Imagen tomada este jueves. El agua ha cubierto los 830 metros de trazado del túnel en el suelo del astillero de Cádiz
Imagen tomada este jueves. El agua ha cubierto los 830 metros de trazado del túnel en el suelo del astillero de Cádiz - LA VOZ
PUERTO DE CÁDIZ

El agua acaba por engullir el túnel de la nueva terminal de contenedores

La Autoridad Portuaria sacará otro concurso público con un nuevo proyecto de obra para arreglar el subterráneo

La construcción quedó paralizada hace meses por las filtraciones, pero las últimas lluvias han terminado por inundar todo el acceso

CÁDIZActualizado:

Los problemas surgidos en la obra del túnel que lleva a la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz han obligado a cambiar de planes. Pese al contratiempo, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) prevé que la citada plataforma logística se encuentre operativa en el horizonte de 2020-2021.

Una de las actuaciones complementarias que fueron proyectadas para dar servicio a la terminal portuaria fue la construcción de un túnel en los terrenos del astillero de Cádiz con el objetivo de favorecer el tráfico de camiones. No hay que olvidar que la terminal se construyó en el dique de Levante ganando terreno al mar, lo que obligó a Navantia a facilitar una servidumbre de paso, ya que el suelo del astillero es la única vía de comunicación posible para llegar a la nueva plataforma. Ante esta situación se optó por un paso rodado subterráneo de 830 metros de longitud desde las inmediaciones de la glorieta del parque de Bomberos hasta del umbral de la nueva terminal.

La autoridad Portuaria adjudicó este proyecto a la empresa Vías y Construcciones SA en octubre de 2014 por 24 millones de euros y un plazo de ejecución de 17 meses, sin embargo, los problemas surgieron cuando la empresa tenía construido el 70% del túnel. Fue entonces cuando apareció una gran chapa de acero en uno de las zonas afectadas por el trazado, que impedía continuar con el desarrollo de la obra. Más tarde, las paredes interiores del túnel empezaron a filtrar agua. La empresa adjudicataria presentó entonces un nuevo pliego de obra con un incremento de presupuesto, lo que llevó a la APBC a rescindir a mediados del pasado año el contrato. Desde entonces, la obra del túnel se encuentra paralizada y las filtraciones han terminado por inundar la totalidad del subterráneo. Las lluvias de las dos últimas semanas han rematado el desastre anegando toda la zona de obras cubriendo la cavidad del túnel.

La Autoridad Portuaria recaba más datos sobre los fallos de construcción para sacar un nuevo concurso

Este contratiempo ha obligado a activar un plan alternativo para lograr que la inauguración de la nueva terminal no sufra más retrasos. La Autoridad Portuaria recaba datos sobre los defectos de la obra y en breve sacará otro concurso público para adjudicar el arreglo del subterráneo a una constructora distinta a Vías y Construcciones SA. Todo apunta a que el túnel no estará en servicio hasta dentro de dos años. Esta situación impediría al Puerto de Cádiz cumplir con el plazo de apertura de la terminal chocando con los intereses de Concasa, la empresa que se hizo el pasado febrero con la gestión de esta nueva plataforma logística. Cabe recordar que Concasa prevé la apertura de la terminal para finales de 2020, lo que implicaría el traslado de los contenedores del muelle Reina Sofía al nuevo centro logístico.

Concasa mantiene la inversión

El fiasco del subterráneo ha llevado a la Autoridad Portuaria a negociar con Navantia un plan B. Así, el astillero de Cádiz cedería durante el tiempo que dure el arreglo del túnel parte de otros terrenos para facilitar el paso de vehículos. LA VOZ ha podido confirmar que Navantia no ha puesto pegas a la solicitud y facilitará el paso de camiones por la carretera interior del astillero.

Por su parte, la empresa que explota la actual terminal de contenedores y que se ha hecho con la gestión de la nueva plataforma, Concasa, sigue adelante con su plan de inversiones. De hecho, el pasado noviembre puso en servicio una nueva grúa, la cuarta, diseñada para facilitar las operaciones de carga y descarga en los grandes buques portacontenedores. Se trata de una grúa del tipo Post-Panamax de 43 metros de altura y con una capacidad de izado de 45 toneladas, capaz de realizar operaciones de carga y descarga a 42 metros de distancia de la línea de atraque.

Concasa, Compañía Gaditana de Contenedores SA, es una sociedad de logística portuaria fundada en 1974. Desde entonces, es la titular de sucesivas concesiones administrativas para la explotación de la actual terminal de Cádiz, en el muelle Reina Sofía. La última negociación se llevó a cabo en 2015, donde la compañía logró una ampliación del contrato hasta 2023 de esta concesión, pero en febrero de este año logró la concesión de la nueva terminal.

Navantia facilitará el acceso rodado en superficie por el astillero mientras duren las obras de arreglo

La actual plataforma de mercancías del puerto de Cádiz ocupa once hectáreas de suelo portuario, cuenta con unos 400 metros lineales de muelle de atraque y su calado es de once metros. Estas cifras se quedan cortas si las comparamos con la nueva terminal de mercancías que se ha construido en el extremo del puerto: cuenta con 20 hectáreas de terreno ganados al mar, 598 metros de línea de atraque y 16 metros de calado.

La nueva terminal de contenedores es la joya de la corona del puerto gaditano. La incógnita sobre su financiación quedó despejada a mediados de 2015 y ratificada en julio de 2016 cuando la UE liberó los 60 millones de euros procedentes de los fondos Feder para sufragar parte de la obra. Al mismo tiempo autorizó el préstamo de otros 60 millones de euros, firmados en 2011 entre la entonces vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Magdalena Álvarez, y la Autoridad Portuaria.