El rector de la UCA y la consejera de Igualdad firman el convenio
El rector de la UCA y la consejera de Igualdad firman el convenio - L. V.
UNIVERSIDAD

La UCA desarrollará dos proyectos de Igualdad de género en Guatemala y Marruecos

En el país americano se crearán asignaturas específicas en esta materia y en territorio marroquí se introducirá a 30 emprendedoras en el uso de nuevas tecnologías, entre otros ambiciosos objetivos

LA VOZ
CÁDIZActualizado:

El rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, y la consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, han firmado hoy en el Rectorado un convenio de colaboración para llevar a cabo dos proyectos universitarios de cooperación internacional al desarrollo en Guatemala y Marruecos.

Se enmarcan dentro delPrograma de Colaboración Específico entre la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Universidad para el periodo 2015/2017. 'La Universidad como sujeto transformador de la realidad social en materia de Igualdad de Género' se denomina el proyecto que la UCA y la Universidad de San Carlos desarrollan en Guatemala y 'Género, tecnología e innovación' se titula el liderado por las universidades Abdelmaleek Essâadi y de Cádiz en Marruecos.

González Mazo ha agradecido, en primer lugar, «la confianza que vuelve a depositar la Junta de Andalucía en la UCA a la hora de liderar y coordinar proyectos de cooperación con universidades de otros países, de otros continentes» y, en segundo, el trabajo realizado por el Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios, la Dirección General de Relaciones Internacionales, el servicio de Extensión Cultural, la Unidad de Igualdad y el Aula Universitaria del Estrecho de la Universidad de Cádiz.

Por su parte, Sánchez Rubio ha destacado el papel de las universidades andaluzas como agentes de cooperación internacional al desarrollo, «fomentan un gran número de valores, como la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres, la generación pública de conocimiento, así como también contribuir a los procesos de desarrollo y la promoción de la sensibilización y la educación para el desarrollo».

La consejera ha recordado que «en Andalucía seguimos apostando, a pesar de la asfixia presupuestaria, por la erradicación de la pobreza y la consolidación de procesos encaminados a asegurar un desarrollo humano sostenible, incidiendo, en línea con nuestro Estatuto de Autonomía, en la defensa de los derechos humanos y la promoción de la paz y los valores democráticos en América Latina, el Mediterráneo y el conjunto de África».

Los dos convenios, dotados con casi 250.000 euros en total, comparten un mismo denominador común: «el profundo calado social de su ámbito de intervención: la igualdad de género y la mejora de la calidad de vida de las mujeres en Guatemala o Marruecos en donde la formación les da la libertad y calidad en ese ámbito fundamental», ha añadido el rector.

La Universidad de Cádiz tiene un compromiso social, debe ser el «germen que transfiera no solo conocimiento dedicado a una innovación empresarial o a crear empleo, sino también a proporcionar una formación en un proyecto de cooperación».

El proyecto de Guatemala, con un presupuesto de 166.599,38 euros en 12 meses de ejecución, tiene planificado el desarrollo de estructuras de investigación y formación que permitan a la Universidad de San Carlos con la colaboración de la institución gaditana liderar procesos de cambio en materia de género a través de planes de estudio y de asignaturas específicas, la creación de una Unidad de Igualdad y de una Red Latinoamericana de Investigación y Transferencia de Estudios de Género.

Por otro lado, en Marruecos, con un presupuesto de 83.398,40 euros y también en un año de plazo, se reforzarán las líneas de trabajo para el acceso universal de la mujer a todo el ciclo de enseñanza, la eliminación de discriminación contra la mujer y la mejora de condiciones para la creación de empleo.

Entre los resultados previstos, UCA y Abdelmalek Essâadi esperan capacitar – con el apoyo de la Asociación de Mujeres Empresarias de Marruecos – a 30 empresarias y estudiantes de la zona de Tetuán en el uso de las nuevas tecnologías y también como agentes de desarrollo local, así como transferir conocimientos y habilidades a comunidades de desarrollo local.