Un centro de salud del casco histórico de Cádiz
Sanidad

Las agendas de Atención Primaria se limitarán a treinta pacientes al día con cita previa

El consejero de Salud y Familias presenta un Plan de Accesibilidad para mejorar Primaria

CádizActualizado:

La Junta de Andalucía, a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), impulsará nuevas medidas para mejorar el acceso a los centros de Atención Primaria y desarrollar una «reforma real» de este nivel asistencial. Este nuevo Plan de Accesibilidad a Primaria ha sido presentado hoy a los sindicatos en la Mesa Sectorial y se sustentará en tres líneas principales de actuación, que son la desburocratización, la mejora en la gestión de agendas y el triaje (o clasificación de los casos) para identificar citas no demorables.

En un acto celebrado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha anunciado estas medidas al tiempo que ha reconocido el trabajo de los profesionales de la sanidad pública andaluza con la entrega del sello de calidad de su departamento al personal sanitario que ha concluido su proceso de certificación con la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, entidad de la Consejería que trabaja en el impulso y desarrollo del modelo de calidad en el ámbito de la salud. A

guirre ha aprovechado la celebración del Día Nacional de la Atención Primaria para poner en valor este nivel asistencial y dar las claves de las políticas de la Junta de Andalucía para revitalizarlo. Para el titular de Salud y Familias «la Atención Primaria debe ser el eje del sistema: queremos una atención primaria fuerte porque es la forma de tener un hospital que no está colapsado». Así, ha explicado que la apuesta del Gobierno andaluz pasa por «dotar a la Atención Primaria de una mayor capacidad de resolución para que sirva de filtro, resuelva y alivie a la atención hospitalaria».

Las medidas del Plan de Accesibilidad presentado hoy se basan en la reorganización de los tiempos y de las funciones de los profesionales para lograr mejorar la atención a los ciudadanos. Entre ellas, Aguirre ha querido destacar que «las agendas se limitarán a treinta pacientes al día con cita previa», la mitad del número de citas a las que se llegaba en ocasiones hasta ahora. Con estas mejoras, Salud y Familias «responde a la petición demandada por los profesionales de aumentar el tiempo que pueden dedicar a los pacientes en consulta», ha señalado el consejero, que ha añadido que «además se facilitará la formación de los profesionales, ya que se incluirá en su agenda tiempo para formación y se eliminarán los trámites administrativos que actualmente realiza el personal relacionados con certificados de asistencia y de incapacidad temporal».

A las treinta citas de agenda se sumarán, como hasta ahora, las que provengan de programas de salud específicos, las revisiones, los avisos a domicilio y las consultas a domicilio. El Plan irá acompañado también de acciones de información y comunicación a la población con el objetivo de que todos sean partícipes del cambio.

«Debemos desburocratizar y humanizar la Atención Primaria. Tenemos como objetivo conseguir que el médico pueda disponer del tiempo suficiente para ver a cada paciente», ha señalado el consejero antes de expresar que «el objetivo es que la Atención Primaria esté de forma efectiva interconectada a los Servicios Sociales Comunitarios para potenciar el autocuidado del paciente crónico, la interconexión entre niveles asistenciales a través de las nuevas tecnologías; y anticiparnos a la agudización de enfermedades aplicando una correcta acción preventiva».

Jesús Aguirre ha recordado también que otro objetivo de esta legislatura es incrementar el presupuesto destinado a la Atención Primara, «al menos hasta alcanzar el 20% del presupuesto sanitario total, cuatro puntos por encima de la actualidad» e implementar medidas para hacer frente al déficit de profesionales en Primaria.

Acreditación de profesionales

Aguirre ha realizado estas declaraciones durante el acto del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba en el que ha puesto de manifiesto la calidad del trabajo de los profesionales sanitarios y su búsqueda de la excelencia en la atención que prestan a los pacientes en los distintos niveles asistenciales.

Un total de 1.344 profesionales de la sanidad pública de Andalucía que prestan servicio en atención primaria, atención hospitalaria, emergencias y centros de transfusiones han sido objeto de reconocimiento público por parte de la Consejería de Salud y Familias. Estos profesionales -763 facultativos, 544 enfermeras, 33 fisioterapeutas y 4 terapeutas ocupacionales- han concluido con éxito su proceso de acreditación de competencias en los años 2017 y 2018.

Entre los 1.344 profesionales acreditados, 150 desarrollan su trabajo en centros asistenciales de la provincia de Almería; 105 de la provincia de Cádiz; 141 de la de Córdoba; 166 de Granada; 39 de Huelva; 127 de Jaén; 309 de Málaga; y 307 de Sevilla. Asimismo, 284 trabajan en el ámbito de la atención primaria, 1.038 en la atención hospitalaria, 19 en las emergencias y 3 en centros de transfusión sanguínea. Además, de ellos, 734 han obtenido la acreditación en nivel avanzado, 482 en nivel experto y 128 en nivel excelente, los tres niveles de calidad que se pueden conseguir.

En representación de estos profesionales han acudido hoy al acto celebrado en Córdoba casi dos centenares de ellos de todas las provincias andaluzas, entre los que se encontraban María Linarejos Torrecillas, enfermera de hospitalización en el Hospital San Agustín de Linares, y Ernesto Sánchez, urólogo en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, ambos acreditados en nivel excelente, que han contado su experiencia durante el proceso de acreditación y sus consecuencias en su práctica profesional.

El proceso de acreditación de competencias se realiza a través del modelo de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) y se basa en la práctica real del profesional, reconociendo sus logros en el ejercicio diario de su profesión. A través de esta acreditación, trabajadores sanitarios de diferentes ámbitos de actuación pueden poner de manifiesto su buen hacer en base a estándares de calidad, determinados por la evidencia científica y el consenso de expertos de distintas especialidades.

Más del 49% de estos profesionales ha vuelto a acreditar sus competencias y que un 24% ha conseguido alcanzar un mayor nivel de acreditación, lo que indica el grado de superación de los profesionales sanitarios que optan por este proceso, convirtiéndose esto en una garantía para la asistencia y en un valor para la sanidad pública andaluza.

En la actualidad, 24.163 profesionales se encuentran inmersos en el proceso de acreditación y, entre ellos, 9.445 han conseguido la certificación de la ACSA, una cifra que indica la consolidación de la acreditación de competencias como una herramienta para la mejora continua de los profesionales sanitarios y de la asistencia que prestan.

Programa de Acreditación de Competencias Profesionales

El programa de acreditación de competencias profesionales, impulsado por la Consejería de Salud y Familias, pretende estimular a los profesionales sanitarios en la búsqueda de la calidad de la atención que proporcionan diariamente a los ciudadanos, analizando sus competencias, presentando evidencias de sus tareas en el ámbito asistencial, organizativo e investigador.

Este programa de acreditación pretende observar y reconocer en qué forma la atención sanitaria que prestan los profesionales responde al modelo de calidad del sistema sanitario público en relación a diez criterios: orientación al ciudadano, promoción de la salud, atención al individuo y la familia, gestión por procesos, trabajo en equipo, actitud de progreso y mejora continua, compromiso con la docencia y con la investigación, uso eficiente de los recursos y orientación a resultados.

Los criterios se recogen en los manuales que guían el proceso de acreditación. En la actualidad existen 81 manuales de competencias de distintos ámbitos de actuación profesional, en cuya redacción y posterior revisión han colaborado más de 600 profesionales y representantes de más de 60 sociedades científicas, reunidos en comités técnicos asesores, lo que permite que estas publicaciones se adapten a la realidad diaria del ejercicio profesional.