólica y, por último, del corte de chapa de algunos bloques de las corbetas saudíes. Las mismas fuentes han insistido en que la dirección comercial de Navantia sigue trabajando en la firma de nuevos acuerdos.

El astillero puertorrealeño se encuentra en una complicada situación a corto y medio plazo si Navantia no logra nuevos contratos de obra. El tercer petrolero de la serie Suezmax que se entregó hace dos semanas al grupo vasco Ibaizabal, el 'Monte Urquiola', ha abandonado este martes el muelle del astillero para cumplir con su trabajo de transporte de crudo a las órdenes de la compañía Total. Navantia tiene previsto entregar el cuarto y último buque de esta serie, el 'Monte Ulía', entre abril y mayo. A partir de entonces, la factoría verá reducida su actividad considerablemente. Lo único que tiene anotado en el calendario de obras es su participación en el corte de chapa de las corbetas saudíes que se construyen en San Fernando y el arranque de un nuevo proyecto eólico, en este caso, para la noruega Statoil. Precisamente, la construcción de esta plataforma comenzará en septiembre y dará empleo a unas 350 personas.

Este es el panorama al que se enfrenta el astillero de Puerto Real a corto plazo. LA VOZ ha podido saber que el nuevo director de Navantia en la Bahía de Cádiz, Javier Herrador, mantuvo también un contacto con los representantes de la factoría de Puerto Real. Fuentes consultadas por este medio han señalado que no hay noticias sobre el proyecto para la construcción en la Bahía de secciones de cruceros. Como se recordará el astillero francés de l’Atlantique planteó la posibilidad de delegar carga de trabajo en otros astilleros con el fin de poder cumplir sus compromisos de entrega. Ante esta situación, el equipo técnico de Navantia planteó una oferta de colaboración con el astillero francés con el ánimo de ejecutar en Puerto Real la sección de fondo de uno de los cruceros que tiene previsto construir. La dirección del astillero francés se comprometió en dar una respuesta antes de final de 2018 y luego la aplazó a enero. El comité de empresa, ante el silencio de la empresa y la demora que acumula la respuesta, da por perdido este supuesto contrato, que hubiera permitido a Puerto Real quince meses de carga de trabajo.

Tampoco pinta bien para el astillero la previsión en cuanto a obra militar se refiere. El anterior gobierno fijó en el Plan Industrial, que se firmó el pasado 20 de diciembre, ´las necesidades de la Armada española a corto plazo y, entre ellas, al margen de las nuevas fragatas F-110, incluyó la construcción del tercer BAM y de un buque de logístico de transporte militar. Tanto el BAM como el ferry se iban a construir en Puerto real, pero el Gobierno socialista no ha incluido en los presupuestos de 2019 ni un euro para estos buques a excepción de las fragatas. Esta decisión conecta al astillero gaditano a buscar con urgencia carga de trabajo en otros frentes de la industria naval.