Protesta de vecinos durante un pleno en el Ayuntamiento.
Protesta de vecinos durante un pleno en el Ayuntamiento. - LA VOZ
PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Vecinos de Cádiz abandonan el foro de participación auspiciado por Podemos

María Romay lamenta que representantes de la Federación 5 de abril se levantaran de este proceso participativo calificando su actitud de «incomprensible»

CÁDIZActualizado:

La relación entre el movimiento vecinal y el Ayuntamiento vuelve a estar en sus horas más bajas. Y es que se ha abierto una nueva brecha entre la Federación de vecinos 5 de abril y el equipo de Gobierno a cuenta de la adaptación del reglamento de Participación Ciudadana a la Ley aprobada recientemente en el Parlamento.

Lo que para los primeros debe suponer una tan solo una leve actualización del reglamento en vigor, elaborado por esta entidad y aprobado hace ahora un año con los votos en contra del Gobierno local al considerar que no representaba a todo el tejido asociativo de la ciudad; para los segundos se trata de una reforma que implica modificaciones y la redacción de un nuevo documento.

Los vecinos, que acudieron a la primera de las cuatro jornadas previstas en el foro convocado por el equipo de Gobierno en la Casa de Iberoamérica, abandonaron el proceso asegurando que «aunque respetamos la intención del equipo de Gobierno de cumplir con la normativa andaluza, eso no quita para que se parta como base del documento que ya existe sin necesidad de elaborar uno nuevo», apunta Francisco Gómez desde la Federación 5 de abril.

Así, desde esta entidad se va a enviar un escrito al alcalde de la ciudad, José María González Santos, para que se cree una comisión en la que se debata exclusivamente sobre la actualización y adaptación del documento en vigor a la nueva Ley de Participación Ciudadana andaluza.

Asimismo, Francisco Gómez manifiesta que si no se aceptara esta propuesta por parte del primer edil gaditano, se procedería a presentar alegaciones al nuevo reglamento que se eleve a pleno en el caso de que se apruebe.

Por su parte, la concejal de Participación Ciudadana, María Romay, lamentó ayer los hechos calificando la actitud de Federación 5 de abril de «incomprensible».

La edil de Podemos señaló además que «se fueron del proceso alegando que se negaban a hacer un documento nuevo del reglamento cuando ya la propia convocatoria de estos foros exponía la necesidad y la obligatoriedad de adaptar todos los documentos a la nueva ley andaluza».

Romay recordó que en todo proceso participativo «se abre un debate para incorporar los cambios y el documento resultante será el que se lleve al pleno para su aprobación. De no ser así estaríamos engañando a la ciudadanía y no estaríamos cumpliendo con la Ley».

Incorporación al proceso

La responsable municipal de Participación Ciudadana insistió en que «no queremos pensar que la Federación 5 de abril quiera hacer un proceso falso, donde se conozcan antes las conclusiones que el propio desarrollo del documento». Por ello, confían en que se vuelvan a incorporar a este proceso, «que sean democráticos y acepten el resultado final».

Respecto al desarrollo de la primera jornada, Romay destacó la implicación de los diferentes colectivos y asociaciones «para sentar las bases de un nuevo reglamento de participación ciudadana acorde al marco establecido por la nueva ley andaluza y que implica la modificación de los reglamentos vigentes de los municipios andaluces».

La edil aseguró además que en esta sesión «visibilizamos e hicimos un análisis común del movimiento participativo así como de los elementos en sí que se destinan a ello». Romay señaló que «es importante saber de qué punto partimos, saber cuáles son nuestras debilidades y fortalezas para saber a dónde queremos llegar y establecer un camino común».

La coperativa Enreda es la encargada de pilotar este proceso, siendo la misma que ha dinamizado el reglamento de la Diputación de Cádiz y los que han dirigido el proceso participativo iniciado por la Junta de Andalucía.