Una de las terrrazas de los establecimientos de Cádiz, llenos de clientes.
Urbanismo

La Zancada denuncia el aumento de las terrazas ilegales en las calles de Cádiz

La asociación de peatones solicita la actuación del Consistorio antes de que se apruebe la Ordenanza

CádizActualizado:

La Asociación de peatones La Zancada ha denunciado la proliferación de terrazas ilegales en distintos establecimientos hosteleros de la capital gaditana y ha solicitado al Ayuntamiento de Cádiz su actuación de forma inmediata. La entidad asegura que se está incumpliendo de forma sistemática las condiciones mínimas de accesibilidad universal y no discriminación y ha instado a los responsables municipales a tomar medidas antes de que se apruebe la Ordenanza Municipal de terrazas.

«El procedimiento de elaboración y aprobación de la nueva ordenanza reguladora de terrazas en la vía pública no puede ser una excusa para la inacción. Independientemente de que se apruebe o no una nueva ordenanza, La Asociación gaditana de peatones La Zancada recuerda al equipo de gobierno y a los técnicos municipales que a ellos corresponde la potestad de hacer cumplir la normativa vigente en materia de ocupación del espacio público y accesibilidad universal», denunciaron desde la entidad.

Como fundamento legal para que el Ayuntamiento tome medidas efectivas de protección a los minusválidos, desde la Zancada expusieron que la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y su inclusión social recogía el ya pasado 4 de diciembre de 2017 como límite temporal máximo para cumplir las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación en todos los espacios públicos urbanizados y edificaciones.

Por otro lado, desde la asociación también se ha instado al Ayuntamiento de Cádiz a que sancione a aquellos empresarios que no cumplan con la normativa vigente. «El incumplimiento de las normas sobre accesibilidad universal y no discriminación está considerado en dicha ley como falta grave o muy grave, y la mínima sanción que establece es de 30.001 euros. Existe, por tanto, normativa suficiente y potestad sancionadora para que el Ayuntamiento pueda actuar ya contra la grave vulneración de derechos que la ocupación del espacio público por terrazas y veladores está provocando en la ciudad de Cádiz», han señalado.

«El descontrolado aumento de terrazas y cartelería no autorizadas obstaculiza de modo genérico la movilidad peatonal, especialmente la de las personas mayores o las que tienen bebés a su cuidado. Esta ocupación sin freno del espacio común conlleva, además, la inadmisible mercantilización de nuestros lugares de encuentro y estancia», añadieron desde el colectivo, que volvieron a reivindicar la aprobación de la Ordenanza reguladora de las terrazas.

«Nos sigue pareciendo fundamental que todos los partidos apoyen unánimemente la nueva ordenanza, máxime tras el alto grado de consenso alcanzado entre los colectivos que participamos en su elaboración. Aunque la nueva ordenanza sea un buen instrumento para proteger derechos ciudadanos y dar seguridad jurídica a los hosteleros, la aplicación de la normativa estatal y autonómica en materia de accesibilidad por parte del Ayuntamiento no puede admitir ya más demora», han apostillado.